www.diariohispaniola.com

Aprendamos de la cuenca oriental del Pacífico

Por Antonio Sánchez Hernández
x
antonioasanchezhgmailcom/16/16/22
http://antoniosanchezhernandez.com/
domingo 12 de septiembre de 2021, 13:39h
China
Ampliar
China (Foto: Fuente externa)
La Cuenca Oriental del Pacífico es la región de más dinámico crecimiento del mundo en los tiempos recientes y ha asombrado al mundo por sus elevadas tasas de crecimiento y el enorme volumen de sus exportaciones -llevados de la mano por la revolución científica y tecnológica-, así como por ser, una de las más importantes fuentes de inversión directa, merced a la gran acumulación de excedentes comerciales. ’’ Fuente” Huchim , Eduardo, TLC, hacia un país distinto.
Para República Dominicana, como país emergente, es importante, aprovechar la capacidad de financiamiento del Japón y de China, su tecnología y obtener una mayor vinculación, con Corea del Sur, con la pujante y sorprendente China, Hong Kong, Singapur y Taiwán, los Cuatro Tigres y con los llamados Jaguares, Tailandia, Indonesia, Malasia y en algún modo Filipinas.

Actualmente, en los últimos cuatro decenios, desde 1980-2021, la Cuenca Oriental del Pacífico produce más de la cuarta parte del Producto Interno Bruto mundial, genera más del 20% del comercio mundial y es la primera fuente de inversión directa en el mundo, particularmente China.

Durante y desde la década de los ochenta, del siglo XX, estos países crecieron a una tasa promedio anual de 8.5%, en tanto que la zona del Atlántico Norte (Comunidad Europea, los Estados Unidos y Canadá) fue apenas de un 3%. Desde entonces, China se ha convertido en la mayor superpotencia del mundo, y compite hoy cabeza con cabeza, con los EE.UU.

También el milagro económico japonés destaca, entre todos, junto al milagro económico de China: prioridad del ahorro sobre el consumo, orientación del ahorro a los sectores productivos mediante un alto grado de articulación entre gobierno, empresas privadas e intermediarios financieros. Subvaluación del yen y, en consecuencia, mayor penetración de los productos japoneses en el extranjero. E importación de tecnología y de billonarias inversiones desde los Estados Unidos, hacia los mercados de China continental, de forma masiva.

Japón poseyó un superávit comercial de cerca de 50 mil millones de dólares y fue, en su momento, el principal acreedor mundial. El 30% de la deuda externa de los Estados Unidos -el deudor número 1 del mundo - fue con el Japón y ahora con China. Otro dato revelador: La mayoría de los bancos más grandes del mundo son japoneses y chinos.

Con sus casi 180 millones de kilómetros cuadrados que representan a un tercio de la superficie del planeta, la Cuenca del Pacífico vincula litorales de las cuatro naciones más grandes del mundo (Rusia, Canadá, China y los Estados Unidos), las economías más dinámicas (Japón, Corea del Sur, Taiwán, Hong Kong y Singapur, la isla continente Australia y su vecina Nueva Zelandia, así como varios de los países de Latinoamérica, incluido Méjico.

“Un país puede ser pequeño, como República Dominicana, tener poca gente y pocos recursos, pero si puede ampliar sus mercados externos, va a tener escalas más altas, y en ese sentido, va a poder distribuir sus costos fijos en más unidades. Y esto requiere vincularse con otras naciones, cosa que hacen los países de la cuenca Oriental del Pacífico, y lo hacen muy bien, como lo dice Pedro Noyola, funcionario mejicano de alto rango”.

Los dominicanos vivimos en una economía mundial de servicios, por primera vez en nuestra historia. Esta economía de servicios se basa en la competencia entre tres grandes bloques mundiales: el asiático, el europeo y el norteamericano. La ONU afirma: “el 20% de la población más pobre del mundo apenas dispone del 1% del ingreso mundial, mientras el 20% más rica, dispone del 79% del ingreso mundial”.

Para que la República Dominicana pueda desarrollarse ampliamente desde El Caribe, y dejar de ser un país del tercer mundo, deberíamos integrarnos a la economía mundial, a los 3 grandes bloques mundiales de desarrollo. Ello sería muy ventajoso para nosotros y es nuestra mejor y gran opción. Por ello y para ello, deberemos convertirnos, primero, en una potencia exportadora, al través de polos de desarrollo provinciales, regionales y nacionales de bienes y de servicios, asumiendo la planificación nacional, urbana y regional y, entonces, en base a los polos provinciales, regionales y nacionales, podríamos salir del subdesarrollo social y económico actual que nos agobia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios