www.diariohispaniola.com
Casa Nacional del PLD.
Ampliar
Casa Nacional del PLD. (Foto: Fuente externa)

Una semana política de rumores intensos

La presente semana comenzó, desde el punto de vista político, con rumores intensos, con acusaciones y contraacusaciones. La lectura de los diarios produce la impresión que los actores políticos tienen puntos de vista irreconciliables y que los enfrentamientos presentes terminarán con rupturas y no con acuerdos.
Santo Domingo.- La manzana de la discordia es la modificación de la Constitución para permitirle al presidente de la República en ejercicio su repostulación al alto cargo, la cual le está vedada por la Carta Magna vigente.

El presidente Danilo Medina había prometido que en el pasado mes de marzo anunciaría su decisión a favor o en contra de propiciar la reforma constitucional. El asunto es que no lo hizo y el silencio que ha guardado desde entonces no ha hecho más que aumentar las tensiones políticas.

Hoy, el tiempo apremia, ya que las nuevas leyes de partidos y electoral, que el propio presidente ha impulsado y se han aprobado en los últimos meses, establecen plazos perentorios para el establecimiento de acuerdos electorales y la inscripción de candidaturas para unas elecciones primarias que se realizarán por primera vez en la historia dominicana.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), de gobierno, está dividido en dos bandos que parecen irreconciliables. Entre los partidarios del presidente Medida, que plantean la reforma constitucional y su repostulación, y los defensores del ex presidente Leonel Fernández, que se oponen a rajatablas a la reforma constitucional y aspiran a que su líder sea el candidato de su partido, a pesar de haber ocupado la presidencia dominicana en tres ocasiones anteriormente.

Y ahí es donde intervienen las acusaciones y contraacusaciones. Los opositores a la reforma constitucional acusan a sus partidarios –los seguidores del presidente Medina- de estar comprando a los legisladores opositores para que voten la reforma. Según las denuncias, el precio ofrecido por el cambio de voto oscilaría entre 30 y 50 millones de pesos. Es decir, de 600 mil a un millón de dólares.

En el centro del debate se sitúan los legisladores del opositor del Partido Revolucionario Moderno (PRM). A pesar de que esta organización ha planeado su oposición a la reforma constitucional, abundan los rumores de que parte de sus legisladores estaría negociando la reforma con los partidarios del presidente de la República.

Los rumores llegaron a su máximo nivel en la tarde del lunes 17, en las horas previas a la reunión del Comité Político del PLD. Ante la posibilidad de que los partidarios del presidente Medina plantearan una moción a favor de la reforma constitucional, los sostenedores del ex presidente Fernández advirtieron que tal iniciativa produciría una crisis en la organización.

No se presentó ninguna propuesta en tal sentido y la sangre no llegó al rio. Ya es día martes. Sigue la indefinición y con ella los rumores.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.