www.diariohispaniola.com

¡Prohibido rendirse!

Por Margarita Mendoza
jueves 05 de noviembre de 2020, 19:47h
Las mañanas son muy valoradas por mí, porque mi cuerpo está descansado, me levanto con el ímpetu de salir a disfrutar mis caminatas y ejercicios al parque Mirador y allí compartir -cuidando la distancia- en compañía de queridos amigos.
Ten fe.  Después de la tempestad viene la calma.
Ten fe. Después de la tempestad viene la calma. (Foto: Cortesía)
Prohibido rendirse.
Prohibido rendirse. (Foto: Cortesía)

Dos eventos han marcado notablemente mi vida: mi accidente y la pandemia Covid-19, pues alteraron mi cotidianidad y me hicieron entender lo que es la vida.

En una actividad espiritual, a la que asistí hace alrededor de 3 años, el facilitador contaba que si a un niño le preguntas qué prefiere, un helado o la felicidad, de inmediato contestará que el helado. ¿Por qué esa respuesta? Pues porque él, con sus pocas vivencias de amor y protección de padres y familiares cercanos, no conoce la tristeza. Es un ser abierto a la vida.

Cuando llegamos a la adultez buscamos constantemente la manera de ser felices y aunque a veces es algo tan simple de conseguir, no lo apreciamos porque siempre estamos detrás de un propósito para sentirnos realizados. Sin embargo, lo cierto es que la felicidad es “Ser feliz con lo que tienes. No con lo que deseas.”

Para muchos la pandemia que vivimos ha sido catastrófica, pues nos ha limitado en nuestro accionar y en ser más productivos, pero la más importante enseñanza de este evento es que podemos vivir con menos, valorando más lo que la vida nos proporciona. “La vida no te quita. Te pospone…”. Este tipo de eventos son los que nos sirven de enseñanza.

Hay una frase que suelo recordar cuando he tenido situaciones muy adversas: “Esto también pasará”, la cual es el nombre de una fábula que me contaron en uno de los tantos cursos de crecimiento humano que he tomado.

Esta fábula se refería a un rey que estaba muy asustado con la hegemonía de su reino. Se sentía perdido frente al enemigo. Uno de sus sirvientes de confianza le dijo que un amo que tuvo le dio la clave para vencer obstáculos. El rey muy contento le preguntó que tenía que hacer y él le contestó: “Le voy a dar este papelito que guardará en su anillo. Cuando se vea en una situación muy adversa, sáquelo del anillo”.

En una ocasión, sintiéndose el rey muy acorralado en una batalla, recordó el papelito y lo leyó. El mismo decía “Esto también pasará”. Y así fue. ¡Salió vencedor!

Estando en momentos de gloria le comentó a su sirviente que harían fiestas para celebrar el triunfo a lo que el interpelado le dijo: “Recuerde que esto también pasará”.

La moraleja es NADA ES PARA SIEMPRE. NI LO BUENO NI LO MALO.

Ten fe. Después de la tempestad viene la calma. Posiblemente el mundo necesitaba de este acontecimiento para entender que “la vida no te quita, te pospone”, que nada es para siempre y lo más importante, que aprendamos a valorar lo que tenemos!

El triunfo está en manos de los que se mueven con los cambios. Aprovecha esta cuarentena para conocer cómo ser más productivo(a); para crecer en sentido general, porque nada somos si sólo tenemos estable la “rueda de la prosperidad”. Recuerda que el verdadero éxito se logra cuando las 4 gomas están balanceadas: espiritualidad, relaciones inter-personales, salud y dinero.

La vida te pondrá obstáculos, pero los límites los pones tú. ¡Prohibido rendirse! Respira profundo y sigue adelante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios