www.diariohispaniola.com
Desde hace unos años, Giannina Azar comprendió y aceptó las nuevas visiones para hacer negocio, uniendo su talento a estrategas, relacionistas públicos y estilistas del ambicionado “market latino” en los Estados Unidos.
Ampliar
Desde hace unos años, Giannina Azar comprendió y aceptó las nuevas visiones para hacer negocio, uniendo su talento a estrategas, relacionistas públicos y estilistas del ambicionado “market latino” en los Estados Unidos. (Foto: Fuente externa)

Giannina Azar, alma y esencia tropical

Hacer moda, se convirtió en el 2020, en uno de los oficios más difíciles para todos en todo el mundo y es que diseñar y fabricar modas, va mucho más allá del precepto real de que vestir, es una necesidad.

Para todos, menos para Giannina Azar, el 2020 y su agobiante COVID 19, no han sido óbice, ni han podido frenar a la llamada maestra -por su vigencia y destreza en el oficio.
Para todos, menos para Giannina Azar, el 2020 y su agobiante COVID 19, no han sido óbice, ni han podido frenar a la llamada maestra -por su vigencia y destreza en el oficio. (Foto: Fuente externa)
Esta diseñadora de modas ha presentado innumerables desfiles en diversos escenarios de Latinoamérica  y Estados Unidos, de manera presencial y virtual, junto a sus ya reconocidas figuras, que la prefieren para las establecidas alfombras rojas.
Ampliar
Esta diseñadora de modas ha presentado innumerables desfiles en diversos escenarios de Latinoamérica y Estados Unidos, de manera presencial y virtual, junto a sus ya reconocidas figuras, que la prefieren para las establecidas alfombras rojas. (Foto: Fuente externa)

Fundamentado en las inclemencias climáticas, la simple acción de cubrir el pudor y las múltiples visiones culturales que convergen en el mundo, hacen que cada cultura asuma sus condiciones, en base a su desarrollo.

Para la mayoría ha sido más que imposible crear, algunos hasta perdieron la vida, otros cerramos nuestras puertas y no pocos, buscan opciones para subsistir ante un oficio con cada vez menos demanda, pero con más adeptos y seguidores con otras visiones de cómo hacer y consumir su propia versión de la moda.

Para todos, menos para Giannina Azar, el 2020 y su agobiante COVID 19, no han sido óbice, ni han podido frenar a la llamada maestra -por su vigencia y destreza en el oficio- quien ha presentado innumerables desfiles en diversos escenarios de Latinoamérica y Estados Unidos, de manera presencial y virtual, junto a sus ya reconocidas figuras, que la prefieren para las establecidas alfombras rojas, que le buscan con el objetivo común de premiar y distinguirles por vestirles acorde con el escenario; buscando likes y aprobación mediática en favor de su profesión u oficio.

Un día en la vida de esta creadora, es como vivir al lado de una antología. Sin dejar de ser una mujer normal, ella es una artista a tiempo completo y sus raíces libanesas, le ponen el punto comercial mercadológico a todo cuanto brota de esa mente, como si su único fin fuera producir, concebir y rodearse de creaciones, una más impactante que la otra, pero con un elemento en común: ¡Cada propuesta es hija del alma de una mujer auténtica!

Para lo que otros es nuevo, para mí, que llevamos una amistad cercana a los 40 años, es una verdad, que como un templo he visto magnificarse con el paso de los años. Su familia, formada junto a Tony Álvarez, ya fielmente supervisada por el querido Salomón Azar (QEPD) y la increíble Neyda Medrano, que con casi 100 años de edad cumplidos, aún dicta las reglas de Giannina, la más pequeña de sus tres hijas.

Por igual, en el hogar de Los Álvarez Azar, tres retoños (Carla, Gabriela y Antonino) trazan su individualidad, formados ya profesionalmente entre la arquitectura y el diseño, conforman la empresa internacional que ahora sostiene y consolida la carrera internacional de su madre, símbolo creativo de la marca Giannina Azar.

Desde hace unos años, comprendió y aceptó las nuevas visiones para hacer negocio, uniendo su talento a estrategas, relacionistas públicos y estilistas del ambicionado “market latino” en los Estados Unidos y es así como un día se produce la agradable presencia de una Thalia, vestida en una alfombra con una creación de Giannina Azar.

A partir de ahí, todo ha sido como dice el viejo dicho: “Coser es como cantar, solo es cuestión de empezar”. Así lo entendió ella, que volvió a retomar sobre sus bases, lo aprendido durante años y emergieron otras figuras, seducidas por la magia creativa, innovadora de sus diseños y su cercana personalidad, la cual cultiva esencialmente, sin afectaciones de fama temporal.

Con esto claro, luego llegó Yuri, Gloria Trevi, Gwen Sthephani, Jennifer López, Gaby Espino, Alejandra Espinosa y tantas, como estrellas tiene el firmamento artístico para introducirse en el universo AZAR, ese en el que caben todas porque parece ser inagotable su fuente inspiradora en el que, como buena dominicana, hay un chin para todos.

La nueva realidad virtual, no fue extraña para ella y así, desde las Dunas de Bani, llegó hasta San Juan Modas y sus adeptos nativos disfrutaron privilegiadamente, desde el histórico Monumento a Fray Antón de Montesinos, con mascarillas y distanciamientos incluidos, de una extensa muestra denominada CRUISE 2020.

Con colección, la Maestra se luce infinitamente con una onda TROPICAL, en una marcada vuelta a sus orígenes, demostrando su dominio de la pintura, selección temática y la habilidad para transformar lo simple en fastuoso, lo etéreo en tangible, lo étnico en global y en el que con vuelos, flecos, pedrería y pasamanería, se adereza el más simple de los algodones y se torna en una pieza AZAR, que ya es como ser un símbolo estilístico, ganador de aplausos, reconocimientos e identidad de una mujer, que no hay dudas, nació para crear.

Más de 80 modelos, calzados, accesorios grandiosos, llamativos sombreros y el toque de sombrillas; y con calzados tejidos en pajilla, guano y cabuya, deleitaron a una exquisita concurrencia, que sin dosis alguna de miedo, acudieron puntuales a la cita con el deleite visual, planificado en conjunto por un gran equipo comandado por Sócrates McKinney, Luis Minier y una musicalización a tono con la exuberancia del montaje escénico.

En ella, MUCHO ES MÁS y así lo deja ver cada vez que tiene la oportunidad de dejar el alma en su oficio, porque cuando se nace artista y en la vida se cultiva la vocación, cada reto es la oportunidad para ofertar la mejor visión de tu propio ser… ¡Adentrarnos en su universo, será siempre como tocar sus más íntimos secretos creativos!

Giannina es una artista a tiempo completo y sus raíces libanesas, le ponen el punto comercial mercadológico a todo cuanto brota de su mente.
Ampliar
Giannina es una artista a tiempo completo y sus raíces libanesas, le ponen el punto comercial mercadológico a todo cuanto brota de su mente. (Foto: Fuente externa)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios