www.diariohispaniola.com

Daniel Ortega

Cinco exministros de Salud de Nicaragua advirtieron este domingo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), del "riesgo extremo" que enfrentan tanto su país como la región de Centroamérica ante el COVID-19, debido al manejo de la pandemia por parte del presidente Daniel Ortega.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reapareció este miércoles en televisión, tras 34 días sin dar la cara en público en medio la pandemia por el coronavirus, y defendió la estrategia que ha adoptado su Gobierno y que, según dijo, le ha permitido contener el COVID-19 en nueve casos, con solo un fallecido.

“La Organización se llama Naciones Unidas pero está muy lejos de ser Naciones Unidas”, clamó Daniel Ortega entre vítores de los miles de asistentes que resistieron una gran tormenta.

Los manifestantes autoconvocados de la ciudad de Masaya modificaron a última hora una marcha programada hace varios días, debido a la represión de las fuerzas estatales, que ocuparon el recorrido previsto y lo cedieron a los sandinistas para efectuar su propia caminata.

"Yo veo que, aún con el debilitamiento que tiene la OEA, tenemos que seguir dando la batalla. Es un espacio que está ahí y hay que dar la batalla", señaló el mandatario en una entrevista ofrecida al diario en línea estadounidense GrayzoneProject.

Los republicanos Marco Rubio y Ted Cruz, y el demócrata Dick Durbin presentaron un proyecto de ley para penalizar a los miembros del Gobierno sandinista "responsables de las muertes de personas que participaron en las protestas".

“Nos sentimos indignados dolidos, amenazados por tantas muertes, hay irracionalidad, falta de conciencia, falta de alma en esta situación que agobia a Nicaragua, que no merece esta situación”, dijo la vicepresidenta, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Ante este escrito, publicado en los medios oficiales, la primera dama de Nicaragua dijo que es una "hermosa noticia" en medio de todas las "dificultades y desafíos" esta carta, que muestra "la luz de la esperanza" y la "luz de la fe".

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo ayer que hay "factores externos" que no quieren que se restablezca la paz y la estabilidad en este país, inmerso en una crisis que estalló hace casi un año y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos, y miles en el exilio.

“Quieren ver destruida a Nicaragua porque creen que de esa manera van a conseguir el poder”, denunció el mandatario en un discurso ante miles de sandinistas con ocasión del 40 aniversario del asalto al Palacio Nacional que acabó con la dictadura de los Somoza.

El Gobierno del presidente Daniel Ortega declaró inaceptable la presencia de ese Grupo de Trabajo para Nicaragua, al que calificó de "Comisión injerencista".

Unas 5,000 personas defendieron este lunes a cada uno de los bandos enfrentados, en dos manifestaciones que totalizaron unos 10,000 asistentes aproximadamente.

Así lo expresó en una entrevista con el canal NTN24 de televisión de Colombia al fijar su posición frente al tema de Nicaragua.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se reunirá este 7 de junio con la Conferencia Episcopal del país centroamericano para definir si se retoma el diálogo nacional, suspendido desde el 31 de mayo en el marco de protestas y represión policial que dejaron al menos 127 muertos.

La institución militar emitió el comunicado tras una jornada en la que en mas de diez ciudades de Nicaragua se registraron batallas campales entre la población y la Policía Nacional.