www.diariohispaniola.com
Mary Pérez de Marranzini
Ampliar
Mary Pérez de Marranzini (Foto: Cortesía)

Mary Pérez de Marranzini, una madre y ciudadana ejemplar

lunes 01 de junio de 2020, 09:58h

Es imposible mencionar el nombre de Mary Pérez de Marranzini sin reconocer que su trayectoria de vida es, sin dudas, admirable. Aunque poco habla de su vida personal, los biógrafos, le define como una luchadora constante en pro del bien social que supo ser esposa, ciudadana ejemplar y excelente madre.

Santo Domingo.- Esta destacada mujer, es un ejemplo de perseverancia, de amor incondicional y de actitud de servicio; tres cualidades que valen la pena destacar hoy, que precisamente celebramos el día de las madres en el país.

Celso Marranzini, Mary Pérez de Marranzini y Arturo Pérez.Fuera de institución que preside, se le conoce por ser una mujer muy familiar que disfruta la compañía de sus hijos y sus nietos así como también de los viajes a Constanza y Jarabacoa en compañía de estos.

Ha sido reconocida en innumerables ocasiones por sus grandes aportes a la sociedad a través de la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADH), desde donde ha trabajado de manera incansable por casi 60 años para lograr la inclusión y tratamiento de personas discapacidad.

Según ha explicado en innumerables ocasiones, fue movida por la situación que provocó la epidemia de Poliomielitis en el país, la cual llegó a afectar a su hijo Celso Marranzini, que decidió, junto a un grupo de personas, dar vida a la ADR. Y es que vio necesario dar oportunidad, a otras familias, de recibir las terapias y tratamientos para los efectos causados por la enfermedad.

Desde entonces, la institución ha impactado más de 1 millón 300 mil vidas en los diferentes centros y filiales que la conforman..

Sus aportes a la población de personas con discapacidad son su mayor legado. Aunque a la fecha a delegado muchas de las funciones que conllevan su posición en la ADR, se mantiene confiada en que tantos sus hijos como los profesionales que forman parte de los más 33 centros distribuidos en toda la geografía nacional, continuarán la misión la ADR: “Proporcionar el más eficiente servicio de rehabilitación para la atención integral a las personas con discapacidad física o intelectual, sin importar su condición socio-económica.”

A sus más de 90 años, es evidente que continúa contribuyendo a la sociedad y a quienes más lo necesitan, pues su pasión siempre ha sido ayudar a otros.

A pesar de que con el paso de los años, mantener la carrera dentro de la causa social que persigue, no ha sido una tarea fácil, según explica en la mayoría de las entrevistas que ha concedido, que siempre ha estado dispuesta a enfrentar los desafíos hasta superarlos.

“Seguimos teniendo obstáculos y cada día hay que hacerle frente”, confesó en una entrevista para la Revista Emprendedores, misma en la que destacó que uno de los mayores retos que tiene que manejar de manera constante es el presupuesto de la ADR.

En esos momentos de incertidumbre, afirma que la perseverancia, la fe en Dios y el trabajo en equipo han sido los pilares en los que se ha apoyado para continuar su trayectoria.

“Nunca nadie por sí solo ha sido capaz de materia­lizar grandes logros. Podemos soñar muchas cosas, pero para hacerlas realidad necesitamos la ayuda de otras personas, en diversas formas, aportando cada cual según el don que de lo alto haya recibido”, explicó a la citada revista.

A la fecha, la institución ha facilitado más de 1 millón de servicios en las diferentes modalidades, a través de sus centros y ha atendido de manera directa a más de 61 mil personas con limitaciones en condiciones de nuevo ingreso. De igual modo, logró matricular más de 900 estudiantes en las siete Escuelas de la ADR; el 18.3% correspondieron al nivel inicial, el 66.1% a básica y el 15.6% al nivel pre-vocacional, entre otros aportes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios