www.diariohispaniola.com
Josefina Adames.
Ampliar
Josefina Adames. (Foto: Cortesía)

Josefina Adames, una mujer que hizo de su tragedia un ejemplo de vida

Por Margarita Mendoza
miércoles 26 de mayo de 2021, 23:18h
Hace 14 años Josefina Adames fue tocada por un acontecimiento que significó un antes y un después en la vida de su familia.
Josefina Adames.
Ampliar
Josefina Adames. (Foto: Cortesía)
Josefina Adames con sus hijos
Ampliar
Josefina Adames con sus hijos (Foto: Cortesía)
Un incendio en el que ella y su esposo se vieron involucrados, su esposo falleció y ella obtuvo fuertes lesiones en su cuerpo.

Ella nos cuenta que ha librado grandes batallas, desde levantarse en medio de un momento tan doloroso y motivar a sus hijos a seguir adelante estando ambos muy jóvenes.

Deja en claro que se refugió en Dios y en profesionales de la salud mental, para tener un cambio de actitud.

Ve la vida desde el punto de la gratitud. Cada cicatriz que tiene en su cuerpo la percibe como medallas ganadas. El cuerpo perfecto es el que lleva una mujer feliz.

Se emociona al expresar que todo lo que nos sucede, bueno o malo, es para nuestro bien.

Su fe en Dios la ha llevado a creer que esperar para ver cuáles son sus propósitos y su razón, le han hecho ver que "Cada tormenta se le acaba el agua, aceptar, fluir y fortalecernos con la fé en Dios, pues él nos quita, pero siempre nos da”. La vida es vivir cada día, priorizando los acontecimientos de hoy.

Deja bien en alto que se siente muy orgullosa de sus 2 hijos. Han sido su mejor apoyo en su vida y su mayor razón para vivir.

Tiene dos hijos, Jean Carlos y Mariel.

Jean Carlos, el mayor, tiene 30 años, es Ingeniero Industrial que labora en la actualidad para Centro Cuesta Nacional.

Su hija Mariel tiene 24 años, Administradora Aeronáutica en términos de una Administración Hotelera en Apec quien también labora en una empresa local.

Le preguntamos qué ¿Cómo aconsejas tú que sea la relación padres-hijos?

“Lo más importante es la comunicación. Estar conectados en lo personal. Ponernos en sus zapatos, recordar cómo éramos a su edad y reconocer sus prioridades para que los hechos a los cuales se les presenten en la vida lo sepan manejar de forma digna y con valores. Inculcarles el amor a Dios y al prójimo.”

Para concluir nos hace la siguiente reflexión: "Si hubiera tenido que elegir quienes fueran mis hijos escogería a Jean Carlos y Mariel, pues son mi mayor tesoro."



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios