www.diariohispaniola.com
Honduras vive momentos de mucha tensión protestas callejeras contra un supuesto fraude.
Ampliar
Honduras vive momentos de mucha tensión protestas callejeras contra un supuesto fraude.

Protestas y llamados a la calma en Honduras mientras avanza conteo de votos

Por Agencia EFE
jueves 30 de noviembre de 2017, 09:52h
El recuento electoral en Honduras achicó hoy la distancia entre el presidente y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández, y el opositor Salvador Nasralla, ambos autoproclamados vencedores, en medio de protestas callejeras contra un supuesto fraude y también llamados a la calma.

Tegucigalpa, Honduras.- Por primera vez desde que se dio el primer boletín de resultados, la madrugada del lunes, Hernández superó este miércoles por apenas décimas a Nasralla: 42,21 % para el aspirante a la reelección y 42,11 % para el presentador de televisión y candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, escrutadas 82,89 % de las mesas.



Nasralla, que había liderado hasta por 5 puntos el conteo, atribuyó el avance de Hernández a una supuesta manipulación de dos magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) quienes habrían comenzado a alimentar la página web del ente con actas de mesas de regiones del interior del país en las que ganó el gobernante, para aparentar que será el vencedor de los comicios.



Según Nasralla, cuando sean introducidas las actas que faltan y que equivalen al 17,11 %, la situación se revertirá nuevamente y los votos serán a su favor como nuevo presidente electo de Honduras.

 La tensión ha marcado el ambiente en Honduras desde el pasado domingo, cuando a falta de información del TSE tanto Nasralla como Hernández se proclamaron vencedores en las elecciones, una posición que ambos mantienen y ha generado temores en algunos sectores de que la situación, hasta ahora controlada, se desborde.



Este miércoles, dirigentes y simpatizantes de la Alianza de Oposición, que tilda de ilegal la aspiración de Hernández de reelegirse, se manifestaron en Tegucigalpa para expresar apoyo a su candidato y exigir al TSE que agilice el conteo de los votos.

 La Constitución de Honduras prohíbe la reelección presidencial, pero un fallo judicial de 2015 dejó abierta esa posibilidad.

 Llamados a defender la victoria, gritos de fraude o el tradicional fuera JOH (Juan Orlando Hernández), se escucharon durante la marcha opositora, que culminó sin incidentes.



Estamos pendientes del conteo del Tribunal, ya que los datos nos favorecen contundentemente, dijo a periodistas Rafael Alegría, diputado del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), que integra la Alianza de Oposición y coordina el derrocado expresidente hondureño Manuel Zelaya.

Alegría enfatizó que las movilizaciones han sido pacíficas, pero advirtió que si el Tribunal Electoral manipula los resultados de los comicios podrían registrarse disturbios en el país.



El titular del Comité Central del gobernante Partido Nacional, Reinaldo Sánchez, denunció por su parte este miércoles que hay intereses nacionales e internacionales que quieren alterar la voluntad expresada por los hondureños en las urnas.

 Para evitar más caos en Honduras, el presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, Alberto Solórzano, solicitó a las autoridades extender hasta el próximo lunes un decreto que restringe el porte de arma en el país.

 Señaló que Honduras vive momentos de mucha tensión por lo lento que el TSE ha difundido los resultados de las elecciones, e indicó que los políticos tienen un gran peso de responsabilidad por incitar el desorden y confrontación entre sus simpatizantes.



En ese contexto, el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), Jorge Quiroga, aseguró en una rueda de prensa que Hernández y Nasralla firmaron, cada uno por separado, una declaración en la que se comprometieron a esperar con calma el escrutinio y aceptar los resultados.



Por su parte, la jefa de la Misión de Observación Electoral de la UE, la eurodiputada Marisa Matías, aseguró este miércoles que la misión de la UE no tiene dificultades para observar el escrutinio, y lamentó, como ya lo hizo el martes, la lentitud en la entrega de información oficial sobre los resultados de los comicios.



Para el sociólogo y analista hondureño Eugenio Sosa, los cuestionados resultados que ha ofrecido el TSE han agitado el fantasma del fraude electoral, por lo que considera necesario una auditoría internacional.

Lo que podría salvar la situación es una auditoría internacional, no observadores, pactada, que revise todo el proceso y dé fe de que se contaron las actas correctas, dijo Sosa a EFE.



El analista pidió al TSE que garantice que los resultados son el reflejo de la voluntad popular porque, de lo contrario, podría ocurrir una crisis de mayores dimensiones y una movilización ciudadana y de los partidos políticos no aceptando el resultado.

 Algunas instituciones educativas privadas, que iniciaron sus clases en agosto pasado, están anunciando que este jueves y quizás el viernes no abrirán ante eventuales hechos violentos. EFE


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios