www.diariohispaniola.com
Miguel Vargas y Danilo
Ampliar
Miguel Vargas y Danilo

Firma del pacto abre expectativas: ¿Coalición invencible o gigante con pies de barro?

lunes 07 de septiembre de 2015, 14:56h
Para la tarde de este lunes 7 de septiembre está anunciada la firma de lo que ha sido definido como un acuerdo histórico entre el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Santo Domingo.- El pacto será rubricado el presidente de la República, Danilo Medina, por el PLD, y Miguel Vargas, presidente del PRD. A 42 años de la fundación del PLD como una escisión del PLD y de una lucha enconada a lo largo de este período, estas dos fuerzas políticas pactan una alianza en lo que es considerado como un vuelco espectacular en la política dominicana. Dos hechos fundamentales están detrás de este entendimiento sin precedentes.

El primero de ellos es la decisión del presidente Medina de propiciar una reforma constitucional para poder presentar su candidatura para un segundo mandato. El otro, el debilitamiento del PRD con la partida de muchos de sus principales dirigentes para fundar un nuevo partido, el Revolucionario Moderno (PRM). Para lograr la modificación constitucional el presidente Medina necesitaba los votos de la bancada de diputados del PRD. Los diputados perredeístas votaron por dicha modificación.

El presidente Medina ofreció en intercambio su apoyo para la reelección de todos estos legisladores y la designación de dirigentes del PRD en posiciones en el gobierno. Debilitado por la partida de los dirigentes y miembros que lo dejaron para formar el PRM, el PRD consideró como la mejor la opción apoyar el gobierno de quienes habían sido sus sempiternos adversarios.

Después de haber derrotado la oposición interna en el seno de su partido, representada por el ex presidente Leonel Fernández, el presidente Medina está a las puertas de constituir lo que se considera la más amplia coalición política en la historia dominicana. Aparte del respaldo que le brinda un conjunto de organizaciones políticas minoritarias que ocupan posiciones menores en el tren gubernamental, el PLD apresta a firmar otro pacto con el Partido Revolucionario Social Cristiano (PRSC), fundado por Joaquín Balaguer, presidente de la República por más de veinte años. Para sus partidarios y para muchos observadores políticos, el amplio acuerdo político permite la constitución de una coalición invencible. Esta no es la opinión de todos.

Los disidentes del PRD, organizados en el Partido Revolucionario Moderno, están montando la campaña del economista Luis Abinader y constituyendo una alianza de partidos para apoyarlo, la Convergencia por un Mejor País, con la esperanza de derrotar en las urnas al presidente Medina. El sociólogo y dirigente político Max Puig, presidente de la Alianza por la Democracia (APD), expresa un juicio categórico.

Señala que la alianza de los partidos tradicionales de la política dominicana que está siendo armada desde el gobierno por el presidente Medina es “un gigante con los pies de barro” y que este se desmoronará como resultado de sus propias contradicciones. Hasta ahora los principales conflictos tienen como punto de partida la decisión del presidente Medina de apoyar la reelección de todos los legisladores que votaron a favor de la reforma constitucional que le permitirá repostularse.

El hecho de que todos los senadores y cerca del 80 por ciento de los diputados sean respaldados en sus propósitos reeleccionistas está provocando los más diversos conflictos al interior de la nueva coalición amplia de gobierno. Para el coordinador del agrupamiento cívico Participación Ciudadana, Cándido Mercedes, el proceso en curso es la expresión de un grave deterioro de la democracia en la República Dominicana. A su juicio, “el quebranto moral” ha conducido a “la patrimonialización del Estado”, al punto que “ya no sabemos si estamos en un Estado de Derecho”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios