www.diariohispaniola.com

Covid

El presidente dominicano, Luis Abinader, arriba este lunes a sus primeros 100 días en el poder empeñado en reducir el contagio por coronavirus y en relanzar la economía de mayor crecimiento de América Latina hasta que la pandemia se expandió por el país en marzo pasado.

En los días actuales, especialmente durante el aislamiento social, debido a la presencia peligrosa del coronavirus, la humanidad despertó de su sueño profundo: empezó a oír los gritos de la Tierra y los gritos de los pobres, y la necesidad de cuidarnos unos a otros y también a la naturaleza y a la Madre Tierra. De pronto nos dimos cuenta de que el virus no vino del aire y no puede ser pensado en forma aislada, sino dentro de su contexto: vino de la naturaleza. Es la respuesta de la Madre Tierra al antropoceno y el necroceno, es decir, a la destrucción sistemática de vidas, debida a la agresión del proceso industrialista, en una palabra, al capitalismo globalizado. Este avanzó sobre la naturaleza, deforestando miles de hectáreas en el Amazonas, en el Congo y en otros lugares donde se encuentran las selvas y bosques húmedos. Esto destruyó el hábitat de cientos y cientos de virus que se encontraban en los animales e incluso en los árboles. Saltaron a otros animales y de éstos a nosotros.

La pandemia ha cambiado la forma de vivir, las relaciones sociales y la necesidad de mantener un vínculo diferente con el medio ambiente. Los arquitectos lo saben y proyectan ya, como es el caso de Vicente Guallart, las viviendas de la era pos-COVID-19.

Milka Hernández, directora de Promoción Nacional del Ministerio de Turismo, ve de forma positiva el reinicio de esta actividad con las estrictas medidas de seguridad establecidas en consenso con el Ministerio de Salud y ASONAHORES para evitar el contagio de la COVID-19. Lo mismo opinan Ernesto Veloz, Genaro Benítez y Ruddy Pérez, quienes están vinculados a la industria.

La República Dominicana, que el próximo domingo celebra elecciones, registró 951 contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas, un nuevo récord diario desde que se detectó en marzo la presencia del coronavirus en el país, que ha afectado 35.148 personas, informó este viernes el Ministerio de Salud.

La Compañía lanzó hoy en República Dominicana el cortometraje que rinde tributo a los héroes anónimos de la primera línea contra el COVID-19.

Realizar consultas médicas de manera virtual no es algo nuevo, es una tendencia de amplio crecimiento, sobre todo en estos últimos meses debido a los cambios que han surgido con las medidas de distanciamiento social establecidas a nivel nacional e internacional para frenar al coronavirus.

  • 1

El sistema educativo de la República Dominicana no representa un ejemplo ante otras naciones del mundo. Si analizamos las estadísticas nos encontramos entre los últimos puestos en comparación con otros países de la región. Si a esto le sumamos los cambios a los que el sector debe adaptarse tras la llegada del covid-19, tenemos un enorme desafío que superar.

Volver al ritmo de la cotidianidad en medio de la actual pandemia, no ha sido una tarea fácil. Han pasado más de cinco meses desde la llegada del Covid-19 al país y aún el país no termina de adaptarse a las nuevas normas de convivencia que como sociedad debemos asumir.

El papa Francisco celebró hoy la tregua global por la pandemia del coronavirus solicitada por la ONU y pidió que "se implemente de manera efectiva y rápida para el bien de las personas que sufren".

Me niego a pensar que somos incapaces de actuar a favor de lo que es mejor para nuestra salud. Siempre he apostado por qué la idiosincrasia de los dominicanos no se puede definir o encasillar en el comportamiento ignorante de un grupito. Pero también confieso que, en ocasiones, el optimismo para defender ese ideal, me falla.

El Gobierno anunció este lunes que conformó un Consejo Internacional de Asesores de Emergencia y Gestión Sanitaria para el combate del COVID-19, del que formarán parte académicos de universidades de varios países, así como un par de entidades también internacionales.