www.diariohispaniola.com

Epílogo para asesinos bolivarianos…

miércoles 28 de junio de 2017, 13:35h
Se vislumbra una nueva guerra total y la carrera por el rearme militar ha comenzado de forma frenética y colocando todos los recursos para adquirir alguna ventaja significativa antes de que comiencen los bombazos... Las armas son tan sofisticadas, que hablar de campo de batalla es el absurdo geopolítico elevado a una constante de carácter geodésico. Se habla y escribe del Golfo Pérsico como espacio “estelar” para una guerra total de escarmiento global contra los asesinos mahometanos persas… Incluso se describe una suerte de guerra de las galaxias contra China y su perro norcoreano Kim Jong un… Pero se oculta que la geopolítica no solo es el espacio estático señalado para determinadas batallas; porque las personas que viven en ese espacio son dinámicas y nunca están quietas. Venezuela es un buen ejemplo...

Nuestra era moderna, presuntamente, humanista, cultivada e ilustrada, ha producido los mayores horrores, las dictaduras más perversas y asesinas, las más falsas “revoluciones” de la historia de la humanidad, y las más grandes mentiras para poder gobernar. Y si las dificultades aparecían a la hora de las relaciones internacionales, las guerras totales y de exterminio estaban siempre disponibles en la caja de herramientas… Está claro que las autocracias con delirios de grandeza quieren hacerse un sitio a costa de gobiernos fantoches latinoamericanos y de teocracias clericales reaccionarias que gritan la guerra santa contra Estados Unidos.

Hace veinte años que se avisa y advierte desde la Unión Europea que Venezuela está en manos de asesinos narcotraficantes con cierta “relevancia” mundial pues el cártel de Caracas es el nº1 del mundo en tráfico de cocaína, sus narcogenerales son famosos en todo el planeta y la infiltración del Hezbollah libanés en todas las ciudades venezolanas se comenta en todos los círculos del Islam; los asesinos mahometanos iraníes, traficando coca por toda la Triple Frontera y desde Venezuela por todo el Caribe, es algo público y notorio, pues hasta en Moscú se hacen chistes, desde hace décadas, sobre los traficantes de armas sirios y libaneses que operan por toda Latinoamérica y…

No solo eso, sino que se mofan los rusos, a carcajadas, de las agencias, CIA y NSA, porque los asesinos persas (también afincados en Caracas con la cobertura de Nicolás Maduro) circulan libremente por toda Centroamérica y negocian en México con el mismísimo Cártel de los Zetas para entrar y salir del territorio U.S.A. … en las misma frontera estadounidense… Así es, asesinos islámicos conspirando por toda Latinoamérica y la puerta de entrada al continente fue el “Gobierno de la momia”, ese Hugo Chávez protegido de los hermanos Castro… un cadáver político en ciernes desde que se apoderó del Palacio Presidencial de Miraflores mediante un golpe de Estado.

Ese milico parlanchín “eliminado” y finiquitado en La Habana porque creyeron los hermanos Castro que el inculto camionero, Nicolás Maduro, sería más manejable que el carismático sargento patatero a la hora de conseguir más petroleo que diera un soplo de aire a la farsa cubana de “revolución“… Washington y La Habana estaban de acuerdo en que la isla, si se venía abajo, sería un grave problema geopolítico de carácter regional y dejaron que la Dirección de Inteligencia cubana (DI) arreglara el “problema Chávez” y tutelara al heredero conductor de tranvías… Todo fuera -según la CIA- para que Venezuela no se convirtiera en una “Libia sudamericana” o en una suerte de Irak donde los mafiosos de los narcóticos se pelearan a muerte por el palacio de Miraflores.

La extrema pulcritud de Washington a la hora de meterse en la fanática cloaca venezolana, presentó al Gobierno de Obama como lo que era verdaderamente el primer presidente negro: un cínico despreciable que también demostraba desprecio por el pueblo venezolano; un “nos da igual que se hunda Venezuela en la miseria y que se jodan mientras nos vendan a buen precio, como siempre, la cuota regular del 20% del petroleo de la empresa estatal PDVSA” … Así Obama podía decir que no era nada personal, sino simplemente negocios. Pero el peor presidente de los Estados Unidos, ni siquiera sabía (al igual que sobre Siria) que el impresionante y multimillonario desfalco del Tesoro Venezolano, por parte de los asesinos bolivarianos, se estaba invirtiendo en bienes raíces de Miami y en múltiples empresas repartidas por todos los Estados Unidos…

Así que los asesores de la Casa Blanca le dijeron a don Barack Hussein Obama que lo más prudente era callarse “si no nos falta el petroleo, los grandes flujos de capital privado venezolano y las buenas inversiones inmobiliarias, porque salimos de la crisis económica gracias al fantoche asesino bolivariano”… Así que, en nombre de la sacrosanta “no injerencia” en los asuntos de otros países y al grito de que The Show Must Go On, era perfectamente lícito -según la Casa Blanca del presidente afroamericano- dejar que el pueblo venezolano se muriera de hambre, que sus estudiantes fueran asesinados por Nicolás Maduro y su banda de gánsters de Caracas a ojos de toda la opinión pública mundial. Al señor Barack Obama no le dio vergüenza ser cómplice de un Gobierno bolivariano que violaba sexualmente a los detenidos, fueran estudiantes, chicos o chicas, o cualquier otro individuo de la oposición: La teoría y práctica policial cubana de aterrorizar a los manifestantes mediante agresión sexual, incluso a políticos de renombre que no abren el pico ahora para contar lo que realmente les pasó en la cárcel…

Tampoco sintió vergüenza alguna el presidente ruso Vladímir Putin cuando recibió a esa basura humana que es el payaso bolivariano de Caracas en el Kremlin para tratar de salvaguardar los cientos de miles de millones de dólares invertidos por Rusia no solo acaparando mercado de venta de armas a Venezuela, sino invirtiendo en la compra de petroleo barato, al igual que Washington y China dando créditos millonarios que el farsante revolucionario de Miraflores, se suponía, iba a invertir en infraestructura estratégica energética.

Así que el chiste en Moscú no podía ser otro que el relacionado con la grandiosa energía cinética bolivariana de Nicolás Maduro, de tomar el dinero y salir corriendo... Incluso siendo “comprensivo” con Moscú, habría que decirle a los asesores de Vladímir Putin que la preocupación del Kremlin por recuperar el dinero invertido en Venezuela debería “maquillarse” con cualquier otra cosa menos ideología… porque el trato de “diplomático” o de extrema delicadeza hacia un asesino bolivariano es algo que da muy mala propaganda y que despierta la náusea entre los que respetaban a una autocracia rusa que tiene serios problemas económicos y está obligada a cuidar los detalles morales...

Qué les voy a contar… y cómo decirlo… hasta el Obispo de Roma recibió a ese asesino cuando todos los asesores del Vaticano sabían qué clase de individuo era Nicolás Maduro y cuál era la calaña de ese mandatario bolivariano que “pagaba” el honor de ser recibido, para tratar de limpiar su imagen con millones de dólares... con dinero procedente del narcotráfico y manchado de sangre derramada por inocentes estudiantes universitarios que se manifestaban por la democracia y por la libertad. Ciudadanos acribillados a balazos por pedir comida en la calle… El rumor multimillonario ha dado la vuelta al mundo “vomitado” por los propagandistas mahometanos venezolanos; porque saben que, hasta ahora, se manejaban en el Vaticano cantidades no tan fabulosas y llamativas que servían sobre todo, para pagar los gastos de protocolo, el supuesto privilegio de una imagen global de moralidad y los servicios de mantenimiento de la Santa Sede...

Cómo es posible que no le hayan dicho, todavía, a Francisco que el crimen y el horror que están viviendo los venezolanos no se quedará, en modo alguno, contenido en Venezuela ya que el militar patatero que era Hugo Chávez se encargó de “internacionalizar” una supuesta revolución que no era otra cosa que una mafia del crimen organizado financiada con el petroleo de Caracas, del que se apropió la banda cívico-militar bolivariana, y con el aplauso generalizado de todos los enemigos de Washington…

Todos los tarados intelectuales que el petroleo de la empresa estatal PDVSA patrocinó, favoreció y colocó en los gobiernos latinoamericanos de Bolivia, Nicaragua, la Argentina de Carlos Kirchner y su esposa la peligrosa, sensual y sexual “Barbie de Buenos Aires”; el Ecuador del complaciente Rafael Correa y los amores prohibidos de su promiscua esposa… Un pederasta rigiendo los destinos de Nicaragua… Ladrones del alto standing en Brasil que se embolsaron “trillones” de dolares mientras los brasileiros se mueren de hambre y la mitad de la población, mujeres y chicas menores de edad se prostituyen en Brasil... Según un periódico satírico francés de prestigio mundial, los llegó a describir “De cómo las putas y los maricones llegaron al poder en casi todos los países de Latinoamérica”… Cosa que sería una graciosa anécdota si no fuera porque lo han robado todo… Han esquilmado las arcas pública, son multimillonarios y ninguno está en la cárcel.

El Gobierno de los asesinos bolivarianos en el que colaboran estrechamente narcotraficantes islamistas que conducen el flujo de sus ganancias hacia Teherán, es algo que conocen todos los servicios de inteligencia de Occidente. No se ha puesto el grito en el cielo porque es “tradicional” entre las agencias de espionaje, dejar que el país se pudra en su propia mierda mientras se “estudia” el “modus operandi” del enemigo y se evalúan los parámetros de peligrosidad… que es el caso de la Siria del genocida Al-Assad o el nido de terrorista que ha sido siempre el Yemen o Somalia… Por eso suelen decir los servicios secretos que “mientras tanto, que se jodan”…

Pero desde la Unión Europea nos preguntamos: ¿Es moralmente aceptable abandonar al pueblo venezolano a su suerte? ¿Acaso no saben Washington y Moscú que no detener este despropósito también los llena de mierda a ellos? ¿Dónde está el prestigio de la nación más poderosa del mundo y de su socio ruso? ¿Cómo pueden representar una gobernanza supuestamente bilateral mientras una banda de narcotraficantes y chulos de putas bolivarianas está esquilmando y destruyendo al que fue uno de los seis países más ricos del planeta?

Por “cosas” o asuntos de la geopolítica, o por las vueltas que da la vida, el cártel gubernamental de Caracas, dirigido por el camionero Nicolás Maduro nunca ha sido superado ni por los mexicanos de Sinaloa, los Templarios, Juárez, o los del Golfo… Ni siquiera por los colombianos de Medellín o de Cali… Los narcogenerales, la mafia policial infiltrada de violentos asesinos mahometanos, y el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) han actuado corrupta e impunemente desde que Hugo Chávez se adueñó de Venezuela mediante un golpe de Estado.

Como todos sus familiares y amigos que ahora están en cárceles estadounidenses por tráfico internacional de narcóticos, sería bueno para Estados Unidos hacer todo lo humanamente posible para llevar ante los tribunales a Nicolás Maduro y a todo su Gobierno, incluyendo a los jefes militares que han permitido estos crímenes contra Venezuela y contra el pueblo venezolano. El epílogo para estos corruptos asesinos, gracias a Dios, ya se acerca…

Quizás en el extravío de la corrupción que se vivió tras el derrumbe del imperio soviético, se han confundido las grandes ideas políticas en Moscú y ha cerrado los ojos a Vladímir Putin que no debería frivolizar con la destrucción total de Venezuela en estos momentos cruciales. Se espera del presidente ruso que influya, junto con Donald Trump, para detener a los peligrosos farsantes bolivarianos. Debería hacerlo, esta vez, por el bien de Rusia...

Cuando se intentan edificar grandes teatros, fantásticos palacios, un gran campeonato de fútbol, una maravillosa, rica y próspera nación rusa, apoyando a la peor basura bolivariana o al genocida de Damasco, es difícil mantener prestigio y respetabilidad… Mucho peor si alardea de misiles antiaéreos “invencibles” y letales mientra la recuperación económica de Rusia hace aguas por todas partes. Exigir a Washington ser tratado de igual a igual, mientras los espíritus se arruinan y se ridiculiza la misericordia, la libertad y la democracia, contemplando el crimen bolivariano en Venezuela y la barbarie mahometana en Siria, hace pensar que el Kremlin tendrá que esperar si quiere recibir ese trato...

Ninguna Corte Suprema le devolverá un centavo invertido a los rusos si el futuro gobierno democrático y libre de Venezuela encuentra una sola brizna de culpabilidad o apoyo a Nicolás Maduro; una sola prueba que indique que el Kremlin ha sido cómplice de una cleptocracia conformada por asesinos narcotraficantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.