www.diariohispaniola.com
El hoy es lo que cuenta.
Ampliar
El hoy es lo que cuenta. (Foto: Fuente externa)

El hoy es lo que cuenta...

Por Margarita Mendoza
viernes 11 de junio de 2021, 19:48h
En estos días comentaba con unos compañeros de mis ejercicios de Chi Kung sobre la inmensa cantidad de cursos y conferencias que nos ofertan por las redes y una de las amigas, que es muy sosegada y fría para ver los eventos, expresó: “Pasan la vida buscando soluciones fuera y no entienden que la respuesta está dentro de ti."

Esa expresión me estuvo martilleando todo el día porque me incluyo en ese grupo de personas que tienen un mundo interior conflictivo y me la he pasado buscando apoyo de grupos espirituales y religiosos. La paz te la proporcionas tú mismo(a). Nadie más.

Es imposible agradar a todo el mundo y debemos ser menos drásticos para juzgar nuestros errores. Los cometemos, es cierto, pero ¿quién no lo hace? ¿Por qué nos preocupa tanto lo que piense el otro de mí y lo que hago con mi vida?

Hace tres días tuve que gestionar unos documentos en mi compañía de seguros de salud y como tenia cerca un centro comercial decidí llegar sin ningún plan. Lo que buscaba era salir por unas horas del rincón más habitado por mi desde que arrancó esta pandemia, mi hogar.

Lo cierto es que esa improvisación me supo a gloria porque me propuse agasajarme a mí misma comprando unos regalitos a amigas cumpleañeras. Escogí una comida propia de jóvenes y la deleité y luego de ver vitrinas y observar con placer que la vida sigue su curso, concluí en un supermercado ubicado en la plaza en el que compré para mi algún antojito y hasta un reloj de pared que hacía tiempo quería para mi casa.

Lo cierto es que me propuse agasajarme a mí misma con salidas así por lo menos tres veces al mes. ¿Les parece simple? A mí no, porque de estar ocupada con actividades 3 y 4 veces a la semana, manejar una empresa y ser parte del liderazgo de una asociación femenina, he pasado en estos momentos a caminar en el parque o reunirme con la familia. Eso es todo.

Les hago este relato porque quiero que entiendan que la felicidad te la proporcionas tú mismo(a). No esperes a que otros lo hagan por ti.

Si tienes deseos de conversar con familiares y amigos, no esperes que ellos lo hagan, toma la iniciativa. Me ha tocado hacerlo en esta pandemia y en la mayoría de los casos les he alegrado la vida y por ende yo también he disfrutado de esa conexión con otros aún a distancia.

Otro tema en que mi familia no me entiende y que me está aconteciendo es que quiero tener reuniones con contenido entretenido e inteligente; con temas que nos aporten y nos hagan sentir que vivimos y que aún podemos discernir.

Un consejo sano: eviten el tema Covid-19 cuando socialicen. A veces paso por grosera, pero los seres humanos tenemos la tendencia de "recrearnos en la adversidad". Es una amenaza, nos puede acontecer, pero si decidimos tener un compartir de familiares y amigos, hablemos de propósitos, de temas que nos revitalicen, que nos suban el sistema inmunológico. El miedo, la incertidumbre, los resentimientos nos angustian y debilitan.

Crea buenas circunstancias para atraer el bienestar a tu vida. No importa la edad. Cree en ti y tu capacidad para entender que estamos de paso y que en el ínterin debemos hacernos la vida más grata.

Si te ha tocado pasar la mayor parte del tiempo en tu hogar, que sea tu rincón favorito. Ese es mi hobbie actual: tener plantas y cuidarlas, reciclar adornos, hacer más agradables ciertas áreas de la casa... en fin, hacer de tu casa, un hogar. Parecen palabras sinónimas, pero no son iguales. ¡Créeme!












¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios