www.diariohispaniola.com
El expresidente de Chile, Salvador Allende.
Ampliar
El expresidente de Chile, Salvador Allende. (Foto: EFE/Archivo)

El triunfo de la vía socialista de Allende cumple 50 años en un Chile agitado

sábado 05 de septiembre de 2020, 09:07h
El triunfo electoral del chileno Salvador Allende (1908-1973) cumple este viernes 50 años en medio de un país agitado en el que el estallido de las protestas en octubre de 2019 abrieron las "grandes alamedas" para la ciudadanía, tal y como el exmandatario auguró antes de su muerte.

Santiago de Chile.- La "Vía Chilena al Socialismo" que promovió Allende se desmarcó de los totalitarismos de Rusia y China y el 4 de septiembre de 1970 lo convirtió en el primer marxista del mundo occidental que llegaba al poder a través de las urnas.

Como candidato de la Unión Popular, coalición de izquierdas dominada por el Partido Socialista y el Comunista, Allende propugnó un la construcción de un Estado Popular y una economía planificada, en gran parte estatizada, pero su programa, y su persona, acabaron de manera trágica tres años después con el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 de Augusto Pinochet.

Cincuenta años después, y pese a los esfuerzos del régimen militar por erradicar la doctrina marxista del país, su figura aún traspasa fronteras y la izquierda chilena lo recuerda como uno de los presidentes más importantes de su historia y valora los principios inspiradores de su Gobierno popular.

"SIGUE VIGENTE"

El presidente del Partido Socialista, el senador Álvaro Elizalde, dijo a Efe que "las reformas estructurales que impulsó (Allende) tuvieron una efecto muy significativo" y en algunos casos aún siguen vigentes, tales como la profundización de la reforma agraria y la nacionalización del cobre.

"Los principios que inspiraron ese proceso histórico siguen vigentes, más aún cuando Chile continúa siendo una sociedad profundamente desigual", expresó Elizalde. Para el senador, el Chile que votó por Allende hace 50 años y el actual, que el año pasado salió a la calle a protestar contra la desigualdad del país, representan "momentos históricos distintos" pero mantienen "elementos comunes".

"Allende afirmó, en sus últimas palabras, que se abrirían las grandes alamedas para el pueblo de Chile. Las movilizaciones sociales del año pasado dan cuenta precisamente de un empoderamiento de la ciudadanía que exige cambios estructurales contra las desigualdades y los abusos", aseguró Elizalde.

Según dijo a Efe una de las tres las hijas del expresidente, la senadora socialista Isabel Allende Bussi, algunos de los cambios que hoy pide la ciudadanía hubieran sido una realidad si el Gobierno de su padre hubiera continuado. "Pienso que si no se hubiera producido el golpe de Estado de 1973, probablemente tendríamos un país que habría avanzado en mayor igualdad y en políticas públicas que generaran no sólo una expansión en el acceso a los distintos servicios, sino también en una mejor calidad de vida para todos y todas", reflexionó la senadora Allende.

"Si ello (el golpe militar) no hubiera sucedido, posiblemente habríamos avanzado sustantivamente en las políticas sociales de salud, educación, vivienda y empleo", continuó la parlamentaria.

UNA EXPERIENCIA QUE PUDO HABER DISPUESTO OTRO ESCENARIO MUNDIAL

En plena Guerra Fría, Chile, tal como la mayor parte de América Latina, estaba bajo la fuerte influencia política de Estados Unidos y "en ese contexto, el surgimiento de una experiencia a la vez democrática y socialista, como la de Allende, de haber sido exitosa, habría podido incidir en un nuevo escenario mundial".

Así lo dijo a Efe Alfredo Riquelme, doctor en Historia de la Universidad de Valencia y profesor titular del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien abundó que de esa manera lo previó el Gobierno estadounidense, que llegó a temer la réplica de proyectos similares al de Allende en otros países occidentales democráticos y con partidos de izquierda, como Francia e Italia".

De acuerdo a las leyes vigentes en Chile hace medio siglo, a Allende le correspondían seis años de Gobierno pero su mandato ni siquiera pudo completar los tres años despues de que, el 11 de septiembre de 1973, tanques militares llegaron hasta el Palacio de La Moneda, iniciando el golpe de Estado.

Alrededor del mediodía, a los tanques del Ejército se sumaron los aviones de la Fuerza Aérea de Chile, que dispararon cohetes contra el palacio de Gobierno. La imagen, transmitida en blanco y negro, del ataque se transformaría en parte de los registros audiovisuales más icónicos de Chile.

Era cuestión de minutos que los militares ingresaran al despacho donde se encontraba Allende y unos minutos más para que se confirmara su muerte. Pese a que la forma en que murió estuvo siempre rodeada de polémica, en 2014 la Corte Suprema de Chile dictaminó que Allende se suicidó durante el ataque al Palacio de La Moneda y que no hubo participación de terceros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios