www.diariohispaniola.com
Con pancartas que expresan 'el pueblo tiene hambre' o 'el hambre no está en cuarentena', cientos de personas fueron registradas este viernes al marchar en Asunción, Paraguay.
Ampliar
Con pancartas que expresan "el pueblo tiene hambre" o "el hambre no está en cuarentena", cientos de personas fueron registradas este viernes al marchar en Asunción, Paraguay. (Foto: EFE/Nathalia Aguilar)

Una marcha le recuerda al Gobierno paraguayo que "el hambre no está en cuarentena"

sábado 15 de agosto de 2020, 09:07h
Pancartas con lemas como "el pueblo tiene hambre" o "el hambre no está en cuarentena" fueron paseadas este viernes por el centro de Asunción en una manifestación convocada en contra de la gestión sanitaria y social emprendida ante la pandemia por el Gobierno de Mario Abdo Benítez, que mañana cumple dos años en el poder.
Asunción.- Centenares de personas, muchas portando banderas paraguayas, salieron de la Plaza Uruguaya y recorrieron la calle Palma, en el centro histórico capitalino, en respuesta al llamado de cuatro centrales sindicales, que fue apoyado por el Frente Guasu, la mayor formación de izquierda de Paraguay.

Entre los participantes había representantes de diversos sectores, como docentes, estudiantes, del transporte o sindicatos de domésticas, quienes completaron el trayecto hasta la Plaza de la Democracia a pie y a bordo de vehículos.

Todos denunciando el plan de reactivación económica del Gobierno de Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, que según esos grupos ocasionará un endeudamiento que tendrá como principales perjudicados a los trabajadores y a las generaciones posteriores.

Ello en referencia a los 1.600 millones de dólares destinados por el Gobierno para enfrentar la pandemia con programas sociales y refuerzos sanitarios, y que elevarán la deuda pública hasta el 25 % o 27 % del Producto Interno Bruto (PIB).

"Mostramos nuestro rechazo al plan de reactivación económica porque se basa en un mayor endeudamiento del Estado y considerando la estructura tributaria, que se basa en mayores aportes de la clase trabajadora, somos el pueblo los que vamos a pagar esa deuda", dijo a Efe Julio López, presidente de la Confederación de la Clase Trabajadora. Al respecto, López hizo hincapié en la urgente necesidad de abordar reformas estructurales y a partir de una reforma impositiva, al recordar que Paraguay "tiene la presión tributaria más baja de la región en imaginamos que del mundo".

Añadió que la propuesta de los sindicatos convocantes pasa por un aumento impositivo gradual para "las grandes fortunas", haciendo mención a sectores como el de la soja y el de la agroganadería como sujetos de esa reforma. Asimismo, el dirigente sindical calificó de "burla" por parte del Gobierno algunos de los subsidios sociales establecidos para los sectores más golpeados por la cuarentena, ayudas que algunos políticos opositores tacharon antes de "limosna".
La pandemia de la corrupción

La protesta también estuvo centrada en la denuncia de los casos de corrupción destapados en algunas instituciones en el marco de la pandemia, que causaron la renuncia de los titulares de la autoridad aeronáutica y de la estatal de petroleo. La corrupción también salpicó a funcionarios del Ministerio de Salud, tras sancionar unas licitaciones para la compra de insumos que resultaron fallidas al detectarse irregularidades.

En ese sentido, Hugo Richer, senador del Frente Guasu, dijo a Efe que Abdo Benítez ha dilapidado el caudal político que pudo haber ganado en marzo, cuando el Gobierno decretó unas tempranas y restrictivas medidas de aislamiento social que fueron acatadas por la ciudadanía.

El senador apuntó que el fracaso del Gobierno a la hora de contener el golpe económico de la pandemia se manifiesta en el ámbito laboral, con miles de trabajadores despedidos o suspendidos temporalmente desde marzo, así como el cierre de centenares de pequeñas y medianas empresas,

Richer opinó que ello está relacionado con la falta de liderazgo de Abdo Benítez en sus dos años de Gobierno y ahora en el contexto de una pandemia que según el senador requiere iniciativas que apuesten por el sector productivo en su conjunto.

"A ningún Gobierno del mundo se le exige que termine con la pandemia. El problema de este Gobierno es que realmente ha hecho muy poco y teniendo los recursos para frenar la crisis sanitaria y productiva. No le pedimos a este señor (Abdo Benítez) que resuelva la crisis, pero se le ha dado un cheque en blanco y la ejecución ha sido nula". Paraguay acumula hasta la fecha unos 8.000 casos y 97 muertes por el COVID-19, que se ha manifestado con más letalidad en julio y lo que va de agosto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios