www.diariohispaniola.com
Presentación de la obra Amanda de Miami.
Ampliar
Presentación de la obra Amanda de Miami. (Foto: Cortesía)

Tercera premisa inmutable para el actor: Ensayo de Mesa, Condiciones Dadas y Hechos Importantes

Tercera premisa inmutable para el actor:
Ensayo de Mesa, Condiciones Dadas y Hechos Importantes.
Ampliar
Tercera premisa inmutable para el actor: Ensayo de Mesa, Condiciones Dadas y Hechos Importantes. (Foto: Cortesía)
Ensayo de Mesa:
Luego de tus lecturas llegas finalmente al Ensayo de Mesa. Ahora comenzarás el estudio definitivo y el director expondrá su Plan Maestro. Veamos qué procurar y llevar a ese ensayo.

Tampoco debes llegar con definiciones y entonaciones del personaje. Precisamente, es allí donde encontrarás los indicios para su interpretación.

El teatro es un arte colectivo. La interrelación con el resto de la troupe es vital durante el desarrollo del trabajo que realizarás.

A partir de este momento, sin proponértelo, comenzarás a hacer un ajuste interior, una programación emocional que concluirá justo el día del estreno y sobre lo que te comentaré llegada esa etapa.

Cuenta de tus primeras impresiones con la obra sin entrar en grandes detalles todavía.

Condiciones dadas y acotaciones:
Condiciones o Circunstancias Dadas: Están dentro del Texto Literario. Son la fábula de la obra, hechos, acontecimientos, época, lugar de la acción, manera de vida, atmósfera escénica, caracterizaciones, vestuarios y escenarios sugeridos. Los dramaturgos suelen escribirlas como guías.

Cuando aparecen directamente en el texto, destacadas mediante cursivas, mayúsculas, paréntesis o corchetes; las llamamos Acotaciones. Veámoslas en una escena de mi obra Amanda:

ANTONIO: En la choza del muerto te estaré esperando con el caballo. (camina hacia la puerta. Se devuelve.) Dame un beso, Amanda.

AMANDA: Ahora no, Antonio.

ANTONIO: Cuando enfilemos hacia el Sur seré tu dueño.

Antonio ríe escandalosamente.

AMANDA: ¡El viaje que haré contigo es para liberarme, precisamente, de los dueños! ¡Ya nadie será dueño de Amanda! ¡Cuando enfilemos hacia el Sur comenzaré a sentir la libertad! Y tal vez libremente, sólo tal vez, me entregue a ti.

ANTONIO: Tú mandas.

Antonio sale.

¿Entendiste?

Durante los ensayos el director irá informado cuáles usarán o no. Tú, por supuesto, tendrás voz en esa decisión.

Existen otras que el autor pone dentro de los parlamentos y que debes identificar e integrar a tu personaje. Les he llamado Condiciones Disimuladas. Tienen mayor rigor que las otras. No usar algunas, si eso deciden, debe hacerse cuidadosamente. Esto, porque al estar dentro de parlamentos son verdades escénicas que definen circunstancias, estados y actitudes de los personajes.

Obsérvalas en este fragmento de soliloquio de Amanda:

AMANDA: Sé que Aridio sufrirá mucho. Nunca su dolor será tan grande como el que le proporcionaría si me quedara aquí con todo lo que tengo adentro. Si lo crees justo, hazlo comprender, Señor. No lo pido por mí sino por él.

Esta es mi casa. En ella me he sentido bien… casi siempre. Ojalá pueda volver a ella… limpia. En cada rincón, en cada cachivache estoy yo de alguna manera. Duele mucho dejar todo esto… ¡Es como si dejara parte de mi misma en las paredes!

Amanda duda, pero se marchará irremisiblemente. Habla con Dios y ubica su casa.

Hechos Importantes:
También son parte de las Circunstancias Dadas. Sucesos indicadores de que la trama ha llegado a un punto en el cual todo podría terminar. Los personajes son sacudidos por esos hechos hasta casi ser abatidos. En el uso de estos artificios hay dramaturgos maestros. Director y actores deben identificar esos hechos y enmarcarlos dentro de la puesta en escena. Si no, recomiendo llevar almohadas al espectador porque, probablemente, querrá dormir en la sala.

Todo el soliloquio de Amanda es un hecho importante porque cambia completamente la situación de los personajes y desencadena acciones de vida y muerte.

¡Cuidado! ¡Mucho cuidado! La voz de alarma es porque he visto a muchos actores, cuando llega este momento del estudio, al elaborar la biografía del personaje antes de su "vida" en escena, inventar datos que no están en el libreto. ¡Error del tamaño de una catedral! No asignes datos al personaje que no estén en la obra. Cuando lo haces, le estás poniendo pies de cristal. ¡Se romperán y él caerá!

Detalle: El actor es un esclavo en libertad. Mediante esta contraposición estoy indicando que, ciertamente, eres el gran creador del universo teatral; pero dentro de parámetros establecidos en complicidades de director y autor.

Otros personajes de la pieza quizás emitan opiniones sobre el tuyo que no son necesariamente ciertas. Podrían ser declaraciones de fuerzas antagónicas a tu personaje.

Ok. Terminaste el primer ensayo, regresaste a tu casa y… ¿volverás vacío al segundo ensayo? ¡No seas tan simple! ¡La mitad del trabajo actoral se hace en la casa! ¡Ve a los ensayos a llevar tus propuestas y luego a comprobarlas! ¡Un actor...!

Perdón... lamento haberte gritado.

Regresa preparado porque aumentará la profundidad y complejidad del ensayo. ¡Estás cerca de “Las cinco preguntas del personaje” y de sus “Acciones Internas y Externas”!

A punto estás de entrar en esa dialéctica teatral que te señalará que no hay personaje químicamente puro. Tienen grandes contradicciones. Pero, en su “realidad” verás las de quienes te rodean. A todos los encontrarás en algún libreto. Obsérvalos en sus cotidianidades. Si miras con lupa de actor, descubrirás que son excepcionales bancos de emociones y pasiones humanas.

Otro detalle: Para que exista el Texto Dramático el ojo del espectador debe estar enfrente. En el ensayo sólo hay técnica y artificios. Esos recursos, junto a palabras y emociones, se convertirán en arte cuando ojos expectantes se posen sobre ellos. El teatro es, entonces, una comunión entre el tú-actuante y el otro-espectador. No eres, ciertamente, toda la obra de arte; pero sí su instrumento... y la parte más notable de ella.

¡Telón!


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.