www.diariohispaniola.com
Conmoción del pueblo dominicano ante un crimen de dos jóvenes inocentes
Ampliar

Conmoción del pueblo dominicano ante un crimen de dos jóvenes inocentes

domingo 04 de abril de 2021, 18:14h
Esta Semana Santa 2021 será recordada por todos los dominicanos con notas de dolor, impotencia y angustia. Tras conocerse la muerte a tiros de una pareja de jóvenes, cristianos evangélicos, acribillados por la Policía Nacional.
Precisamente este domingo, la pareja conformada por Elisa Muñoz Marte y Joel Eusebio Díaz Ferrer, hubieran podido celebrar la Resurrección de Jesucristo en su iglesia, sin embargo, hoy sus familiares lloran su ausencia.

Un suceso que confirma y aumenta el temor que siente la población hacia esta institución, que se ha ganado a pulso el descrédito ante sociedad por la actitud arbitraria, la falta de formación de sus miembros, y a su vez, el poder desmedido que le otorga poseer un arma de fuego y un uniforme, como si fuera una licencia para matar.

Este hecho tocó la misma sensibilidad del mismo presidente Luis Abinader, quien se solidarizó con las familias, ofreciéndoles un seguimiento personal del hecho, y al mismo tiempo, la condena hacia una institución que debe ser orden, pero que, en este caso, responde con desorden, favoreciendo así la criminalidad y el aumento de las muertes a manos de esta institución.

Pero, además de la tristeza y dolor, ¿Qué nos enseña este caso?, precisamente, analizando la vida de esta pareja cristiana, podemos aprender de ellos, de su solidaridad y entrega, del amor que demostraban en su comunidad.

Además, sus propios familiares han demostrado el amor de Dios ofreciendo el perdón a los asesinos de sus hijos, tal y como la tradición cristiana lo enseña. Acaso, ¿No es este el verdadero sentido de la Semana Santa?

También podemos aprender, que, a pesar del dolor, tenemos esperanzas de que este año recordemos la Semana Santa como la última, en la que algún ciudadano muere a manos de la Policía Nacional, en confusas circunstancias.

Esperemos que este hecho no se vaya junto a los días, si no, que aprendamos del dolor, dando amor, porque el dolor genera más dolor, sin embargo, el amor genera cada vez más amor. Precisamente un principio practicado por esta pareja.

Esperemos también que la Policía Nacional se reforme, y sea constituida por hombres y mujeres que conozcan el valor de las vidas y reconozcan que su labor es servir a la sociedad, no intimidarla.

Colaboración: María Teresa Valerio
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios