www.diariohispaniola.com

Desarrollo en sentido amplio

Por Antonio Sánchez Hernández
x
antonioasanchezhgmailcom/16/16/22
http://antoniosanchezhernandez.com/
viernes 06 de agosto de 2021, 21:02h
“Las ciencias, que eran un puñado a comienzo de la Edad Moderna, son hoy casi dos mil. Mario Bunge, argentino, uno de los cerebros científicos más preclaros del continente americano, sostiene que no hay desarrollo económico sin progreso biológico, económico, político y cultural”. Mario Bunge.
"La industria y el comercio modernos requieren mano de obra sana y competente, y la educación -que es tanto un medio como un fin- exige apoyo económico y libertad. A su vez, la libertad no se come ni se goza como un bien cultural: no es una cosa sino un estado de cosas, ni es sustituto de la abundancia o de la cultura, sino medio para gozar de una y otra.

Y la cultura no puede desarrollarse vigorosamente y con continuidad allí donde no hay un mínimo de holgura económica y de libertad de creación y difusión. El desarrollo auténtico y sostenido es, pues, integral: a la vez biológico, económico, político y cultural". Esta es, en resumen, la concepción integral del desarrollo, de Mario Bunge. Un pensamiento profundo para desarrollar barriadas, provincias y naciones.

CIENCIAS BÁSICAS, CIENCIAS APLICADAS, TÉCNICAS DE PRODUCCIÓN Y PRODUCTOS, COMERCIALIZACIÒN O SERVICIOS.

Para que pueda existir desarrollo del factor biológico, del factor económico, del factor político y del factor cultural hace falta desarrollar las ciencias básicas, las ciencias aplicadas, las técnicas de producción misma y los productos, comercialización o
servicios. Algunas de las ciencias básicas son las matemáticas, la astronomía, la física atómica, la química, la biología y la sociología.

VEAMOS ALGUNOS EJEMPLOS.

1) La sociología: ciencia básica. La sociología aplicada: Sociología del desarrollo. Las técnicas utilizadas: planeación del desarrollo económico, cultural o político. El producto final: la implementación de planes de desarrollo.

2) La física atómica: ciencia básica. La ciencia aplicada: la
física de semiconductores. Las técnicas: el diseño de radios, televisores y computadoras. El producto a consumir: la fabricación
y mantenimiento de radios, televisores y computadoras.

3) Ciencia básica: la biología. Ciencia aplicada: la botánica y zoología de especies de posible utilidad. Técnicas: la fitotecnia y zootecnia, medicina y medicina veterinaria. Productos: industrias agropecuarias, servicios de salud.

4) Ciencia básica: la química. Ciencia aplicada: química de contaminantes del agua. Técnicas: ingeniería química del agua. Producto: construcción y mantenimiento de plantas de purificación de agua.

5) Ciencia básica: matemáticas. Ciencia aplicada: cualquier dominio. Técnica: todas. Producto: consultorías.

6) Ciencia básica: astronomía. Ciencia aplicada: óptica de telescopios, radiotelescopios, telescopios de rayos X. Técnicas: diseño de procedimientos para fabricar telescopios; arquitectura de observatorios. Productos: industria óptica; industria fotográfica; mantenimiento y reparación de instrumental astronómico.

PREREQUISITOS DEL DESARROLLO.

Ningún país en el mundo se ha desarrollado si no invierte ingentes recursos en investigaciones en ciencias básicas, ciencias aplicadas técnicas y productos. Esa es la experiencia mundial. La República Dominicana debe seguir esa experiencia en todo el siglo XX1 o será un país subdesarrollado por los siglos de los siglos.

CONTRABAJO Y COMUNIDAD

Cualquier músico le confirmará gustosamente que una orquesta puede prescindir del director, pero no del contrabajo, porque el contra-bajo es indispensable, al igual que la comunidad organizada, lo es a la sociedad. Las orquestas han tocado sin directores durante siglos; en la historia de la evolución musical, el director es un invento muy reciente. Del siglo X1X. Es imposible tocar una orquesta sin contrabajo. Puede incluso decirse que la orquesta no existe hasta que no tiene un bajo. Hay orquestas sin primer violín, sin instrumentos de viento, sin timbales y trompetas. Pero no sin contrabajo.

Lo mismo pasa con el desarrollo. Sin comunidad organizada no hay desarrollo. POR ESO, La comunidad debe organizar su tiempo laboral, su tiempo libre y su tiempo de sueño, sin intermediarios. Con esto quiero llegar a la afirmación de que el contrabajo, es con mucho, el instrumento más importante de la orquesta. Cuando se excluye el bajo, se rompen los cimientos de la educación musical. Una banda de jazz sin bajo, se desintegra como en una explosión. En la música clásica, sin el bajo, reinará la más completa confusión.

Sólo quiero dejar bien sentado que el contrabajo es el instrumento central de la orquesta, al igual que la comunidad es el instrumento central del desarrollo URBANO Y RURAL. Central.

Pero eso no es siempre compartido por todo el mundo ¿Acaso le gustaría al primer violín admitir que sin el contrabajo es como un emperador sin ropaje, un símbolo ridículo de la propia vanidad e insignificancia?

¿Acaso admitirían los partidos clientelistas, que viven de la manipulación de los ciudadanos, que las propias comunidades organicen su tiempo laboral (8 horas), su tiempo libre (8 horas), y su tiempo de dormir, (¿8 horas?

Una habitación. Se oye un disco, la Sexta Sinfonía de Beethoven. Alguien la tararea. Vuelven unos pasos que se alejaban. Alguien abre una botella y se sirve una cerveza. Un momento... ya viene... ¡Ahora! ¿Lo oye? ¡Ya! ¡Ahora! ¿Lo oye? Pronto volverá, el mismo pasaje; espere un momento. ¡Ahora! ¿Lo oye? Me refiero a los bajos. A los contrabajos... Hay orquesta. Hay comunidad musical. Alguien levanta el brazo del tocadiscos. Fin de la música. Fin de la orquesta.

Lo mismo nos pasa en la sociedad: un momento...ya viene ... ¡Ahora! ¿La oye? ¡Ya! ¡Ahora! ¿La oye! Me refiero a la comunidad organizada. Hay comunidad. Hay pueblo organizado. La comunidad se reelige a sí misma, con sociedad civil, cuando organiza en cada barrio, su tiempo laboral, su tiempo libre y su tiempo de sueño reparador. Evidentemente que estoy hablando de música clásica, de jazz, y de política.

Estoy hablando de nuestro país donde la música clásica no es TAN importante, donde todavía se toca demasiado de oído, al igual que en las comunidades, sin contrabajo. Me refiero, íntegramente, a educación musical. Aunque también ya asocio, que el contrabajo es a la orquesta lo que la comunidad es al desarrollo. Organizar el tiempo laboral. Organizar el tiempo libre. Organizar el sueño reparador. Es lo mismo que hablar de música clásica, de jazz, de merengue, con contrabajo.

Es lo mismo que decir que sin contrabajo no hay orquestas. Que sin comunidades organizadas, no puede haber desarrollo.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios