www.diariohispaniola.com

En el Día de los Padres, filosofando con el mío

sábado 25 de julio de 2020, 23:12h
Querido Don José Silié Gatón, donde quiera que te encuentres en ese lugar donde solo habitan los justos, que ya no son terrenales. Hoy y con motivo del día de los padres, quiero que recibas este ¨conversatorio¨ como muestra del gran respeto y la admiración que te tuvimos en vida. El tratar de definirte en tu totalidad como ser humano sería una tarea titánica, casi similar como acostarse en el lecho de Procusto. Tengo por obligación que verte en tres aspectos individualizados. Primero, el padre: En la novela de Malraux, ¨La condición humana¨, dice Kyo que la dignidad es contraria a la humillación. De eso se trata tu mayor legado como padre, nos enseñaste la dignidad, la dignidad con el ejemplo, la dignidad para hacer respetar la propia naturaleza humana y por encima de todo, la dignidad de una conducta recta, sin dobleces. Gracias a tu honroso proceder hemos aprendido a sólo respetar la aristocracia del pensamiento y no las simples, muchas veces con cuestionamientos morales.

En tu vida nunca hubo espacio para la tergiversación, creo que lo moral y lo ético es una dimensión constitutiva de tu existencia humana. Padre a carta cabal, amoroso, pero recto, cariñoso pero inflexible. Recuerdo cuando era niño y me podías cargar -hace ya mucho tiempo-- que me saltabas y me cantabas /ité,ité,ité,ité/. Padre ejemplar, amoroso, puedo decir que a mi edad que en mi casa nunca se oyó una palabra altisonante, ni fuera de tono. Fue un hogar pleno de amor. La segunda, es el ¨Maestro¨ iniciada esa obra de enseñar desde la adolescencia, se me antoja y no creo hacer una apología a mi estulticia, el equipararte en la dimensión dominicana con Ortega y Gasset, pues casi todas la obras de él son como las tuyas practicas de ejercicio de ¨´razón viviente¨. Todos tus libros, creo que son unos 17, donde su legado ético, moral,legal, electoral, etc. y que en una dimensión esencial propugnan como todo el país volver a los valores cardinales del correcto proceder, de los que se divorcian cada vez más nuestra sociedad deshumanizada. Más de setenta años en el ejercicio profesoral duraste en tu vida, 45 de ellos dados a la UASD, una aula lleva tu nombre y fuiste unos de sus ¨Profesores Meritísimos¨, por esos aportes recibiste el más alto galardón que le otorga la nación dominicana a sus hombres de bien, la Orden de Duarte, Sánchez y Mella. Siempre fuiste un quijote soñador, tengo conmigo en mi biblioteca para futuras impresiones varias obras tuyas no impresas, que le dejase como legado a la sociedad dominicana, entre ellos está la Etica de la juventud.

En una tercera instancia, el intelectual, eras un hombre recatado y sereno, doy fe que en ti pudo más el intelectual que el abogado. Nunca dejaste secar esa fuente de conciencia crítica que mantuvo tu brillantez de pensamiento hasta tu último suspiro terrenal, cito de uno de tu libros: ¨´La comunidad a la cual pertenecemos y que espera de cada uno de nosotros como sus genuinos representantes, en una relación fluida de entendimiento y características positivas de alta calidad de vida con signos visibles de moralidad, que la conduzcan a la idealidad, al bien, como absoluta llamada al progreso, al amor y la paz¨. ¡Feliz día,.,m nb padres¡
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios