www.diariohispaniola.com
Basta con ver estas cifras para saber que esto sigue siendo un asunto que debemos asumir con seriedad. ¿Cuándo van a entender que esto no es un relajo?
Basta con ver estas cifras para saber que esto sigue siendo un asunto que debemos asumir con seriedad. ¿Cuándo van a entender que esto no es un relajo? (Foto: Cortesía)

El toque de queda acabó, pero el COVID sigue en la calle

Me niego a pensar que somos incapaces de actuar a favor de lo que es mejor para nuestra salud. Siempre he apostado por qué la idiosincrasia de los dominicanos no se puede definir o encasillar en el comportamiento ignorante de un grupito. Pero también confieso que, en ocasiones, el optimismo para defender ese ideal, me falla.

Santo Domingo.- Nos quejamos de la crisis, el manejo del Gobierno ante la pandemia, de que la información que se ofrece sobre las estadísticas de los casos de COVID-19 no son 100% confiables, de la corrupción en cuanto al manejo de los fondos de emergencia, de que las elecciones han eclipsado el tema la pandemia en el país y de que los verdaderos casos saldrán a la luz después del tan esperado 5 de julio… En fin, quejas y más quejas.

Pero entonces, al momento de hacer conciencia y tomar la responsabilidad que TODOS tenemos como ciudadanos, un grupo de inconscientes da la espalda y toma el tema a “chercha” porque después de tanto encierro, lo mejor es salir a la calle porque –oficialmente- el toque de queda acabó y hay que “celebrar la libertad”. ¡Cuánta ignorancia!

Los vídeos que circularon el domingo en las redes sobre las fiestas improvisadas en las calles de los principales barrios del país son una vergüenza. Da rabia e impotencia ver como esos que se hacen llamar adultos, actúan como niños ante un momento tan difícil. Porque, si bien es cierto que no estamos en el peor lugar entre los países que han sido atacados por la pandemia, tampoco avanzamos demasiado como para asegurar que estaremos bien con la reapertura total de las labores comunes.

Desde febrero, los números han mantenido el alza. En los últimos 10 días, las cifras de nuevos infectados varía entre los 400 y los casi 900 por día. Al día de hoy, más de 33, 300 personas han sido atacadas por el virus y más 754 han perdido la vida. A nivel regional, el mayor porcentaje de los casos se concentra entre Santo Domingo y el Distrito Nacional, siendo los barrios de mayor densidad poblacional, los más vulnerables al contagio.

Basta con ver estas cifras para saber que esto sigue siendo un asunto que debemos asumir con seriedad. ¿Cuándo van a entender que esto no es un relajo? Quieren que se acabe el proceso pero no aportan en lo que se necesita para controlarlo. No logro comprender por qué no terminan de entender que si ponemos solo un poquito de nuestra parte y nos unimos como sociedad, sobrellevar la convivencia con el virus será más fácil para todos.

En lo personal, admito que me cansa reiterar en lo mismo cuando me dirijo a personas adultas. Entiendo que cada quien es dueño de su propio destino y conoce las consecuencias de su accionar. Pero en este caso, siento la responsabilidad de utilizar los medios que tengo a mi alcance para generar un despertar, o al menos intentarlo hasta conseguir mi objetivo.

Sigo manteniendo la esperanza de causar el efecto de las gotas sobre las piedras, que poco a poco, al caer en el mismo lugar logra dejar su huella sobre la roca. El tema del coronavirus, indiscutiblemente, no va a parar por ahora. Sólo tenemos que seguir unas cuantas reglas en lo que encuentran la vacuna.

Según algunas publicaciones especializadas en el tema, a la fecha existen casi 150 proyectos en diferentes fases de desarrollo enfocados en encontrar la vacuna y algunos posibles tratamientos. Mientras tanto, dejemos los encuentros masivos en la calle, las fiestas improvisadas, las salidas sin protección y quedémonos en casa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios