www.diariohispaniola.com

El año escolar 2020-2021 en el país, un enorme reto para todos

Por Rosa A. Rodríguez C.
x
roserodriguez17gmailcom/15/15/21
jueves 05 de noviembre de 2020, 19:41h
El sistema educativo de la República Dominicana no representa un ejemplo ante otras naciones del mundo. Si analizamos las estadísticas nos encontramos entre los últimos puestos en comparación con otros países de la región. Si a esto le sumamos los cambios a los que el sector debe adaptarse tras la llegada del covid-19, tenemos un enorme desafío que superar.

Desde el Ministerio de Educación se han venido realizando los esfuerzos para iniciar el año escolar 2020-2021 a partir de la estrategia pedagógica “Aprendemos en Casa”, que busca escolarizar a los miles de niños, niñas y adolescentes pre universitarios, pues tal y como cita UNICEF, la educación es un derecho fundamental que el Estado debe proveerles aún en tiempos de pandemia.

Poco a poco se han diseñado pasos para preparar a los actores –docentes, padres y alumnos- para una metodología de estudio totalmente diferente a la que hemos estado acostumbrando en nuestra sociedad. A partir de ahora, la conexión entre profesores y alumnos será a través de una pantalla.

En este punto, y a partir de este 2 de noviembre, las clases representarán una experiencia retadora para todos los que componen el sistema.

El Estado deberá velar porque se cumplan el Plan de Educación Nacional según lo previsto; coordinar con los diferentes organismos nacionales e internacionales que se han involucrado para iniciar con éxito la escolaridad dentro de la nueva normalidad y mantener a la sociedad comunicada con respecto a las novedades que pudieran surgir en el camino.

Los docentes, acostumbrados a trabajar con tiza y borrados frente a un pizarrón, deberán demostrar los conocimientos adquiridos durante la capacitación del plan de “Educación para Todos Preservando la Salud”; poner en práctica las estrategias de educación a distancia y sumar todos sus esfuerzos para lograr que sus estudiantes aprovechen los conocimientos de los actuales cuadernillos académicos.

Para los padres, puede que el trayecto sea un poco más desafiante. El apoyo de estos jugará un papel fundamental durante el proceso de aprendizaje de sus hijos; sus obligaciones ahora serán mayores.

Se recuerda que las autoridades anunciaron que para garantizar el aprendizaje de los estudiantes con el apoyo familiar en la educación a distancia, UNICEF ha diseñado el contenido pedagógico de 4 cuadernillos mensuales para 4 meses, con actividades organizadas alrededor de un tema.

“Los cuadernillos con el plan mensual estarán dirigidos a las familias y estudiantes de pre primario y primer grado de primaria; segundo y tercer grado de primaria; segundo ciclo de primaria y para el primer ciclo de secundaria; en total serán 16 cuadernillos. (…) Se imprimirá los 1.800.000 cuadernillos necesarios para el primer mes y para los profesores”, publicó UNICEF.

Además de que, en algunos casos, deban de ajustar sus agendas para adaptarse a sus nuevas responsabilidades como “educadores acompañantes”, otros tendrán que ampararse de una red de apoyo –familiares o amigos- para garantizar que sus niños, niñas y adolescentes presenten atención a las clases.

A todo esto se suman un sinnúmero de variables que poco a poco irán surgiendo y a las que deberemos responder con sabiduría, pues al final, ese es un camino en el que aprenderemos a adaptarnos en base a ensayo y error.

De lo que no caben dudas es que desde este lunes, el hogar será ahora el centro de estudio en el que se desarrollará el año escolar. A partir de ahora el trabajo en equipo es la clave del éxito para la actual propuesta educativa.

Si bien es cierto que son muchos los objetivos a alcanzar, si nos apoyamos unos a otros el resultado puede llegar a ser más que favorable para el país. Muy bien lo explicó el ministro, Roberto Fulcar: “la pandemia lo que ha hecho es obligarnos a hacer lo que hace años debimos hacer”. Tal y como dicen los grandes empresarios, las crisis son también un sinónimo de grandes oportunidades.

Nuestro deber es hacer que funcione haciendo críticas constructivas. Si sobrepasemos este proceso unidos, los resultados serán positivos; este puede ser el comienzo para subir posiciones en materia de calidad para la educación dominicana y como tal, también el comienzo de grandes avances para la sociedad dominicana.

Recordemos la frase que alguna vez citó Benito Juárez: “La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios