www.diariohispaniola.com

Carlos Peña

El ingeniero Carlos Peña propuso al gobierno dominicano la puesta en marcha de una amnistía fiscal de manera inmediata, que beneficie a todas las personas físicas y jurídicas que así lo demanden en medio de la cuarentena, de manera que pasado este tiempo, puedan reinsertarse en el ciclo productivo de la economía sin cuentas pendientes por pagar al fisco y con ello permitirles disponer de cierto capital para reactivar la economía nacional.

Carlos Peña propuso al gobierno dominicano aislar los municipios del país, iniciando con aquellos donde aun no se ha detectado circulación del coronavirus y luego continuar aislando los que ya han sido infectados, como forma de detener el nivel de propagación, contagio y letalidad del referido virus, al tiempo que planteó la implementación de mayores medidas de mitigación en favor de los munícipes.

El aspirante presidencial por el Partido Generación de Servidores, ingeniero Carlos Peña, hizo un llamado a la clase política, empresarial, religiosa y a las demás organizaciones sociales que tienen incidencia en el país, a la firma de un pacto nacional que proteja a las familias dominicanas, especialmente a la niñez, de amenazas como la ideología de género que el gobierno de Danilo Medina quiere introducir a través de la Orden Departamental 33-2019 del Ministerio de Educación.

En la alocución diaria que realiza a través de sus redes sociales a las 7:00 de la mañana, Peña aclaró que una medida como la de construir un muro de tales dimensiones físicas e implicaciones económicas, debe ser una decisión del soberano pueblo, expresada en una consulta popular como la que él propone.

“Los resultados positivos que ya comienzan a verse en las encuestas, nos mueven a continuar hacia adelante. A partir de ahora nos verán en cada rincón de la República, promoviendo nuestra visión de nación con Generación de Servidores”, expresó Peña.

Peña pidió a todos los creyentes cristianos a unirse para defender sus creencias ante los ataques de los enemigos de la fe de estos tiempos.

Peña, quien al momento de su renuncia del PLD era miembro del comité central de esa organización, afirmó que abandona el oficialismo, porque entre otras cosas "quienes dirigen el partido, renunciaron a ser un instrumento de transformación social, política y económica para todos los dominicanos y en cambio se convirtieron en una maquinaria de hacer dinero y acumular riquezas personales".
  • 1

El aspirante a la presidencia de la República por el Partido Generación de Servidores, ingeniero Carlos Peña, se comprometió a convertir el Presupuesto General del Estado que se apruebe en cada año de su gestión de gobierno, en un instrumento de desarrollo integral que impacte positivamente todas las comunidades del país, de tal manera que cada dominicano se sienta parte del gasto e inversión pública.

El candidato presidencial del Partido Generación de Servidores, ingeniero Carlos Peña, a través de un vídeo colgado a en sus redes sociales, invitó a los católicos y evangélicos del país a unirse contra los partidos y políticos corruptos, que con sus acciones demuestran ser enemigos de los principios cristianos de nuestra nación.

“Vamos a recuperar la frontera dominicana, pero no lo vamos a hacer con odio, sino con desarrollo, con inversiones y con seguridad jurídica para quienes vengan a estas zonas a colocar sus capitales”, señaló Peña.

Carlos Peña también emplazó al presidente de la República de quien dijo que “si de verdad Danilo Media quiere que la Biblia se lea en todas las escuelas, lo emplazo a que retire su propuesta legislativa con la cual pretende permitir el aborto en nuestro país”.

Carlos Peña se comprometió a desarrollar un gobierno que priorizará el fortalecimiento institucional del Estado, expresando “crearemos instituciones tan fuertes, que por malos que sean los mandatarios que nos sucedan en el cargo, no podrán vulnerar el orden que estableceremos en el país”.

Carlos Peña considera que el modelo de salud que requiere el país debe ser preventivo, proactivo, universal y gratuito para quienes no tienen recursos económicos que le permitan costear sus demandas de atenciones médicas, sin importar el tipo de procedimientos requeridos para conservar o restaurar la salud.