www.diariohispaniola.com
La misión imposible de tumbar a Trump: nunca ha salido adelante un 'impeachment'.
Ampliar
La misión imposible de tumbar a Trump: nunca ha salido adelante un 'impeachment'. (Foto: Jonathan Ernst | Reuters)

La misión imposible de tumbar a Trump: nunca ha salido adelante un 'impeachment'

viernes 13 de diciembre de 2019, 09:16h
Los demócratas que controlan la Cámara de Representantes en Estados Unidosanunciaron ya que imputarán al presidente Donald Trump con los los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, como parte del proceso de juicio político contra el mandatario.

Pero realmente será imposible ver que salga adelante el proceso de impeachment, un mecanismo legal en EEUU que permite destituir al presidente, parecida a nuestra moción de censura en España. Pero si bien en 2018 fue posible que surtiera efecto en nuestro país, tumbando al presidente Mariano Rajoy, no lo será en el caso de Trump por varias razones. Primero, porque el proceso comienza en la Cámara de Representantes, donde los demócratas sí tienen mayoría -235 legisladores frente a 198 republicanos-, lo que supone que su aprobación es casi segura.

Pero después el juicio político tiene que pasar al Senado, la Cámara Alta del Congreso de los EEUU. Allí fracasará, ya que los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47 y, además, la destitución requiere una mayoría de 2 tercios de la Cámara. No es decartable que algún senador republicano quisiera castigar a Trump, que no termina de ser amado por todo el partido al que representó en las elecciones de 2016, pero es imposible, siendo realistas, que hubiera suficientes 'tránsfugas' como para tumbar al presidente.

Qué es el impeachment

El proceso de destitución o impeachment está recogido en el artículo I de la Constitución de los Estados Unidos, que garantiza que los altos funcionarios puedan ser procesados por mandato de la Cámara de Representantes a causa de delitos graves, a excepción de los miembros del legislativo (sin imposición de sanciones penales). Al igual que en el modelo británico, una vez que el Congreso abre el proceso, es el Senado el que se encarga de llevar a cabo el juicio. Para condenar al acusado son necesarias las dos terceras partes de los votos de los senadores.

Pero nunca han tenido éxito estos juicios políticos en EEUU. De 14 intentos a nivel federal, sólo 4 acabaron con una resolución condenatoria, pero nunca de presidentes de la nación. Únicamente dos presidentes han sido juzgados mediante este procedimiento, Andrew Johnson (1868) y Bill Clinton (1998-1999), ambos absueltos. El único que podría haber sido víctima de este proceso habría sido en 1974 Richard Nixon, pero interrumpió el proceso al presentar su dimisión, evento único en la historia política del país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.