www.diariohispaniola.com
La trama envolvente del destino .
La trama envolvente del destino . (Foto: Alfonso M. Becker.)

La trama envolvente del destino...

Por Alfonso M. Becker
lunes 25 de octubre de 2021, 19:45h
Nada es lo que esperábamos, nada es como antes; ahora resulta que el astrolabio no determina nuestra situación real, ni en lo político ni en lo económico. Sabemos y padecemos que todo ha sido conformado adrede para esquilmarnos.
En lo que respecta a lo que Dios tenga dispuesto para todos nosotros; o a lo que se entienda como la trama envolvente del destino; aquí debajo del cielo no tiene parte alguna la fortuna, ese es nuestro sino; nuestro hado y nuestra ventura, cuando vivimos acosados por un gobierno de ladrones y asesinos.

En el caso concreto de los Estados Unidos de América, a día de hoy, todo concepto de lo político ha caído en el fango más nauseabundo de la corrupción en Capitol Hill, en la irrelevancia de su clase dominante que, desde inicios del año 2020, está liderada por auténticos criminales que manejan los hilos de un despliegue teatral en el que la violencia espectacular, y la representación teatral de lo político, ya no preservan, siquiera, los valores morales de la gobernanza.

La extrema codicia de los políticos adscritos al Democratic Party, está mostrando al mundo la voluntad de poder, y otras formas criminales de autoafirmación que, saben de sobra, nunca pueden ser controladas por una democracia.

Por ninguna república democrática, por muy poderosa que sea...

Lo saben los mahometanos yihadistas infiltrados en Beltway para derribar la república americana; lo saben los espías chinos que financian a los comunistas estadounidenses que odian, de forma desmedida, al Washington bipartidista y a su república de hombres y mujeres libres.

Lo saben los enloquecidos y violentos afroamericanos de Black Lives Matter, dirigidos por el crimen organizado más poderoso de la historia del comunismo americano; esta vez con sus tropas de choque de asesinos anarquistas de Antifa.

Como bien dijo un general y otros de menor rango, del U.S. Army, que permanecen en el anonimato, de los miles de generales retirados:

«No hay fuerza policial que pueda con estos criminales que se han adueñado de los Estados Unidos con extrema violencia y con teorías aberrantes sexuales, de racismo sistémico y de género». «Ni siquiera hay suficientes civiles armados que puedan apoyar a los militares para restaurar las libertades en la patria americana».

La sutileza del majadero presidente, el cruel y pervertido, Joe Biden, manejado por el gang de Barack Hussein Obama y sus activistas de Muslim Brotherhood, se desinfla en sus declaraciones a la prensa y deja escapar, como las babas del loco, contra la democracia, toda su legendaria verborrea del subconsciente:

«¿Sabes? Vamos a endurecer el asunto de las armas, ¿Ok? de hecho, el pueblo americano está siendo desarmado, no todos, claro, por supuesto los supremacistas y toda esa gente, o sea, los partidarios de Donald Trump son los que no deben llevar armas, no les daremos armas, y así no habrá peligro en las escuelas, ni en ningún sitio… ¿está claro? ¿Me explico con claridad?»

Sí… se explica maravillosamente...

Evidentemente se le ha escapado que los republicanos y sus seguidores no tendrán armas y quedarán a merced de la dictadura de un solo partido que, como dijo el líder de La Teoría Crítica de la Raza, el extremista, degenerado y embaucador, Ibram X. Kendi, millonario inventor de historias esclavistas y re-escritor de las nuevas fantasías racistas:

«Los blancos son supremacistas que adoran y añoran la esclavitud; ya es hora de quemarlo todo; tienen que pagar por lo que han hecho; ya es hora de desarmarlos y dejar que los negros libres tengas sus armas» …

Sí… está clarísimo.

¿Saben ustedes la respuesta a la imposibilidad de un control militar de todas las instituciones estadounidenses?: La creación de una casta burocrática es la respuesta; no es una idea banal de los comunistas, sino un aparato de propaganda valiosísimo y un seguro de vida para perpetuar el Democratic Party en la dirección del país. Lo han copiado de China.

Todos los políticos a la sombra y protección de Joe Biden; todos los militantes activos, y todos seguidores del comunismo estadounidense saben que nadie puede, ni podrá nunca, controlar nada en Estados Unidos sin que ellos lo sepan...

Nada de lo que ocurre en U.S.A. puede ser sublimado por la razón, ninguna prensa republicana tendrá opciones, porque estará siempre sometida a la impotente necesidad de sostener las directivas políticas imposibles para afrontar la corrupción de los malvados.

Así están los tiempos… La Era de la Incertidumbre solo acaba de llegar.

La doctrina de la «Razón de Estado» es implacable, pero ningún lector debería olvidar que cuando los corruptos de la social-democracia destruyen un país, arruinándolo, y esclavizan a sus ciudadanos; su país será el siguiente en caer en manos de la más perversa y sanguinaria clase dominante, una enloquecida y malvada élite que siempre llega a los escenarios políticos, cuando previamente “machacan” a la ciudadanía con todo tipo de triquiñuelas teatrales y engaños sobre la economía.

Niccolò Machiavelli, nos explicó claramente su estándar de dualidad moral, diferenciando la moralidad de un individuo y la moralidad de las naciones… Sin embargo, Reinhold Niebuhr, el gran teólogo cristiano del siglo XX, uno de los mejores politólogos estadounidenses de la posguerra, advirtió que, si se gobierna, por sistema, con coerción en nombre de la redención social:

«¿Qué impedirá que los instrumentos de redención de hoy se conviertan mañana en las cadenas de la esclavitud?»

Para sobrevivir a la incertidumbre, hay que ser fuerte y valiente, pero ay de aquél que se crea lo suficientemente robusto y corpulento como para hacer frente al peligro.

Ay del que piense que es más fuerte y listo que la mafia que toma el poder con las triquiñuelas y engañifas de las coaliciones; porque entonces no ha entendido que las desigualdades de poder y privilegio existen, precisamente porque somos pacíficos.

Si crees que puedes afrontar una guerra contra la casta dominante, por ventura o predestinación, desaparecerá la paz contemporánea y la mafia te declarará su guerra económica, dejándote en calzoncillos...

Vencer a los políticos corruptos y malvados; es inútil, porque anidan en todas las instituciones, y como los insectos y las sabandijas, pululan por todos sitios.

Si U.S.A. perfecciona su estado policial, la Unión Europea será la dictadura más perversa, torpe y desintegradora de la historia humana. ¿Por qué? Porque lo copia todo en lo político hasta saciarse de los derechos de autor…

Europa es un alumno atento que quiere parecer ensimismado con lo que hace y dicta cualquier degenerado en el Despacho Oval; por muy depravado que sea, en Bruselas lo son mucho más…

Como dijo Jean Paul Sartre:

«Los ojos clavados en el maestro, las orejas abiertas de par en par, se agota hasta tal punto en hacerse el atento, que el idiota ensimismado acaba por no escuchar ni entender nada.»

Costumbre muy “europeista” en Bruselas: «todo lo que es bueno para la clase dominante en Estados Unidos, es bueno y saludable para la aristocracia de la Unión Europea.

Ya estamos todos… Prepárense para que todo se venga abajo… La autoría de la injusticia y el autoritarismo están floreciendo en Bruselas; lo sabe Rusia y lo sabe China.

Así que Vladímir Putin, presidente de Rusia, lo tiene fácil; su inteligencia en lo político y en lo militar le permiten presionar con resultados dignos de un maestro político de éxito que ya es inigualable en la historia de Rusia.

Xi Jinping, igual de lo mismo, solo que el gran dirigente chino tiene poder económico y militar de sobra para “comprar” toda Alemania incluyendo a los presuntuosos políticos alemanes y a sus ingenieros, todos orgullosos de ofrecer todas las tecnologías más “estratégicas” de Occidente, en nombre del éxito comercial y de la riqueza…

¿Que eso es malo para una guerra entre Estados Unidos y China? Oiga… y a mí qué me cuenta...

Es ya público y notorio, en todo el planeta, que los ciudadanos europeos malviven en manos de políticos ineptos, incultos, manipuladores y corruptos.

Los estadounidenses creían que eran ellos solos los que sufrían la tremenda injusticia de la gobernanza caótica para doblegar a los sufridos ciudadanos.

Los que saben leer la Historia del mundo con mayúsculas, sabemos que la historiografía es la única brújula para navegar por el futuro incierto que amenaza a la vuelta de cualquier esquina.

Nada es lo que esperábamos, nada es como antes; ahora resulta que el astrolabio no determina nuestra situación real, ni en lo político ni en lo económico. Sabemos y padecemos que todo ha sido conformado adrede para esquilmarnos.

De un tiempo a esta parte, nadie tiene un centavo… he perdido a mis socios del club de quinielas y lotería. Todo cuesta demasiado para jugar al póquer tomando una copa Bourbon mientras estudias tus cartas; y las perspectivas son oscuras…

Los periódicos y revistas ya no son prensa libre, y ni siquiera entretienen. Un buen aparato de propaganda incluso requiere de toda una Dream Factory para ofrecer algo decente por capítulos.

Nuestra existencia no se parece en nada a vivir en un sitio apacible. Quizás porque ahora, más que nunca, el fantasma de la guerra nos acecha.

A la espera del colapso estadounidense, sabemos que nos observan atentamente como un premio, o un trofeo de guerra, y nos sentimos, más que nunca, «sous l'oeil des russes et des chinois»…

No espere mucho del futuro. La incertidumbre económica siempre ha sido un club de corazones solitarios; socios entrañables oteando horizontes de esperanza.

Ni siquiera me acuerdo de los buenos tiempos… Esta forma de vivir, desde hace años, no es vida para nadie.

Si es que alguna vez lo fue, ahora no tiene ninguna gracia.

Alfonso M. Becker © copyright (Todos los derechos reservados)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios