www.diariohispaniola.com
Alfonso M. Becker.
Ampliar
Alfonso M. Becker. (Foto: AB)

En la cúspide del surrealismo

“La escasa atención prestada al hombre lobo es una muestra evidente de que las grandes mentiras para infundir miedo ya han acostumbrado a la población y es conveniente más creatividad en los políticos para aterrorizar a la ciudadanía” Jonathan Swift
Para desgracia de los Estados Unidos, sus dos periódicos más relevantes, The Washington Post y The New York Times, comienzan a parecerse a Le Père Duchesne… Perderse por la selva de la geopolítica puede parecer banal y nada interesante pues cualquier periodista idiota e indocumentado mete la pata hasta la ingle. Requiere solamente ignorancia en filosofía política y una cierta dosis de mala leche a la hora de señalar a los rusos como el enemigo acérrimo y no tener las mismas agallas para señalar, de la misma forma, cuando de asesinos islámicos se trata…

El imperio americano enarbola la antorcha del protagonismo colocando a sus actores sobre el escenario sin preocupación alguna por explicar el reparto de los personajes. Steve Bannon, maestro de ceremonias en el gran espectáculo político, ya ha dejado bien claro que se explican solos… La sola elección de Donald Trump es el más grande de los actos surrealistas desde la publicación parisina del Grand Jeu, un cuarto de hora antes del Crac de 1929… al fin y al cabo, la crisis económica provocada por la caída del mercado de valores es la misma que la de ahora: un desencanto político sin precedentes y una depresión involutiva de los valores morales.

Desde el momento en que los servicios de inteligencia y -en cierto modo- también los think tank de tu país, de indudable confianza y patriotismo, te dicen “aquellos son nuestros enemigos y estos son nuestros aliados”, el periodista de infantería (léase periodista de a pie y con menos neuronas que un mosquito), bajo el influjo de una suerte de revelación, lo tiene muy claro y se cree un napoleón en el campo de batalla y maquiavelo en el sillón de su casa…

Pero lo que está ocurriendo ahora en el corazón del imperio es exactamente lo mismo que en París durante la Revolución francesa: los insoportables intelectualoides que enarbolan el lenguaje dominante creen que pueden poner y quitar presidentes a gusto de algunos payasos del Senado respaldados por los gigantes mediáticos capitalinos, vejestorios achacosos a los que le quedan tres afeitados y no soportan pasar desapercibidos; que en política washingtoniana es como ya estar muerto...

El Viejo Duchesne era el más radical, extremista y peligroso panfleto jamás escrito y durante la Revolución francesa, si ese periódico te señalaba como enemigo del pueblo, en 24 horas te pasaban por la guillotina… Fuera quien fueses… No había nadie que pudiera salvarte. Esos periódicos que eran la guía espiritual de los tarados intelectuales de la época, se “guiaban” por Le Père Duchesne y así todos los periodistas se convertían, de la noche a la mañana, en linchadores profesionales, en perturbados y asesinos que recorrían las calles para detener a “contrarrevolucionarios” y así proveer de carne fresca a la cuchilla revolucionaria.

Para escarnio de los sabelotodos de hoy, no había nada más populista en el planeta que segar cabezas de reyes, banqueros y millonarios comerciantes, a pesar de que era una revolución burguesa… En realidad, en aquella orgía de violencia y crímenes, lo único que triunfaba, al igual que hoy, era la insoportable y maloliente letanía sobre levantar muros y tender puentes, desde los despachos oficiales y desde los púlpitos del Vaticano… El fétido regreso triunfal en Francia de los tontos útiles del islamismo como Emmanuel Macron, y el colmo de la desgracia para la Unión Europea si la chusma manejable elige, de nuevo, a la canciller alemana Angela Merkel…

El mefítico discurso de la bondad aparente y del amor divino por todos los desposeídos del planeta, ya huele a guerra devastadora porque el enemigo sabe que Occidente se cae a pedazos… Todo eso se puede aguantar. Pero… para que los columnistas más “enchufados” y repugnantes de la élite de Capitol Hill se pierdan, ellos mismos, en el pantano de la bajeza llamando “puta” a la Primera Dama estadounidense, Melania Trump, o “retrasado mental” al presidente americano, se requiere una patente de corso que solo puede otorgar alguien con un poder superior al United States Secretary of Homeland Security… Tiene que haber alguien entre la élite de Washington tan poderoso como para señalar como prostituta a la Primera Dama norteamericana y llamar descerebrado al presidente de su país… y que le salga gratis...

Hierve la sangre como a las almas errantes cuando estamos obligados a levantar la bandera judeocristiana de la revolución. Por primera vez en el siglo XX, concretamente hacia la mitad de la centuria y sobre todo tras la Segunda Guerra Mundial, comprendimos que a los moros, a los turcos y a los persas, se les vence a fuerza de sangre y de fuego hasta que se arrastren por el suelo pidiendo clemencia… Sabemos que el moro miente, que el moro es asesino y traidor; y que tras el saqueo de Constantinopla en 1453, los turcos, los persas y los árabes musulmanes, abrieron las puertas de Europa y derribaron las murallas de la cristiandad con el único propósito de exterminarnos… ¿Cómo es posible que esa forma de pensar y ese execrable objetivo musulmán, sea tolerado también en la segunda década del siglo XXI?

¿Cómo es posible que el país más poderoso de la tierra agache la cabeza cuando un degenerado asesino turco (así llaman a Erdogan en su país por haber asesinado a más de 400 muchachos que servían en el ejército el día del golpe) amenaza a los Estados Unidos y a la OTAN con matar americanos y aliados europeos en Siria? … ¿Cómo se puede llamar a una Europa que es amenazada por un asesino mahometano con el envío de diez mil yihadistas para que comentan atentados en la Unión Europea? Si se supone que Turquía es un buen aliado para los tiempos de guerra que corren… ¿Cómo serán los demás enemigos musulmanes?

Por lo visto, al establishment estadounidense le da vergüenza reconocer que ha llegado la hora de matar a los moros por miles y quiere pasar desapercibido incluso entre los aliados europeos. Pretende el Pentágono matar a hurtadillas poniendo en escena la más grande representación teatral de los últimos 25 años: destruir a moros y persas sin que parezca que el Pentágono tiene botas en Oriente Medio. Al que le guste la geopolítica espectacular, desde luego, solo le esperan grandes satisfacciones intelectuales en el terreno de la continuación de la diplomacia por otros medios…

En el transcurso de una batalla, todas las ideas que tienden a triunfar inician siempre el camino de una guerra de exterminio contra los moros, turcos y persas. Siempre ha sido así en los dos últimos siglos… Es un curioso prolegómeno que mantiene, hasta ahora, a los turcos como aliados “indispensables” en Middle East. Se suele decir en las escuelas de guerra del Pentágono que “un enemigo no tiene por qué ser destruido por completo ya que sus activos pueden ser utilizado en el futuro”… es el caso de los turcos durante toda la Guerra Fría. Pero en Washington se olvidan, alegremente, de los europeos que lucharon contra los musulmanes durante 800 años y las sabias palabras de don Miguel de Cervantes “ el moro miente, el moro es traidor y el moro es asesino desde la cuna”… Refiriéndose, naturalmente, a su educación islámica.

Dicen los antiguos alumnos de Leo Strauss David, los legendarios de la Escuela de Chicago, ahora en las oficinas de poder de Capitol Hill, que no hay chorrada de loca más grande en esta vida que aquella en la que los pusilánimes se espantan por la islamofobia cuando son los clérigos del Islam los que han dado el pistoletazo de salida para la gran cacería de infieles en todo el mundo… Especialmente para asesinar a estadounidenses, allá donde se encuentren… Lo curioso de este “estado de ánimo” es que el establishment siga en sus trece después de los más de tres mil muertos, seis mil heridos y los que todavía quedan por asesinar en territorio estadounidense… Porque el islam radical sigue odiando a muerte, más que nunca, a los Estados Unidos… Para colmo, todos los servicios de inteligencia esperan un gran atentado terrorista musulmán en el corazón del imperio.

Es totalmente cierto que “une capitale n’ est pas absolument nécesaire à l’ homme”… Yo he vivido intensamente en media docena de ciudades y puedo dar fe de ello… no he encontrado nada extraordinario en ellas salvo detalles insignificantes de la psicogeografía que ha determinado, para nuestra desgracia, el capitalismo salvaje y su caótico urbanismo… Naturalmente, esa “insignificancia” se convierte en relevante cuando, ligero de equipaje, despliegas tus libros, tus pinturas, tus cuatro cosas y tus escritos en el nuevo paisaje al que te han llevado tus zapatos. Y es entonces cuando el reino de la mercancía que has dejado atrás, se vuelve recuerdo contaminado y condiciona tu carácter, si no de apátrida, sí de una cierta misantropía urbana y de una sed de naturaleza, también salvaje, infinitamente superior a la del poeta romántico… Creo que por eso me atrae el Caribe.

Quizás me expreso así porque estoy convencido de que la patria de un intelectual no es otra que la bohemia en la que se cuecen las creaciones artísticas, los pintorescos rincones en los que disfrutar de una buena jarra de cerveza, y donde encuentras y conoces a la mujer que cambia, por completo, tu forma de percibir una puesta de sol sentado en la arena de la playa… Lo sabía bien Étienne Pivert de Senancour, y dieron fe de ello, muchos y buenos artistas de todos los rincones de este mundo pero, sobre todo, el español universal, Miguel de Unamuno; pues si monsieur de Senancour nos ha legado la fantástica ilusión sobre la naturaleza primitiva de los seres humanos, Unamuno colocó a esos hombres y mujeres en el territorio trágico de la vida con mucha sensibilidad y sentido.

Quedan pocas horas para que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reciba en la Casa Blanca a un aliado de la OTAN que es un auténtico asesino mahometano (así lo expresan los persas y los árabes) y así lo llaman en toda Europa a regañadientes los más lúcidos políticos de Bruselas… En la Unión Europea ya parecen comprender que si este son of a bad mother es el verdadero causante de la crisis migratoria y de la infiltración de terroristas en Europa ¿qué ocurrirá si se acepta la entrada de Turquía en el club europeo? ¿Soportará la vieja Europa a otros 100 millones de fanáticos musulmanes? ¿O estamos hablando de un suicidio liderado por los cabezas cuadradas alemanes?

La nueva doctrina elaborada por el equipo de Trump nos hace entender que para ganar una guerra o varias guerras simultáneas, es necesaria -a veces- una alianza con el demonio… Las distintas agencias de la comunidad de inteligencia estadounidense han dejado bien claro, el pasado jueves día 11 de mayo ante el Comité de Inteligencia del Senado, que entre todas las amenazas que se ciernen sobre Estados Unidos y sus aliados, los mas peligrosos a corto plazo son, sin duda, los asesinos mahometanos financiados por repúblicas islámicas y actores no estatales (asesinos yihadistas profesionales) que son armados, alimentados y protegidos por Gobiernos terroristas musulmanes…

El director de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial Robert Cardillo está atormentado porque los chinos tienen estación espacial propia y se preparan para poner una base en la Luna desde donde controlar la Tierra y a sus bastardos habitantes; Dan Coats, director de Inteligencia Nacional sabe que o se destruye Teherán o los persas se adueñan de todo el Oriente Medio; Mike Pompeo, director de la CIA, ha recordado que los ayatolas de Irán son los responsable del asesinato de más de 100 agentes de inteligencia estadounidenses; Andrew McCabe, director en funciones del FBI espera, de corazón, que Melania Trump no sea un agente del KGB; y el teniente general Vincent Steward que es el director de la Defense Intelligence Agency, no pueden ocultar que el loco coreano Kim Jong-un es una “carta” en la manga que tienen los chinos para estudiar los movimientos y capacidades militares de U.S.A. … A largo plazo o ¡atención! en un plazo inesperado e impredecible, la China multimillonaria y emergente es el más grande peligro geopolítico para desbancar la hegemonía estadounidense… Ninguno de los jefes de inteligencia ha nombrado a los rusos como enemigos...

El “fulminado” de una patada en el culo que le ha dado Donald Trump, James Comey, ha estado mareando la perdiz creyéndose el legendario y todopoderoso primer director de la historia del FBI, John Edgar Hoover. Pero el creído jefazo del FBI ha dado con Donald Trump: el loco impredecible inventado por Steve Bannon para “drenar el pantano”… Ese gran periodista (odiado por el establishment como “Advocatus diaboli” ) que es Steve Bannon, como los grandes visionarios surrealistas al estilo de William Blake, Thomas De Quincey y todos los más grandes en la narrativa política, no ha necesitado invectiva contra el brujo en potencia que dirigía la oficina federal de investigación… Simplemente, Donald Trump, lo ha mandado al carajo… Lo que no tuvieron agallas de hacer, ni Obama, ni Bush, ni Bill Clinton…

La estrategia del loco no ha hecho más que empezar… Una vez que limpie debajo de la alfombra, el “tonto” del tupé amarillo le pasará factura a los que han llamado zorra a su esposa, tonto a su hijo pequeño, e idiota al presidente de los Estados Unidos de América… Que se vayan preparando todos los pelotas rastreros, cotorras teledirigidas y papagayos ignorantes que se unieron al coro para denigrar y “ahorcar” al elegido democráticamente por el pueblo estadounidense para sentarse en la Casa Blanca… Trump, como todos los grandes negociantes, ni perdona ni olvida. Y si se la juegas, te busca. La fábrica de sueños políticos de Washington ha elegido al personaje que necesitaba...

En esta sociedad del espectáculo político, los datos y la información son propiedad exclusiva de la “Compañía” la productora secreta de espectáculo republicano… y -por tanto- la inteligencia no ha sido dada a los periodistas, no les quepa duda alguna… Hay -por tanto- una orden no escrita para privar de información a gentuza con título de periodismo expedido por universidades de la periferia a módicos precios… Ahora el tonto útil de la prensa ni siquiera es de utilidad aunque tenga un máster en gilipolleces grandiosas. Recuerdo ahora a un periodista argentino con una docena de máster en política intergaláctica y relaciones interestelares. Escribió un artículo sobre lo bien que Barack Obama bailaba el tango y lo guapo que era… Por lo que debería deducir un buen lector que el análisis político no existe; cotorras como esa, se lo han cargado… ¿No es para perseguirlo a paraguazos por toda la Patagonia?

La universalidad del conocimiento político también ha sido retirada de su alcance a estos idiotas del chismorreo mediático, ha dejado definitivamente de dársele… Al contrario que en países, absolutamente corrompidos y extremadamente violentos, como México, donde matan a los periodistas por centenares y miles, sin que nadie lleve ya la cuenta, en la sociedad espectacular de la geopolítica, el periodista se muere de aburrimiento él solito sin intervención de malhechores; eso, si no se pega un tiro y se suicida porque no sabe qué decir y ni siquiera entiende lo que está pasando. El establishment tiene sus propios portavoces con amplificadores geodésicos y ya no necesita para nada de enajenados a los que llaman “pajarracos enfermos de los mass-media” con delirios reivindicativos y manías persecutorias.

Le conviene a usted, estimado lector, expresar las mayores reservas en todo lo que concierne a la pretensión de algunos “gurús” cuando hablan de asuntos como la Casa Blanca, Oriente Medio, Rusia o Venezuela… Seamos claros… No espere otros 70 años para saber qué pasó en el Medio Oriente… Yo se lo cuento ahora...

Nunca habrá un estado Palestino porque nadie dará un Estado a terroristas mahometanos. Jamás se le otorgará a los asesinos del islam una sola pulgada de Jerusalem o de la sagrada tierra de Israel… y respecto a Latinoamérica, el que quiera bolivarianos tendrá bolivarianos durante décadas para que disfrute con los discursos de un asqueroso camionero inculto como presidente de Venezuela cuyos generales están fichados por la DEA, dado que trafican con narcóticos. Un fantoche de la política que droga a la ciudadanía con ideología para ignorantes, los viola en sus derechos y los esquilma… Al que añore “senderos luminosos”, se le darán asesinos guerrilleros y narcotraficantes para que sean felices y se mueran en la miseria…

Las nuevas doctrinas se servirán a la carta con tal de que la chusma tenga algo de qué hablar mientras su país se convierte en un paisaje irrespirable de violencia y muerte ante la completa indiferencia de las sociedades democráticas … Si la turba quiere una “revolución” al estilo de la cubana o de la china o de la coreana, benditos sean sus deseos, España y EE.UU deben facilitar que alcancen su condición de esclavos y que sigan rezando a la momia de Chavez… Todo sea un “allá ellos” cuando unos narcotraficantes se hacen con un país con el aplauso de una masa de burros exaltados...

De la sociedad del espectáculo político, estimado lector, no espere grandes muestras de justicia, democracia o grandeza. Solo guerra perpetua… Hemos alcanzado la cúspide del surrealismo… Ahora, querido lector, tómese una jarra de cerveza o llegará a pensar que la mascota de su casa no es realmente un perro fiel sino el verdadero ser humano de su domicilio y usted, su esposa, y sus hijos, unas insignificantes pulgas apegadas a un humano sarnoso que no sabe de política y que solo sabe ladrar… Tómese algo, insisto...

Lo digo porque no hay espalda humana que pueda cargar con tantas gilipolleces y ridículas mentiras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.