www.diariohispaniola.com
Óscar de la Renta es sin duda un nombre que representa la marca país en lo referente a la moda dominicana.
Ampliar
Óscar de la Renta es sin duda un nombre que representa la marca país en lo referente a la moda dominicana. (Foto: Fuente externa)

Moda Marca País: Sueño utópico o compromiso de otras generaciones

Ante un mundo cada vez más globalizado y comunicado se hace más incesante la necesidad de tener una identidad cultural que nos defina como ciudadanos de un determinado lugar, tal como sucede con la historia del arte, que de manera continua, se entrelaza con todas las manifestaciones y movimientos del mundo. Cada raza tiene sus costumbres y cada nación sus piezas irónicas, que como el nombre y el apellido, sirven para identificar de dónde es.

Jenny Polanco
Ampliar
Jenny Polanco (Foto: Fuente externa)
Oscar de la Renta
Ampliar
Oscar de la Renta (Foto: Fuente externa)

Para nadie es un secreto que el lugar dónde naces, será determinante para marcar tu cultura, siendo prueba fehaciente de esto, el hecho de como paseó por todas las pasarelas del mundo con sus exquisitas y sofisticadas creaciones, el más grande de los dominicanos en la moda: Oscar de la Renta.

Sus piezas tenían siempre mucho que ver con lo que vio en su hogar, con la educación artística que recibió en su formación como pintor egresado de la escuela de Bellas Artes (Circa 1953); influencia que se dejó sentir durante toda su trayectoria de forma positiva y original.

Su elegancia era infinita y eso lo hará eterno. El uso del color, los estampados botánicos, su amor manifestado por el merengue, del cual hasta un disco llegó a grabar, lo hicieron un dominicano universal, pero muy lejos de encasillarse en un referente de lo meramente local.

Por igual la historia del arte establece parámetros universales entre épocas que marcan distintos estilos e influencias de otras culturas que se fusionan con las tradiciones de una determinada región y es así como nos encontramos con piezas emblemáticas, que como el Mantón de manila, tiene componentes en su concepción de la cultura oriental, pero es sin duda alguna, parte intrínseca de Sevilla y tan español, como el OLÉ grácil que los define.

Por igual, en la arquitectura de nuestros pueblos existen rasgos e influencia victorianas (Puerto Plata, Samaná, San Pedro de Macorís, por ejemplo) pero sin lugar a dudas pertenecen al ADN de nuestra cultura como nación. Esas ventajas sólo la da la historia, el mundo y su evolución, en su constante girar sin parar.

Juan Marichal, ícono dominicano del deporte tras su exhaltación al Salón de la Fama por sus aportes al béisbol.Las generaciones actuales no asumen compromisos con las tradiciones porque se hace mucho más difícil sostener nuestros valores, cada vez más distantes de una identidad de nación, con una juventud que prefiere el dembow como expresión musical y que cada vez se aferra más a la tecnología para resolver todo más rápido, aplicando el menor esfuerzo y desperdiciando la oportunidad de conocerse cada vez más, pero ¡Con exigencias de consumo, cada vez mayores!

La pandemia del covid-19 cambió el mundo por completo, asumiendo nuevas conductas y otras necesidades, dejando experiencias y ausencias forzadas e inexplicables, aún ante ciclos inauditos y pérdidas humanas valiosas.

Diseño de chacabanas de Hipólito Peña.Cuando se discute el origen de las chacabanas, no podemos negar que es una prenda Caribeña, originaria de la guayabera cubana que tenía líneas del LIKI - LIKI, pero con alforzas y bolsillos que aligeraban su composición, a la que la nobleza que el lino, el algodón y el dacron le daban otra prestancia a esta prenda que los creadores contemporáneos le han seguido implementando cambios en la búsqueda competitiva de una pieza que ya se alejó -por mucho- de la famosa marca bazar que fabricaban en Santiago, Augusto Espaillat y Sucesores y que todavía se vende en el mercado local.

Hoy día existe un cloister o grupo especializado de artesanos y modistos locales que a través de muchas fusiones, consiguen una pieza de alta distinción, en especial Hipolito Peña, de fina terminación, excelente cotización y, por igual, el Santiaguero, que inició su carrera en Valencia, Venezuela: Arcadio Díaz, cuyas creaciones figuran en reconocidas tiendas de los Aeropuertos del área Panamá, México, Venezuela, República Dominicana, entre otros.

Diseño de Jenny PolancoLas creaciones en Lino blanco, con botones de ámbar de la fenecida Jenny Polanco dejaron su impronta y quizás el inicio de una propuesta de MODA MARCA PAIS con visión sostenible y compromiso de una mujer, que hasta el último día de su vida, aportó sus conocimientos sin dejar de ser ¡dominicana hasta la tambora!

Para nadie es un secreto que una industria de moda no se puede desarrollar sin textiles ni sin fábricas para la sostenibilidad de una producción local con la coherencia e importancia que determine su trascendencia. Eso hasta el momento, solo se ha producido con pocas marcas, como es el ejemplo: CAMILA, la fábrica que desde su punto de origen, en Santiago de los Caballeros, sigue ofertando una producción de calidad y asumiendo nuevos conceptos de diseño creativo en una segunda generación que ya deja huellas positivas en la industria.

Cuando se superen las falsas creencias de que solo la artesanía, la sastrería, la cocina y otros rublos con destacados exponentes, como lo es el béisbol -tradición y alma del deporte-, el merengue y sus maravillosos intérpretes, será la misión de las nuevas generaciones de creadores de modas elaborar líneas que sostengan la identidad como estandarte de una nación que combina, cual la música, el arte de sostener los sonidos y el tiempo de forma evolutiva tal como deben ser las revoluciones a través de la cultura, símbolos perennes de las naciones., así como también encontrar en la fuerza del paso de los años la mejor razón para la perdurabilidad de la esencia representativa del dominicano y su inmenso deseo de alcanzar la ansiada Marca País!

Porque hace un siglo cantó el poeta: “Hay un país en el mundo, enclavado en el mismo trayecto del sol” y le corresponde a las nuevas generaciones asumir, bajo el faro de esa luz, su compromiso.

Sócrates McKinney, Arcadio Díaz, Leonel Lirio y José Jhan.
Ampliar
Sócrates McKinney, Arcadio Díaz, Leonel Lirio y José Jhan. (Foto: Fuente externa)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios