www.diariohispaniola.com

escritura

Los nombres de las festividades, como el del Día de la Restauración, se escriben con mayúscula inicial en todas sus palabras significativas y sin comillas ni cursivas.

Los nombres latinos utilizados para designar las especies y subespecies de plantas se escriben en cursiva y con mayúscula inicial solo en la primera palabra, explica Fundéu Guzmán Ariza.

Cuando menos es la expresión correcta para indicar ‘por lo menos, como mínimo’, y no cuanto menos.

Por Enrique Arias Vega

No es que no haya temas sobre los que tratar. Al contrario. La actualidad es riquísima en asuntos a los que sacarle punta. Lo malo es que según lo que digas incurres en la neoinquisición de lo políticamente correcto y andas pisando, como quien dice, un campo de minas lingüístico.

Términos como conjunto, atuendo, modelo o vestimenta son alternativas en español preferibles a la voz inglesa outfit.

Se describen los usos principales de las comillas y se ofrecen algunas claves para el uso correcto de este signo ortográfico doble.

Con motivo de las fiestas navideñas, y antes de la pausa hasta enero de 2022, se repasa la escritura adecuada de términos relacionados con estas festividades.

La respuesta parece sumamente fácil. Pero ¿demuestran lo mismo nuestras acciones cotidianas?

La expresión polvo del Sahara solo lleva mayúscula inicial en el último término (Sahara), que es el nombre propio de un lugar.

La expresión latina ipso facto, que significa ‘por el hecho mismo, inmediatamente, en el acto’, debe escribirse con espacio intermedio, en minúscula y en cursivas.

El sustantivo "bacanal", con el que se alude a cualquier fiesta o actividad que se lleve a cabo con excesos, es femenino, por lo que resulta inadecuado su empleo como masculino, explica Fundéu Guzmán Ariza.

La voz anglolatina momentum tiene alternativas en español como impulso, ímpetu, ventaja, oportunidado ritmo de aceleración, entre otras y en función del contexto.

Las formas hayamos (del verbo haber) y hallamos (de hallar) no significan lo mismo, por lo que resulta inapropiado emplearlas indistintamente.

La locución "per cápita" y su variante gráfica "percápita", en una sola palabra, con el significado de 'por cabeza, por cada individuo', se escriben en redonda y con tilde, explica hoy Fundéu Guzmán Ariza.

El complemento del verbo convencer, que expresa aquello que se ha llegado a aceptar o en lo que se cree, va precedido siempre de la preposición de.