www.diariohispaniola.com
Cuentos de Navidad
Ampliar
Cuentos de Navidad (Foto: Fuente externa)

El tañido de las campanas (1844)

Subtítulo: Cuentos de Navidad de Charles Dickens (2 de 4)

Por Redacción Diario Hispaniola

Santo Domingo.- Tras la publicación de Canción de Navidad (1843), la petición del público por leer otro cuento de Dickens inspiró al escritor a crear “El tañido de las campanas”.

En esta ocasión, la historia habla de los de duendes de unas campanas que tocaron la salida de un año y la entrada de uno nuevo.

Resumen

-

LOS PERSONAJES

TOBY VECK: Personaje principal. Un recadero. Hombre pequeño, delgado, de buen corazón, considerado. Está decepcionado de la naturaleza humana, la considera ingrata y maliciosa, pues él es un hombre de gran nobleza.

MARGARET VECK: Personaje secundario. Hija de Tobby Veck. Se parece a su padre, es de muy buen corazón y gran nobleza.

RICHARD: Personaje secundario. Un agraciado herrero, de buen aspecto y buen carácter. Novio de Meg.

WILLIAM FERN: Personaje secundario. Un hombre pobre y honrado a quien se le ha dado una mala reputación.

LILLIAN FERN: Personaje secundario. Hija del hermano de Will Fern.

REGIDOR CUTE: Personaje secundario. Hombre que se enorgullece de su carácter práctico y soberbio

EL PRIMER CUARTO

En lo alto de la aguja de una vieja iglesia, muy por encima de las luces y murmullos de la ciudad y muy por debajo de las nubes que pasan volando y le dan sombra, es el lugar más salvaje y lúgubre. En la cima moraban unas campanas muy viejas, bautizadas hace siglos por obispos. Eran campanas demasiado recias para depender del capricho del viento, además porque luchando valientemente contra él, vertían sus alegres notas para un oído que escuchara, de manera real. Eran tan misteriosas, oídas a menudo y nunca vistas; tan altas, tan distantes, tan llenas de una melodía tan profundamente poderosas que Toby, también conocido como Trotty por su forma de caminar al paso de trote, las miraba con temor reverencial y algunas veces, tenía cierta confianza de ver a alguien allá arriba que le hacía señas para que subiera. Por todo ello, Toby rechazó desdeñosamente cierto rumor que circulaba referente a que las campanas estaban hechizadas. Hay veces que Toby cree que las campanas le dicen que se mantenga animado. Toby Veck era muy pobre y se ganaba la vida llevando mensajes, recados y cartas de un lugar a otro. Siendo un hombre débil, pequeño, delgado, era un verdadero Hércules, pues tenía una fe absoluta de que era capaz de cargar o llevar cualquier cosa que el hombre pudiera levantar.

Su hija Meg lo visita con una canasta llena de comida para comer y festejar su futuro matrimonio. Aunque son pobres, ella y su novio, ya llevan tres años juntos y quieren unirse para el Año Nuevo. Al poco teimpo llegó Richard, un joven bien parecido, de buena estructura y vigoroso.

Padre e hija se sentaron en la entrada de la casa del regidor Cute para comer. Cuando éste, junto con Filer, salió, Cute se comió el resto de la comida de Trotty y entre él y Filer se dedicaron a humillarlo al decir que no deben de tener derechos terrenales a los negocios o a nacer. Asimismo, juzgaban mal las intenciones de su hija para casarse, advirtiendo que será abandonada, quedará pobre y desolada y Richard la trataría muy mal. Finalmente el regidor le encargó a Toby que llevara una carta y Filer, sugirió que se le pagara poco.

Toby, al marcharse, pensaba en sí mismo que todos somos malos por naturaleza y no tenemos nada qué hacer en este mundo.

SEGUNDO CUARTO

Toby fue presuroso a casa de Joseph Bowley, miembro del parlamento, quien vivía en el gran distrito de la ciudad. Fue a entregar la carta personalmente. Joseph Bowley hablaba de la importancia de saldar las cuentas antes de la entrada del nuevo año. La carta de Cute le avisaba, que con su consentimiento, aboliría a William fern por dormir en un cobertizo, ser pobre y ser arrestado. La esposa de Bowley apoyaba la idea de Cute porque en alguna ocasión, ella trataba de hacer que la gente cantara animosamente para trabajar y él, quien pensaba que el método para sobrevivir no era cantando, se negó a hacerlo. Por tanto, Sir Bowley apoya la petición de Cute y le cuestiona a Trotty si él ya había saldado sus cuentas también. Trotty, tímidamente, contesta que no lo ha hecho porque ha sido muy dura la vida. Sir Bowley se siente indignado por ello y lo despide con la respuesta a la carta de Cute.

De regreso de su encargo, Toby se topó con William Fern (hombre atezado, musculoso, de aspectyo de campesino, con el cabello moteado de gris y una tosca barbilla) quien llevaba en brazos a la hija de su hermano de 9 años. Toby le advirtió que no fuera con Cute, quien tenía la intención de encarcelarlo, y en su lugar, le ofreció su humilde morada para pasar el año nuevo y resguardarse del frío.

Toby vivía en una pequeña caballeriza junto con su hija Meg, allí instalaron a sus invitados, les ideron de cenar y la pequeña niña se encariñó con la buena Meg. Toby se puso a ver el periódico y observó una trágica noticia acerca de una madre sin recursos que asesinó a sus hijos y se suicidó a raíz de la desesperación. Trotty lo consideraba inhumano, abominable y volvía a su inicial postura de que todos eran malos por naturaleza. En ese instante, escuchó que las campanas de la iglesia le decían: “Toby Veck, ven a vernos, arrástrate hasta nosotras, persíguele y dale caza, interrúmpele su sueños”

Toby decidió subir al campanario de la iglesia, pese a que creía que la puerta de entrada estaría cerrada, pero ésta estaba entreabierta. Toby no sabía si subir o conseguir una luz, pero su valor lo motivó a entrar en la completa oscuridad. En su trayecto a la cima sentía la presencia fantasmal de un hombre, pero entre más se acercaba a las campanas, la sensación iba desapareciendo. Al llegar al final se desmayó.

TERCER CUARTO

Cuando Toby despertó tuvo una visión de duendes, saltando, volando, cayendo, saliendo a chorros de las campanas sin cesar. Los vio feos, agraciados, tullidos, exquisitamente formados, jóvenes, viejos, buenos, bondadosos, crueles, alegres, taciturnos; danzando y cantando, arrancándose los cabellos y aullando. Les vio en el interior de las casas atareados junto a las camas de los durmientes, gritando en sus oídos, tocando la más suave música, calmando sus sueños, alegrando a unos con cantos de aves, proyectando horribles caras sobre el turbado descanso de otros, desde espejos encantados que llevaban en la mano.

Al fin se desvanecieron todos y la torre silenciosa. Trotty vio entonces, una figura con barba del tamaño de las campanas al lado de cada una de éstas. Figuras graves, misteriosas, sombrías y espantosas. No se apoyaban en nada, sostenidas en el aire de la noche de la Torre con sus cabezas envueltas y encubiertas por una caperuza. Trotty no se podía mover y de haberlo logrado se hubiera aventado al precipicio. Los espíritus de las campanas le decían que aquel que diera la espalda a su propia raza, hace mal al cielo, al hombre, al tiempo y a la eternidad.

De pronto, Toby pudo ver abajo y divisó su propia figura en el piso, aplastada. Los espíritus le dijeron que había muerto hace 9 años. El espectro de la sobrina de Will Fern apareció ante él como su guía y se transportaron a casa de Meg, quien hermosa aún, se veía triste y desesperanzada. Platicaba con Lillian (sobrina de Will Fern con 9 años más) quien deseaba que Meg fuera alegre nuevamente. De pronto desapareció su guía y el espectro de Trotty estuvo divagando en la fiesta de Sir Joseph Bowley en honor al nacimiento de su hija en año nuevo, Lady Bowley. Allí se encontraba el regidor Cute y Fish, quienes hablaron acerca del suicidio de Deedles, un hombre importante de negocios. El festejo fue interrumpido por la abrupta entrada de Will Fern, quien alegaba que las autoridades, en lugar de encerrarlo a él y a los de su especia en la cárcel por cualquier razón injusta, debían otorgarle las condiciones para mejorar, pues él ha tratado de superarse con el trabajo pero nunca le dan oportunidades. Cuando se levantaron para sacarlo de la casa, Trotty volvió a tener ante sus ojos a Meg, sola y más triste. Richard llamó a la puerta, mucho más viejo y acabado, para entregarle dinero que le enviaba Lillian, pero Meg le pidió que se lo regresara. De pronto llegó Lillian, quien se arrodilló ante Meg y le pidió que permaneciera a su lado y su perdón. A partir de ese momento, volvió a aparecer el espectro de la niña, diciéndole a Toby que se marchara.

EL ÚLTIMO CUARTO

Ahora Toby estaba en la tienda de la Sra. Chickenstalker quien se había casado con el que era mozo de Sir Bowley, Tugby. Chickenstalker comentaba la desgracia por la que pasaba la pobre Meg, pues a raíz de la muerte de su padre en el campanario, ella no se casó con Richard como lo habían planeado, ahora Richard estaba enfermo a punto de morir y ella acababa de dar a luz a una niña. Richard se dio a la bebida, al ocio, a las malas compañías; perdió su buen aspecto, su salud, su buen carácter, su vigor, sus amigos, todo. Él estuvo hundiéndose más y más y Meg soportando suficientes miserias, pero se casaron después de que Lillian le dijo a Richard que regresara con Meg. Los malos hábitos de Richard no desaparecieron y Meg, entre la niña y su marido, no tuvo más tiempo para hacer su trabajo y apenas lograban sobrevivir, no obstante, falleció Richard y Meg quedó completamente desolada.

El señor Tugby echó de la casa a Meg y a su hijita y ella, en su desesperación, se dirigió al Río. Trotty les rogaba a los fantasmas que la detuvieran en su desesperanza, gritaba que había aprendido la lección al haber juzgado a la mujer del periódico. Suplicaba a los espíritus de las campanas que la ayudaran.

De pronto, Trotty despertó en su casa de un largo sueño. Él lloraba, se reía y volvía a llorar de alegría. Meg estaba a su lado cosiendo los listones para su traje de bodas y Richard, esperando poder darle a Meg el primer beso del año nuevo. Al sonar de las campanas, la pequeña Lillian salió de la habitación con su tío Will, quien agradeció a Trotty su ayuda. Este último le prometió su amistad por siempre. La Sra. Chikenstalker también fue a casa de Trotty para felicitar a Meg por su boda. Todos festejaron, bailaron y disfrutaron de la dicha que les traía este nuevo año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios