www.diariohispaniola.com

Códices y enigmas del Descubrimiento de América (Seis)

Juan de la Cosa.
Juan de la Cosa. (Foto: Fuente externa)

Últimos misterios para la entrega final

Sexta entrega

lunes 19 de octubre de 2020, 13:04h
El caso Juan de la Cosa.

Según una carta parece que la reina Isabel tenía grandes desconfianzas hacia Colón y su proyecto náutico. Ignacio Merino en libro titulado “La ruta de las estrellas” habla sobre un personaje poco estudiado: el marino Juan de la Cosa, al que generalmente sólo se conoce por ser autor de un mapa, el primero que aparece del Continente Americano (después del de Piri Reis).

Merino publica en su libro una carta autógrafa nada menos que de la Reina Isabel en la que se dirige no a Colón sino Juan de la Cosa, en un tono de mucha confianza, diciéndole en un párrafo revelador: “que vos seáis mi consentido, mi oído en Portugal y el ojo de Castilla en la mar Océana, micer Juan, es cosa que sólo debemos saber vos y yo…”.

Juan de la Cosa, a quien se le citaba como el mejor piloto de las expediciones colombinas, tuvo un papel destacado en el primer y el segundo viaje de Cristóbal Colón a las Antillas. En 1499 participó como piloto mayor en la expedición de Alonso de Ojeda a las costas del continente sudamericano. Al regresar a Andalucía dibujó su famoso mapamundi. Como comandante hizo varios viajes a las tierras del Nuevo Mundo por encango especial de la Corona. En 1509 emprendió la que sería su última expedición, de nuevo junto a Ojeda, para tomar posesión de las costas de la actual Colombia. La Cosa murió en un enfrentamiento armado con indígenas.

Cuando la Santa María naufragó, Colón lo culpó a él, a quien hasta acusó de haber huido. No obstante, luego del suceso, de la Cosa fue recompensado por los Reyes Católicos. Se piensa que cuestionamientos y desgracia de Colón, guardan estrechas realación con informes de Juan de la Cosa. Se asegura que esa era su misión principal y para la cual fue declarado por la reina… “el ojo de Castilla en la mar Océana.”

El asunto de los restos de Colón:


Tumba de Colón
El 20 de mayo de 1506, Día de Ascensión, agobiado por las dolencias, Cristóbal Colón muere de un infarto en la absoluta miseria, horas después de que las Cortes Españolas lo despojaran de todos sus privilegios.

A años de su muerte la controversia persigue a nuestro personaje. Como sabemos él pide ser enterrado en estas tierras. Traen sus restos. Luego se arma todo el embrollo que conocemos sobre dónde finalmente se encuentran sus huesos.

Al parecer, todo este asunto podría solucionarse gracias a los avances de la ciencia. Se espera el momento en que un análisis de ADN demuestre, antes que nada, si Colón realmente está en la tumba que se encuentra en la Catedral de Sevilla o si se encuentra en el Faro a Colón de Santo Domingo. Una vez resuelto el misterio de su muerte, se podría abrir una nueva puerta para resolver el misterio de su nacimiento. Entre tanto, la leyenda y las dudas continúan.

Concluyendo:
Muchas preguntas habremos de formularnos todavía:

—¿Era Colón realmente un marineno templario o iluminati?
—¿Su misión en el Nuevo Mundo estaba conectada a sus ocultadas, aunque verdaderas, creencias?
—Habiendo estado previamente con sus planes en Inglaterra y Francia fue allí donde se decidió su verdadera misión?
—¿Es el Almirante simplemente alguien que siguió las rutas que trazaron otros? ¿Acaso un asesino y ladrón? O en cambio ¿son estas acusaciones originadas por un sector de la Iglesia (mismo que aupara el asesinato de los templarios en Eurupa), rival de su secta protectora, que persigue convenientemente demeritarlo?
—¿Realmente nunca se enteró de que había descubierto un Nuevo Mundo? ¿O sólo fingió no enterarse porque no estaba autorizado para asumirlo?
— ¿Cuando pudo llegar al Pacífico, atravesando tierras panameñas, no lo hizo porque esa no era su gran misión?

El 24 de junio de 1717 (Día de San Juan Bautista, mentor místico de los templarios) se forma en Inglaterra lo que muchos piensan es la Masonería Moderna (aunque existía ya una Gran Logia Masónica en Escocia desde unos cien años antes). La conformación de las naciones latinoamericanas está determinada por héroes de indudables formación masónica. La conformación de la Nación Norteamericana (USA) fue diseñada por Masones.

—¿Empieza así el verdadero Nuevo Mundo?
—¿Ese era el real propósito de todo?
—Si ciertamente hubiese vida después de la muerte ¿estaría diciendo Colón en estos días a sus verdaderos jefes: misión cumplida?

Me comprometo con ustedes, formalmente, a reflexionar e investigar un poco más antes de elaborar todas las respuestas.

¡Telón!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios