www.diariohispaniola.com
César Román.
Ampliar
César Román. (Foto: Cortesìa)

César Román: No hay tierra tan hermosa como la mía

César Román

domingo 23 de junio de 2019, 00:00h
Ante las alarmantes noticias que circulan, alertando a los turistas a no viajar a República Dominicana, por la falta de seguridad, debido a las muertes de nueve viajeros (hasta la fecha) por diferentes causas y el atentado contra la vida del expelotero de Grandes Ligas, David Ortiz, creo necesario hacer algunas referencias al manejo de las crisis para limpiar la imagen del país.
El Estado y las demás organizaciones deben hablar con la verdad, ser transparentes y establecer una línea de comunicación directa con los empleados, los clientes, los proveedores y el público en general. Además, deben tener un plan con objetivos definidos, destinado a proteger a cualquier persona que esté en peligro y establecer las acciones que se llevarán a cabo.

Estas medidas deben ser ofrecidas por un portavoz con un mensaje claro y continuo, para evitar especulaciones y rumores falsos, y preparado para responder a las preguntas de la prensa, con planes de acción actualizados y nuevos desarrollos, tan pronto y tan a menudo como sea posible, y también, este portavoz debe asegurarse de establecer un equipo de redes sociales para monitorear, publicar y reaccionar a la actividad de las redes a lo largo de la crisis.

Entre los agentes y responsables turísticos existe una tendencia a responder con herramientas positivistas ante los conflictos, debido a las características del propio sector. Esta actitud puede ser válida en situaciones normales, pero en caso contrario, solo sirve para maquillar la situación y esquiva un problema muy arraigado en el turismo, como es la seguridad.

El manejo de la crisis debe empezar por la transparencia con el tema de la seguridad del país, y luego pasar a buscar soluciones inmediatas; además de aplicar medidas correctivas de mayor supervisión en el ámbito hotelero. Una crisis que no se gestiona bien, puede acabar con décadas de trabajo arduo. Tenemos un país precioso de gente alegre y una gastronomía y un clima envidiables; por lo tanto, tenemos que cuidar con recelo a la que el almirante Colón llamó « la tierra más bella que ojos humanos han visto ».

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios