www.diariohispaniola.com

Trastorno intelectual del papagayo

Por Alfonso M. Becker
domingo 29 de mayo de 2022, 07:38h

Life is too short, don't be stupid.

El papagayo político suele ser siempre un periodista repugnante al exclusivo servicio partidista; y se le conoce formalmente, entre intelectuales y literatos, como cucaracha del aparato de propaganda socialista.



Trastorno intelectual del papagayo.
Trastorno intelectual del papagayo. (Foto: Cortesía)

Es un ser patético y repugnante porque provoca la náusea con su letanía repetitiva de consignas en las redes sociales, al modo de soniquete insoportable para tarados intelectuales; y sobre todo porque tradicionalmente son las aves trepadoras del partido que repiten, como nadie, la retahíla de frases martilleantes con las que su líder supremo las alecciona.

Son aves trepadoras como el papagayo; y la única neurona que cabe en su reducido cerebro, repiten machaconamente la directriz que se imparte a los militantes socialistas para griten, hasta desgañitarse por las calles.

La gente presume y te vacila cuando dice que no ve más de dos horas de televisión como si eso fuera algo que solo hacen los idiotas que pierden el tiempo… pero es incapaz de comprender y confesar que simplemente ha cambiado una pantalla por otra y que pierde mucho más tiempo que el “tonto” que ve la tele….

Así que las redes sociales son ahora tablero de guerra de los papagayos socialistas para rebañar votos -nunca mejor dicho- del rebaño más ignorante de la historia humana que pulula por el metaverso de los cojones y por los pajarito azules de la nueva Santa Inquisición para el control de masa.

Hace más de 10 años, mis amigos de Miami y de los suburbios de Washington, en Alexandría, todos periodistas, me advirtieron que nuestros más peligrosos adversarios o enemigos, serían los majaderos socialdemócratas con el cerebro deformado por las pantallas.

La Screen Warp y el trastorno intelectual que conlleva, sería la nueva patología de los periodistas más ignorantes e indocumentados que actuarían como nazis del periodismo. Por aquel entonces yo les dije con buen sentido del humor:

«Life is too short, don't be stupid» ...

La técnica de gobierno más perversa que hoy se utiliza, todavía, es el sistema económico basado en el empobrecimiento de los ciudadanos; en el aislamiento del individuo y en el confinamiento de su familia; es el proceso criminal técnico que utilizaron los nazis en el vórtice de su delirio asesino por una “solución final” que exterminara a todos los judíos.

El martillo mediático que utilizan hoy es su verdadero aparato de propaganda socialista que, es de tanto poder y de tanta crueldad que ya ni siquiera esconde su pervertida apisonadora de guerra doctrinaria, disfrazada de un falso periodismo que despliega mentiras, odio y un verdadero espectáculo de violencia y muerte.

Como muchos enfermos mentales, los empleados estatales de la “locomotora económica” alemana son los más peligrosos insensatos de la geopolítica, pues su demencia patológica se puede medir por la forma de alimentar con miles de millones de euros al implacable enemigo ruso y enriquecer a la peligrosa China emergente que quiere el dominio del Pacífico.

«Solo mirando el horizonte marino he podido comprender algo sobre la vida. En la cubierta da la sensación de que la existencia es solo un instante, el tiempo suficiente para que te arrastre el viento y te lance al agua; entonces la vida se percibe como treinta segundos del reloj tragando agua salada entre las malditas olas, y el frenético deseo de salir de agua helada, volver al puente milagrosamente, y agarrame al timón para corregir mi inexplicable deriva». Alfonso M. Becker

En el falso periodismo que se asienta desde Bruselas a España, los burócratas más pervertidos son estómagos agradecidos que solo intentan justificar sus maldades abandonando, por completo, todos los preceptos de virtud necesarios para la gobernanza; desplegando y promoviendo una estocada definitiva a la libre expresión de las ideas.

Así mismo, la demagogia, es el arma principal elegida por Bruselas para el sometimiento constante de los ciudadanos y el aplastamiento represivo de la disidencia mediante múltiples amenazas económicas y judiciales. Para los nuevos nazis de Bruselas, el enemigo no es Rusia ni China, sino la ciudadanía que protesta por sus condiciones de vida, y por la política que esclaviza.

Este espectáculo diario que padecemos, y que no tiene fin, ha estado sujeto a los llamados “pasaportes”de la Gestapo sanitaria al servicio de los polizontes socialistas y otras ideas nazis que aún perviven en Berlín.

Este opresor espectáculo político existe, es imposible de ocultar, y está lleno de cadáveres de ciudadanos decentes que han padecido la frívola y envilecida forma de gobernanza utilizada por la clase dominante que no son otra cosa que asesinos socialistas.

Por medio de la amenaza, y través del miedo y de la muerte violenta, los corruptos y manipuladores socialistas se erigen como salvadores de la humanidad, desplegando mentiras, odio y la ocultación de la verdad en sus ministerios mediante la falsedad y el engaño generalizado.

El despliegue teatral de la mentira socialista no tiene límites, y el espacio de tiempo, concentrado o difuso, abarca toda la existencia de los ciudadanos indefensos que no solo son amenazados, sino también desposeídos de sus casas, de sus pertenencias, de su actividad laboral y de su derecho a la asistencia médica. El horizonte, cada vez más estrecho, de su porvenir le hará entender, tarde o temprano, que usted ya está viviendo una pesadilla policial que pone los vellos de punta.

Los malvados marxistas del «wake up» están controlando casi todos los gobiernos del llamado con ofuscación tenaz y persistente, el Occidente; mientras las élites tradicionales del socialismo caviar, despliegan el poderío económico de sus empresas energéticas entre las masas aborregadas, mostrando, además, su lujoso, siniestro y desenfrenado modo de vida en los recónditos paraísos de la orgía.

La vida cotidiana, la gran aventura de crear, la existencia inevitable y necesaria en el mundo laboral, los negocios y los contactos indispensables que generan las entrevistas; y hasta los festejos en lugares lejanos al hogar, pueden mantener amistades por mucho tiempo. Lo sé de buena tinta...

En cierto modo es posible, lo admito, pero la distancia conduce velozmente al olvido, ese triste vocablo que casi siempre se sustenta en suspiros de amor que denotan celestiales deseos, angustia y pena.

Todo ello en un mar de lágrimas, los socialistas son satánicos...

Pero cuando la filosofía te alcanza de lleno descubres que toda la gente que has conocido son casi nadie, comparados con las hormigas. Sé que es poco razonable tener demasiada razón, pero el hormiguero está repleto y algo muy malo se barrunta entre los poderosos plenipotenciarios encargados de negociar la nueva forma de vida.

También han decidido los socialistas a quién hay que matar. Millones de niños descuartizados en el vientre de su madre, cuyos restos se venden a la industria de las cremas de belleza; y millones de ancianos exterminados en los asilos.

Solo unos pocos en este mundo tienen conciencia de lo que significa la amistad y el tiempo. Es el rayo de las pasiones sublevadas lo que te parte en dos cuando te pilla la tormenta. Cuando un gobierno da tanto asco, la razón y la verdad permanecen muy a pesar de los corruptos.

Sí, amigos, el tiempo transcurre y la terrible oscuridad que ofrecen los políticos socialistas nos impide ver que todo se mueve hacia los cruces de caminos más horrendos y peligrosos, porque es mucho el tiempo malgastado por esa jauría de perros del comunismo que tiran de la gobernanza como si fuese una carrera a ninguna parte.

El caso de los Estados Unidos es aleccionador: un presidente negro que odia a la república estadounidense, Barack Hussein Obama, y que bendice al terrorismo mahometano, alentando a todos los que destruyen al Estado de Israel y a U.S.A. ...

La gente lo mira todo desde lejos y con una alarmante miopía intelectual, observan la decadencia Washington sin saber que el próximo país en caer, será el suyo. Esto de simular pasiones que se calman con el complejo de culpa, es muy propio del continente americano donde las declamaciones llegan al extremo de la fatiga, y las sátiras contra el imperio caen pronto en el olvido.

Los insultos se vuelven siempre contra las perversas sabandijas de los diseñadores de socialismos hechos “a la medida” como en España… Pero la razón y la verdad siempre permanecen, muy a pesar de las masas sedientas de grotescos líderes que les lavarán el bulbo raquídeo, ya que el cerebro y el cerebelo de un ignorante fanático, brilla siempre por su ausencia.

Un sociaismo… ¿ a la medida de quién?

La conciencia de la libertad es el despliegue moral y ético de los ciudadanos, tanto españoles como estadounidenses, con un cierto nivel en el decoro y la templanza que allanan el camino a la convicción, y concilian el aprecio.

Aunque ese saber sea espontáneo, y más o meno vago, de una realidad que nos aplasta con la miseria, con la injusticia, con la maldad de la clase dominante y opresora enarbolando banderas de falsas revoluciones para ignorantes majaderos del lumpen.

Los malos no se rinden ante la razón, aunque se demuestre que son asesinos que deberían ser condenados a la horca; el malvado con su embaucadora cantinela socialista, siempre dice prestarse al diálogo cuando va perdiendo, cuando está en inferioridad, cuando lo van a fusilar en las tapias del cementerio.

El diálogo para un socialista-comunista no es otra cosa que su derecho a exponer sus aberrantes ideas y la obligación indiscutible de ser escuchado por todos los ciudadanos, a la fuerza.

¿Memoria histórica? Atención y espera historicista que siempre corresponde a pasado, presente y futuro… La historia nos ha enseñado, desde la Grecia Antigua que el rojo pájaro comunista se defiende volando, quitándose de en medio, cambiando de aires…

Pero olvídate del pájaro rojo porque hay que pelear por lo que es tuyo como un león; tienes que defenderte de los malvados con tu fuerza; como lo hace el toro cuando embiste con sus cuernos a los saqueadores de la nación; o si quieres, ser sutil como lo hace la abeja con su aguijón; o inteligente y mortífero atacando a los farsantes bolivarianos como una víbora que muerde violentamente y descarga su veneno.

Está usted rodeado de mentiras orquestadas por asesinos ilustrados y de farsantes multimillonarios que tienen un poder omnímodo controlando su existencia, y robándole sus pertenencias mediante impuestos.

La renovación periódica de revolucionarios de pacotilla le mostrará en todo su esplendor a los degenerados más nauseabundos, dándole a usted lecciones de no se sabe qué… porque no saben expresar ideas y ni siquiera saben de lo que hablan. Como usted es del vulgo, o sea, de la chusma, no tiene por qué saber tanto y debe estar contento con lo que hay pues todo puede ir mucho peor.

¿Qué sabe usted de la verdad?

Pero… ¿quid est veritas? De eso no se preocupe, simplemente obedezca y reflexione sobre el abismo del mal como problema; observe la falsedad de los periódicos y de todo el entramado mediático; le advierten con bondad infinita que la violencia, la guerra y el caos, acabará contigo y con toda tu familia si no te portas bien…

Así que mañana vamos a levantar el confinamiento, puto desgraciado… pero no debería olvidar nunca que la cuerda está preparada para invitarle a que, usted mismo, se descuelgue y baje a los infiernos… Así no le echará la culpa a nadie, maldito infeliz… Tendrá cuerda suficiente solo para bajar; no sé si lo pilla, lo mandaremos directo al carajo.

Pero piénselo bien, su idea del tiempo es tan infantil y absurda que ni siquiera sabe que le quedan tres o cuatro días de mierda. Tampoco sabe si le quedará energía suficiente para sacar al perro a pasear para que cague. Igual lo mata un moro financiado por el Gobierno y nos ahorramos la pensión; y se la ofrecemos a otro mahometano.

Ni siquiera comprende el gran espectáculo de la gobernanza que la mafia socialista ha preparado para usted, totalmente gratis; le han quitado su negocio, le han quemado el coche, delincuentes peligrosos marroquíes ha violado a su esposa y a su hija y las han dejado embarazadas; le han robado la moto a su hijo, a punta de navaja y ahora está en la U.C.I. con un gran corte en el pescuezo...

Los sacerdotes huyen despavoridos porque incendian todas la iglesias, los pederastas son maestros en la escuela primaria, las prisiones se han abierto y son los presos los que dirigen el tráfico…

¿No es la Guardia Civil de Tráfico?

Me refiero a otro tráfico, perfecto idiota... ¿El tráfico es muy variado? ¿Pero el tráfico de qué? El tráfico de todo tipo de drogas; o acaso no comprende que Joe Biden está matando a millones de estadounidenses jóvenes a los que proporciona gratis un set de fentanilo, pipa de vidrio y los está sustituyendo electoralmente por refugiados afghanos?

La proliferación irracional de ignorantes manipuladores mediáticos y demás parásitos burócratas en la Unión Europea, solo acentúa cada día la propia criminalidad y estupidez de su «mea culpa» entonado su aberrante idea de diversidad sexual en Bruselas; los parásitos funcionarios se creen inteligentes y críticos porque ocultan o ignoran el carácter esencialmente apologético de sus estrafalarias ideas, de su método vacío, y de sus perversiones sexuales.

El horizonte, cada vez más estrecho de su porvenir le invita a la nostalgia haciendo de sus recuerdos un auténtico tormento como si del último capítulo de su vida se tratase. Nadie le ha explicado a estos miserables pervertidos y cobardes, que solo el olvido hará más llevadera su miserable existencia.

Personalmente, nunca he logrado marcar el rumbo de mi vida, ni siquiera con la brújula, para encontrar mi destino; y siempre he sido proclive a vivir riesgos de mucha gravedad, a pesar de tratar siempre de mantenerme fiel a la virtud; y escapé siempre de malos asuntos y me salvé del peligros reales; esos que quitan el miedo para siempre...

Navegar por la vida, para un escritor, siempre ha sido una peligrosa aventura, y muchos de mis años jóvenes los viví con extraordinaria paciencia al pairo de las circunstancias y de las situaciones adversas.

Solo mirando el horizonte marino he podido comprender algo sobre la vida. En la cubierta da la sensación de que la existencia es solo un instante, el tiempo suficiente para que te arrastre el viento y te lance al agua; entonces la vida se percibe como treinta segundos del reloj tragando agua salada entre las malditas olas, y el frenético deseo de salir del agua helada, volver al puente milagrosamente, y agarrame al timón para corregir mi inexplicable deriva.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios