www.diariohispaniola.com
Leonel Lirio: una crónica exclusiva sobre Dominicana Moda 2020
Ampliar

Leonel Lirio: una crónica exclusiva sobre Dominicana Moda 2020

El reconocido Leonel Lirio, invaluable artista de la moda dominicana, compartió en exclusiva para Diario Hispaniola, una crónica especial sobre la edición 2020 de Dominicana Moda. Con gran entusiasmo detalló las presentaciones de los diferentes diseñadores de moda que expusieron sus colecciones en un formato novedoso y conforme a los requerimientos que ha traído consigo el covid-19.

Para este 15 aniversario, los organizadores diseñaron una propuesta con desfiles digitales, que tal como explica el experto en alta costura, pusieron en alto el talento, las destrezas y el ingenio de los diseñadores participantes en el evento más grande de la moda dominicana

A continuación, compartimos –de manera íntegra- la crónica escrita por el también conocido como “el diseñador de las reinas”, Leonel Lirio.

Las 7 de la noche, en la página oficial de DM20, las nuevas caras de Las mellizas NG, unas mellizas dominico-chinas nacidas en San Francisco de Macorís y criadas en New York, hicieron de su referente racial parte intrínseca de su ADN, con una colección bastante interesante que contenía una carga referencial del Verssace de los años 90s, pero con un concepto original y propio, innegablemente creado por ellas. De manera avasallante y dispuestas a llevarse la palma, presentaron su exquisita muestra: IDENTIDAD DIVIDIDA, ropa bien cortada, bien terminada e ingeniosamente montada.

Isalina Sánchez, con su muestra denominada VAGO MAGIMENDU, oferta opciones vanguardistas con visible presencia del pop art, tanto en el fondo como en la forma, en materiales como el látex, plástico y la integración de elementos gráficos, que nos gustaría seguir su trayecto y verla otra vez.

De igual manera, MILÉE Collection encontró su inspiración en la naturaleza, con materiales del día por día, dejando por sentado, lo que le gustaría mostrar con su evolución.

Por igual impresión nos dejó Yenny Vásquez con su colección FALL A usando materiales innovadores y las ventajas de audacia que nos ofrece la ausencia del miedo a equivocarnos, propio de cuando nos iniciamos en la moda.

Todos los diseñadores que se presentaron -y de eso están las muestra en las redes-, cuidaron al detalle su vídeo, la producción, música e iluminación meticulosamente; por igual con estilismos propios o personalizados, lo cual habla muy bien de sus futuras carreras.

KARLA DIPUGLIA con su UNO, no fue la excepción. Mostró personalidad en su oficio y creaciones modernas y conceptualmente bien logradas. Mientras que la ternura, corrió a manos de la firma DYSIKIDSS, con la magia encantadora DEL BOSQUE, poblado de niños hermosamente vestidos.

La oferta siguió hacia los más veteranos y la firma District 79, con su creativo Manelick Ortega, nos ofreció LA JOYA LA BELLA, una visión estructural del pasado, en líneas contemporáneas, inspiradas en el closet de su madre pero evolucionadas ante un innegable Siglo 21 y en la que demuestras los conocimientos adquiridos en su proceso de estudios y en su innegable querer ser, cada vez mejor. Punto aparte a sus cinturones y complementos, me parecieron magníficos.

Las horas avanzaron y así recibimos a un ya maduro, Rafael Rivero, con su CRUSIER 20, una mezcla entre lo orgánico y un jardín donde toda mujer se posa, como mariposa majestuosa. Si algo distingue este diseñador, es que no para de crear, siempre está en búsqueda de una nueva musa para vestirla con su incesante inspiración y su juvenil entusiasmo; contrastante con su personalidad. Sus siluetas fluidas, buenas texturas y cortes sutiles, marcan la pauta, de la mujer que gusta visualizar en sus vestidos. Muy interesantes los collages entre texturas superpuestas y los escotes traseros de alguna de sus piezas me parecieron ¡Exquisitamente dispuestos!

GIANNINA AZAR, la popular maestra, es otra creadora que no se detiene ante nada. Mientras otros quitamos, ella tiene más y más opciones, como si producir colecciones fuera su único motivo para resistir y se le da muy bien todo cuanto crea, primero por su sentido creativo y luego por su capacidad para producir y la aceptación de su marca ante el alto reconocimiento que la sustenta.

Para esta ocasión nos oferta vestidos envueltos en la magia dual de los espejos, columnas cargadas de fantasías, de oro y plata en la opulencia del universo Azar –que llama poderosamente la atención- y su impecable técnica cargada de color, dejando por sentado QUE MÁS ES MAS y ella no lo duda.

El plato fuerte de la noche, sin dudas era el regreso, sin la presencia física de la creadora, de la firma JENNY POLANCO, que como homenaje póstumo, el nuevo equipo creativo llamó JAEZ 20, nombre original de la primera tienda que, en el 1978, dio inicio a su carrera en la moda.

Así Solange Jiménez, Carolina Socías y Kaori Sone, los hijos de Jenny Polanco: Carla y Luis Carlos Quiñones, asumieron el reto de sacar adelante la reconocida casa de modas y dispusieron de la línea esencial que ella creó en sus inicios, sus elementos distintivos (ámbar, larimar, resina, lino, viole, organzas… ) colores crudos, su esencial blanco, el eterno negro -no como base, sino como detalle-, presentando interesantes bloques, volantes, blusas exquisitas, de impecable factura, características de la firma.

Bolsos con enormes logos, hacen la delicia complementaria y sus ya reconocidas carteras de mano como complemento perfecto junto a sus accesorios en perlas de río, nácar, madreperlas, de formas geométricas, perfectamente dispuestas.

Llenos de esperanzas, aplaudimos desde la Casa de los Vitrales, un lugar idóneo para establecer un antes y un futuro firme al legado de una gran mujer de la moda dominicana, con una magnífica colección que la hará imperecedera; cuál leyenda de sofisticada elegancia.

Así se cumplió el sueño de 15 AÑOS de Dominicana Moda, un evento cuya única misión ha sido dotar la escena nacional de buenos y mejores expositores de moda en cada año transcurrido. Esta vez no hubo vals, ni cambios de zapatillas de ensueños, pero no faltó una edición discreta a tono con las circunstancias y, por supuesto, la magia intencional de la buena moda.

Vendrán tiempos mejores y… ¡Allí estaremos para celebrar!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios