www.diariohispaniola.com
Los responsables detrás del doble atentado suicida de la semana pasada en Jolo, el sur de Filipinas, consiguieron escapar de esa pequeña isla y se cree que están escondidos en Zamboanga.
Ampliar
Los responsables detrás del doble atentado suicida de la semana pasada en Jolo, el sur de Filipinas, consiguieron escapar de esa pequeña isla y se cree que están escondidos en Zamboanga. (Foto: EFE/EPA/KARL NORMAN ALONZO / PPD HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES)

Los cerebros del atentado del sur de Filipinas escapan y elevan amenaza

Por Agencia EFE
lunes 31 de agosto de 2020, 09:41h
Los responsables detrás del doble atentado suicida de la semana pasada en Jolo, el sur de Filipinas, consiguieron escapar de esa pequeña isla y se cree que están escondidos en Zamboanga, principal ciudad de la región conocida como Mindanao Musulmán, donde representan una nueva amenaza a la seguridad.
Manila.- "Existe una amenaza en toda la región, no sabemos exactamente dónde, pero todos nuestros gobernadores han sido alertados", aseguró este lunes en una entrevista radiofónica la alcaldesa de Zamboanga, Maria Isabelle Climaco. El experto en bombas y autor intelectual del atentado, Mundi Sawadjaan, logró escapar de la provincia de Sulu -un remoto y empobrecido archipiélago del sur de Filipinas con presencia del grupo terrorista Abu Sayyaf- junto con otros dos compinches, se cree que un hombre y una mujer de nacionalidad indonesia.

Las autoridades de Zamboanga han intensificado los controles militares en la zona y han colocado fotos de Mundi y sus co-conspiradores, Andi Baso y su esposa Reski Fantasya. La Comisión Nacional de Inteligencia ofrece una recompensa de 3 millones de pesos (unos 62.000 dólares) por cada uno a cambio de información que ayude a encontrarlos, ya que se cree que están en la zona para sembrar el miedo y quizá cometer nuevos atentados.
Dos terroristas suicidas, viudas de dos combatientes caídos de Abu Sayyaf, se inmolaron en un doble atentado el pasado lunes en una céntrica zona de Jolo, ataque en el que murieron otras 15 personas y 74 resultaron heridas. La inteligencia militar señaló a Mundi, sobrino del actual líder de Abu Sayyaf, como el cerebro de ese atentado y de otro similar en Jolo en enero de 2019, cuando dos atacantes suicidas hicieron estallar dos bombas durante la misa dominical en la catedral de esa ciudad, capital de Sulu, causando una veintena de muertos y un centenar de heridos.

Abu Sayyaf, organización terrorista según Filipinas, EEUU y la Unión Europea, nació en los años noventa compuesta por muyahidin que lucharon en la guerra de Afganistán y enseguida ganaron notoriedad internacional por sus atentados y secuestros, fundamentalmente turistas extranjeros y misioneros cristianos.

El grupo, que juró lealtad al Estado Islámico en 2014, es responsable de los peores actos terroristas de Filipinas -como el bombardeo de un ferry en 2004 en el que murieron 116 personas- y en los últimos dos años ha cometido cinco ataques suicidas, un modus operandi nuevo en el país que parece que han importando yihadistas extranjeros huidos del extinto califato.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, visitó la tarde del domingo a las tropas destinadas en Jolo, a los que felicitó por su labor en esa área tan conflictiva y aseguró que los últimos ataques "solo fortalecerán aún más nuestra determinación por aplastar a los grupos ilegales detrás de este acto cobarde". Duterte, de 75 años, se arrodilló y besó el suelo en la plaza de Jolo donde se produjeron las explosiones en honor a los 8 soldados, un policía y seis civiles fallecidos en el atentado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios