www.diariohispaniola.com

Haití

República Dominicana defendió este miércoles ante la Asamblea General de la ONU que la colaboración internacional es vital para "llevar la estabilidad y tranquilidad" al pueblo de Haití, a sus vecinos y a la región.

Declara en Nueva York que el Gobierno dominicano debe aprovechar Asamblea General de la ONU para urgir a la comunidad internacional liderar un bloque regional para estabilizar la vecina nación.

El vocero y director de Estrategia y Comunicación de la Presidencia, Homero Figueroa, confirmó que por instrucciones del Presidente Luis Abinader, se ha procedido a la evacuación inmediata de todo el personal civil en servicio en la embajada y distintos consulados dominicanos en Haití.

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, defendió este jueves ante la Organización de Estados Americanos, OEA, la construcción de una verja en la frontera con Haití porque la crisis que sufre ese país es "una amenaza para la seguridad nacional" de los dominicanos.

La próxima subida de los combustibles anunciada por el Gobierno de Haití amenaza con intensificar las protestas en un país sumido en una grave crisis política y económica y en una espiral de violencia.

El excanciller Miguel Vargas instó este miércoles al Gobierno a tomar acciones "inmediatas" ante la escalada de violencia e inestabilidad en Haití, lo que, su juicio, representa una amenaza para la República Dominicana.

El Gobierno, a través del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, (MEPyD), señaló las cuatro iniciativas con las que se busca impulsar el progreso para la zona fronteriza: MiFronteraRD, como plan estratégico creado en esta institución; la nueva legislación de desarrollo fronterizo para todas las provincias con la Ley 12-21; las iniciativas en Manzanillo y Pedernales que tienen impactos regionales, y el plan San Juan, que también contribuirá al despegue de la provincia de Elías Piña.

El Ministerio de Defensa (MIDE) reforzó este viernes el paso fronterizo de Pedernales para evitar el escalamiento de las tensiones creadas por la muerte de un ciudadano haitiano a resultas de un incidente con un vigilante de la Dirección General de Aduanas (DGA).

Una tímida reanudación de actividades se produjo este sábado en la zona metropolitana de la capital de Haití, luego de una semana de manifestaciones violentas para exigir la renuncia del primer ministro, Ariel Henry, y el rechazo al aumento en el precio de los combustibles.

La República Dominicana cerró este jueves y "hasta nuevo aviso" su embajada en Puerto Príncipe, debido al deterioro de la situación en Haití, una medida adoptada también por otras legaciones como la española, la francesa y la canadiense.

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano, PRD, Miguel Vargas consideró hoy que la reunión que sostendrá el presidente Luis Abinader y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, es "idónea" para que este le proponga crear un bloque regional para "ayudar" a Haití a superar la "calamitosa" situación que enfrenta.

Dos de siete periodistas que realizaban el domingo un reportaje en el barrio haitiano de Cité Soleil, escenario de un sangriento enfrentamiento entre bandas, fueron asesinados y posteriormente quemados, informó este lunes la prensa local.

El presidente del Instituto Duartiano, Wilson Gómez Ramírez, consideró como cierta la afirmación de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la actitud asumida por la comunidad internacional con respecto a Haití en los últimos veinte años, que constituye “uno de los fracasos más fuertes y manifiestos” en el marco de la cooperación que está supuesta a dar este colectivo a favor de sus países miembros en estado de crisis.

Cientos de dominicanos participaron este sábado en una marcha convocada por organizaciones y entidades patrióticas, encabezadas por el Instituto Duartiano, para reclamar a la comunidad internacional que actúe ante la crisis sociopolítica y de violencia que padece el vecino Haití.

La Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (Binuh) informó este lunes que al menos 188 personas murieron, 120 resultaron heridas y otras 12 desaparecidas entre abril y mayo pasados a causa de la guerra entre las bandas armadas que se disputan el control de la capital haitiana.