www.diariohispaniola.com
Principales candidatos a la Presidencia de la República.
Ampliar
Principales candidatos a la Presidencia de la República. (Foto: Fuente externa)

Elecciones de este domingo tuvieron un telón de fondo político complejo

Análisis

La República Dominicana celebra elecciones presidenciales y del Congreso Nacional este 5 de julio, ya que la fecha original del 17 de mayo de 2020 se pospuso debido al inicio de la pandemia de Covid-19.
Santo Domingo.- Esta es una elección trascendental dada la trayectoria nacional y geopolítica que el país ha tomado en los últimos años. Si ninguno de los candidatos presidenciales gana en primera vuelta, se realizará una segunda vuelta electoral el 26 de julio. También se elegirán los 190 miembros de la Cámara de Diputados y 32 miembros del Senado.

El actual presidente Danilo Medina del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) fue elegido por primera vez en mayo de 2012 por un período de cuatro años. Una economía próspera y altos índices de aprobación pública lo impulsaron a buscar un segundo mandato, a pesar de que la Constitución del país lo prohibía.

En mayo de 2015, presentó un proyecto de ley para enmendar la Constitución para permitirle buscar un segundo mandato consecutivo. El proyecto de ley fue aprobado pero con la disposición de que el presidente tenía prohibido explícitamente cumplir un tercer mandato y prohibir explícitamente que Medina fuera nominado en el futuro.

Esta enmienda constitucional fue aprobada para consternación del ex presidente Leonel Fernández, quien como presidente del PLD fomentó sus propias aspiraciones presidenciales en 2016.

Con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 7% en 2015 y del 6.6% en 2016, el más alto en la región, Medina ganó fácilmente la reelección en mayo de 2016. Sin embargo, el deseo de Medina de permanecer en el cargo volvió a surgir.

Durante una entrevista televisada a nivel nacional en agosto de 2018, reconoció que decidiría en marzo de 2019 si buscaría un tercer mandato. Esta admisión puso en marcha una colisión inminente entre Medina y Fernández. Esta admisión perjudicó la popularidad de Medina porque muchos dominicanos desaprobaron su aspiración por un tercer mandato consecutivo.

Luego de una conversación telefónica del 10 de julio de 2019 entre el secretario de Estado de EE. UU. y Medina, el Departamento de Estado emitió un comunicado de prensa en el que señalaba que "los dos discutieron la importancia de que todos los actores políticos en la República Dominicana preserven las instituciones democráticas y se adhieran al gobierno de la ley y la Constitución, particularmente en el período previo a las elecciones de 2020 en la República Dominicana ".

Diez días después, anunció que no buscaría otro término.

Tras las primarias internas del PLD, en la que la JCE declaró ganador a Gonzalo Castillo y de la cual Fernández alegó que fue víctima de un fraude y criticó acciones del órgano electoral como la falta de auditoría, transmisión de resultados con los colegios repletos de votantes y que en el sur se permitió sufragar hasta la madrugada del día siguiente, el expresidente Fernández anunció el 20 de octubre en un discurso al país su salida del partido oficial.

Otro hecho importante que se produjo previo a estas elecciones de este domingo cinco, fueron las elecciones municipales, un proceso que estuvo matizado por la desconfianza sobre el sistema de voto automático al que Fernández se opuso por considerarlo vulnerable y porque la JCE no hizo las auditorías técnicas necesarias para resguardar el sistema.

El día de esas elecciones municipales, la plataforma presentó problemas, incluso reportes señalan que desde el día anterior. Debido a las complicaciones fue necesario suspender los comicios por un fallo generalizado del voto electrónico que se usó para 18 municipios que concentran el 61% de los votos. El hecho generó indignación en el país y el extranjero pues algo de esa naturaleza nunca había ocurrido.

La suspensión de las elecciones provocó una serie de acusaciones entre el PLD y los partidos de oposición que se responsabilizaban mutuamente de haber provocado el colapso del sistema que implicó una pérdida económica de más de 4 mil millones de pesos.

Por el caso fueron apresados Manuel Regalado, técnico de la compañía Claro y el coronel de la seguridad de Luis Abinader, Ramón Antonio Peralta, que las autoridades vinculaban a un supuesto sabotaje al sistema. Todo eso provocó protestas masivas que iniciaron en la Plaza de la Bandera y se extendieron por todo el país exigiendo una explicación de lo ocurrido.

Finalmente ambos fueron puestos en libertad y el gobierno solicitó una investigación de la Organización de Estados Americanos (OEA). El informe fue difundido en abril y determinó que el fallo fue por una mala gestión del departamento de Informática de la JCE.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios