www.diariohispaniola.com

Recuerdan leyes nacionales y tratados internacionales que avalan una educación sexual integral y eficaz

Naciones Unidas sale en defensa de la educación sexual y el respeto de los derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes

Naciones Unidas sale en defensa de la educación sexual y el respeto de los derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes

viernes 14 de junio de 2013, 08:35h
Los derechos sexuales y reproductivos han sido un tema candente en el país las últimas semanas, especialmente luego de que algunos de los más importantes representantes de la iglesia católica -incluyendo la figura más relevante, el Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez- atacase en los tribunales y en los medios una campaña sobre estos derechos hecha por Profamilia y difundida por los medios masivos de comunicación.
Ayer no debió haber sido un día precisamente "alegre" para quienes adversan la campaña de Profamilia. Quizá ayer agregaron a otra institución en su "lista negra".

El Sistema de Naciones Unidas en República Dominicana se pronunció ayer mediante un comunicado sobre los Derechos Sexuales y Reproductivos de Niños, Niñas y Adolescentes. Y afirmaron que ellos y ellas "tienen derecho a estar informados y a recibir educación sexual y reproductiva".

Recordaron que ese derecho a la información sobre temas que para otros son absoluto tabú está consagrado en la Convención Internacional sobre Derechos del Niño y el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes de República Dominicana; así como en varias leyes nacionales y tratados internacionales.  Las declaraciones de los representantes del sistema de las Naciones Unidas querían dejar muy claro aspectos que parecen ser olvidados por algunos.

Uno de estos aspectos es que el país ha establecido la protección de la infancia como norma fundamental en el artículo 56 de la Constitución Nacional, y creado un nuevo código para la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, establecido en la Ley 136-03.  Esta ley señala "explícitamente que todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser informados y educados sobre los principios básicos de prevención en materia de salud sexual y reproductiva". También establece que el Estado apoyado por la participación activa de la sociedad garantizará programas de información y educación sobre estas materias.

Destaca el Sistema de las Naciones Unidas en el país  que "el cumplimiento de este derecho es particularmente relevante en el contexto de República Dominicana" ya que, según la Encuesta Nacional de Salud (ENDESA 2007) el 50.3% de las mujeres y el 66.6% de los hombres iniciaron sus relaciones sexuales antes de los 18 años. "La falta de información sobre temas de salud sexual y reproductiva contribuye de manera directa a las altas tasas nacionales de embarazo en adolescentes", destaca el sistema de la ONU.  

Otra cifras que subrayan es la de la encuesta EnHogar 2009-2010, que daba cuenta de que 1 de cada 5 adolescentes (15 a 19 años) ha estado por lo menos una vez embarazada. "El país ocupa el quinto lugar en la ocurrencia de embarazos a temprana edad en la región, solo superado por Nicaragua, Honduras, Venezuela y Ecuador", señalaron.  "El embarazo a temprana edad perpetúa el círculo de la pobreza", afirman. "Es una de las mayores causas de la deserción escolar, limita su desarrollo personal y profesional, y dificulta su adecuada inserción en el ámbito laboral".

Sobre estos temas la propia ONU ha hecho numerosos estudios que corroboran esta posición, al igual que investigaciones y estudios realizados en el ámbito local.  Destacan que otro de los males de la falta de información y educación sexual y reproductiva es que "contribuye también a la práctica de conductas de riesgo que exponen a niños, niñas y adolescentes al contagio del VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual".  Aunque destacaron los esfuerzos realizados tanto por el Estado como por la sociedad civil y la existencia de una normativa que establece el derecho y obligatoriedad de informar el conocimiento comprensivo entre la población adolescente (15 a 17 años) sobre VIH/SIDA está por debajo del 40%, lo que consideran "particularmente grave si se considera que en 2011 se estima que 44,234 adultos y niños viven con el VIH en el país".
Para el Sistema de las Naciones Unidas en el país está muy claro que entre las líneas de acción para lograr la igualdad de derechos y oportunidades, "la Estrategia Nacional de Desarrollo reconoce la necesidad de incorporar al currículo educativo la educación sexual y reproductiva de los niños, niñas y adolescentes, las infecciones de transmisión sexual (ITS) y el VIH y promover la formación en valores".
Enfatizan en una "educación sexual integral y eficaz" en el país, lo que permitirá aumentar los conocimientos, reducir los embarazos en adolescentes, los riesgos de contagio del VIH y enfermedades de transmisión sexual, además de proteger a los niños, niñas y adolescentes contra el abuso sexual.  En definitiva, las mismas posturas que tienen "satanizada" a Profamilia antes los ojos de una parte de la cúpula católica local. "El cumplimiento y garantía de los derechos sexuales y reproductivos promueve las normas equitativas de género y empoderamiento de niños, niñas y adolescentes", afirman, para quienes todos los niños y adolescentes deben ser informados y educados "para ejercer progresivamente y con responsabilidad su sexualidad".

El Sistema de Naciones Unidas "apoya técnicamente todos los esfuerzos del Estado y la Sociedad Civil para el cumplimiento de este derecho", dicen, para agregar que están "convencidos de que este esfuerzo constituye una necesidad evidente ante la situación existente en el país".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.