www.diariohispaniola.com
Una mujer con tapabocas es vista mientras camina cerca a vallas publicitarias de los candidatos presidenciales Luis Abinader y Gonzalo Castillo, este sábado en Santo Domingo.
Ampliar
Una mujer con tapabocas es vista mientras camina cerca a vallas publicitarias de los candidatos presidenciales Luis Abinader y Gonzalo Castillo, este sábado en Santo Domingo. (Foto: EFE/Francesco Spotorno)

Los dominicanos van a las urnas para elegir al sucesor de Danilo Medina

sábado 04 de julio de 2020, 23:21h
Los dominicanos van mañana domingo a las urnas para elegir al sucesor del presidente Danilo Medina, en el cargo desde 2012, en medio de la actual pandemia del coronavirus, cuyos casos han aumentado en las últimas semanas, lo que podría aumentar la abstención.
Una mujer con tapabocas es vista mientras pasa cerca a una valla publicitaria del candidato presidencial Leonel Fernández, este sábado en Santo Domingo.
Ampliar
Una mujer con tapabocas es vista mientras pasa cerca a una valla publicitaria del candidato presidencial Leonel Fernández, este sábado en Santo Domingo. (Foto: EFE/Francesco Spotorno)
Santo Domingo.- Están convocados cerca de 7,5 millones de votantes, casi medio millón de ellos en el extranjero, para escoger, además, al vicepresidente, 32 senadores y 190 diputados. Estas son las principales claves de las primeras elecciones en Latinoamérica que se celebran en medio del virus, del que se han detectado cerca de mil nuevos contagios diarios en los últimos días.

Tres candidatos con opciones
El economista Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de la oposición); el exministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD); y el tres veces presidente del país Leonel Fernández, de la Fuerza del Pueblo (FP), son los principales candidatos de un total de seis que aspiran a suceder a Medina.

Dos de las encuestas de mayor credibilidad publicadas en el país pronostican que Abinader, de 52 años y quien aspiró sin éxito al cargo en 2016, obtendrá más del 50 % de los votos, por lo que no se tendrá que celebrar una segunda vuelta, que de ser necesaria tendrá lugar el 26 de julio.

Los tres partidos son, en teoría, de centroizquierda aunque en la práctica responden más a cuestiones coyunturales que a ideologías, por lo que en las alianzas conformadas para estas elecciones se mezclan, por ejemplo, formaciones de derecha con la izquierda, y conservadores con liberales.

La histórica división del PLD
El PLD, partido que está en el poder desde 2004, tuvo una división histórica el pasado octubre, cuando el exmandatario Fernández abandonó el partido del que era presidente, alegando un fraude en las primarias que ganó Castillo. La escisión del PLD puede ser decisiva para darle el triunfo a la oposición, puesto que Fernández jura que ni él ni los militantes de su partido nunca apoyarán a un candidato "ilegítimo" como Castillo.

El pasado 15 marzo, en las elecciones municipales, que sirvieron de antesala para las presidenciales, el PRM y sus aliados recibieron el 42,99 % de los votos, frente al 40,99 % del PLD y sus aliados, un resultado que supuso un vuelco y una importante pérdida del poder municipal por parte de la formación oficialista.

Elecciones en medio de la pandemia
Las municipales se celebraron cuatro días antes de la declaración del estado de emergencia, en momentos que se habían detectado 11 contagios en el país, y entonces en los colegios electorales ya se vio a votantes con mascarilla, aunque no era obligatorio. Las presidenciales se celebran en un momento en el que el país registró 1.036 contagios y 11 defunciones en el último día, para un total de 36.184 casos confirmados y 786 muertes.

De cara a este domingo, la Junta Central Electoral (JCE) aplicará en los 16.506 colegios electorales un protocolo sanitario debido a la COVID-19, elaborado a partir de recomendaciones del Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y que dispone, entre otros puntos, el uso de mascarillas, de obligatoriedad actualmente en el país.

El presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, auguró recientemente una "gran participación" en los comicios, mientras que la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha llamado a los ciudadanos a participar de forma "masiva" en jornada.

Las elecciones estaban previstas para el 17 de mayo pasado pero fueron aplazadas debido al coronavirus, cuyos casos han aumentado considerablemente el país desde que el 20 de mayo se dispuso la reactivación de la economía, lo que podría afectar la participación electoral, que rondó el 70 % en las de 2016.

Una observación internacional mermada
Las elecciones presidenciales y congresuales del domingo serán supervisadas por 151 observadores internacionales, frente a los 191 acreditados hace cuatro años. Cerca de la mitad de ellos, 76 observadores, pertenecen a la misión de la OEA y son extranjeros residentes en República Dominicana.

La delegación de la OEA está encabezada por el expresidente chileno Eduardo Frei, quien debido a la situación sanitaria seguirá el proceso de forma virtual desde Santiago de Chile. Del mismo modo, la pandemia ha llevado a varios países extranjeros a no autorizar la celebración de las elecciones dominicanas en su territorio, entre ellos Canadá, Reino Unido o Panamá, lo que obligará a numerosos votantes a viajar a terceros países para ejercer su derecho al voto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios