www.diariohispaniola.com
Elsa Núñez, gran artista dominicana
Elsa Núñez, gran artista dominicana

La nostalgia en el Universo intimista de Elsa Núñez

Un texto escrito para Elsa Núñez, por Fernando Ureña Rib (e.p.d.)

Por Fernando Ureña Rib
domingo 09 de marzo de 2014, 16:36h
Elsa Núñez logra soluciones plásticas propias para presentarlo en el marco de las abstracciones del paisaje o de visiones fugaces y evanescentes que enfatizan la presencia de un mundo emotivo interior intenso y dramático.
 
Elsa Nuñez pinta la Nostalgia. Es decir, la personifica y hace de ella su protagonista primordial.

Hay un aire decimonónico en sus óleos, de figuras femeninas ataviadas a la usanza de antaño, que nos traen la añoranza de un mundo misterioso y de una época serena en la que todavía eran posibles la poesía y el romance incondicional y fiel. "Y eran una, y eran una sola sombra larga..." habría dicho de estas pinturas el poeta colombiano Asunción Silva.

Porque ese espíritu poético de alguna manera yace en el trasfondo de estas imágenes. Los drapeados, el organdí, la seda y un pañuelo sediento de lágrimas se esconde en esas manos alargadas. A veces un collar o un rosario enfatizan la longitud del cuello, o enaltecen la nobleza de la mirada. Una esencia, un perfume grato brota de estos lienzos y de pronto, usted cree escuchar los sones de una canción olvidada. Entrevemos las sales y la recámara que es plausible en el sepia de algunos vetustos retratos de familia.

Ese discurrir en el pasado se hace presente y vivo en las pinturas de Elsa Núñez y es ella misma quien está allí bajo el ala discreta el sombrero, detrás del velo y la mantilla, y es ella quien sostiene con donaire el abanico que la refresca del calor de los trópicos. Esto en cuanto al tema, porque Elsa Núñez logra soluciones plásticas propias para presentarlo en el marco de las abstracciones del paisaje o de visiones fugaces y evanescentes que enfatizan la presencia de un mundo emotivo interior intenso y dramático.

Pañuelos, abanicos y tocados completan la escena en la que casi es posible adivinar el perfume que emanara de aquellas damas de donaire y atractiva presencia. Fina estampa. Pero Elsa Núñez no se detiene innecesariamente en el adorno ni en el detalle.
Es la intensidad de la mirada y el remoto silencio que ella encierra lo que nos transporta a su mundo interior, rico en alusiones, reminiscencias y matices.
Texto :  FERNANDO UREÑA RIB



Elsa Núñez

Nació en Santo Domingo, República Dominicana, en el año 1943) Estudia filosofía en la Universidad Autónoma y arte en la EscuelaNacional de Artes Plásticas de su tierra natal, y en España, en la Academia de San Fernando.

La pintora Elsa Núnez expone en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid y en el Museo de las Casas Reales y el de Arte Moderno de Santo Domingo. En 1979 obtiene el premio Independencia de Cultura otorgado por la Embajada y la Casa de España; y posteriormente el Gran Anacaona de Oro por su labor en la plástica dominicana.

Esta gran pintora dominicana combina la abstracción con lo figurativo, pone especial énfasis en imágenes de corte expresionista. Una de las características más recurrentes de Elsa Núñez es la acentuación del negro en sus trazos con el fin de dramatizar la forma humana, especialmente la femenina. Mujeres abandonadas, envueltas en atmósferas nostálgicas y desvalidas, son el pretexto para poner en evidencia una situación femenina que debe ser modificada. El soporte de este trabajo pictórico es el dibujo y la textura del color. Elsa Núñez nos invita a ser testigos de escenas cargadas de una intencionalidad no solo artística sino también social.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios