www.diariohispaniola.com

Reflexiones de inicio del año

miércoles 22 de febrero de 2017, 22:28h
El edificio central, alberga un museo con los equipos usados desde los inicios de la cava Codorniu. Visitamos la antigua sala de mostos, vimos las antiguas prensas y las barricas de roble de los inicios de producción del cava. Nos mostraron la forma de la vendimia, que tiene siglos de experiencia, siendo ya una ciencia y un arte. El lograr las uvas maduradas y seleccionarlas por su calidad para iniciar el llamado deparrado o despalillado, luego son prensadas las uvas en una compactación que procura obtener el mosto flor, el primero para el cava.

Continúa luego el enfangado, para extraer las partes duras de las uvas, y dar inicio a la primera fermentación. En este caso se inicia el almacenar en la botella, acción llevada a cabo ya en la cava bajo tierra a temperatura de 13· a 15·. En la oportunidad la observamos acomodados un tren eléctrico que nos permitió recorrer los 200,000 metros cuadrados que tiene la cava en sótanos bajo tierra para almacenar sus millares de botellas.

Vimos el coupage, la mezcla de las diferentes variedades de vinos; luego el tiraje, se tapan las botellas agregada la levadura para que se produzca la segunda fermentación, dentro de las botellas, en unas 6 a 8 semanas y con un tiempo máximo de 9 meses, hay casos de hasta 36 meses.

Este proceso se consigue mediante diferentes métodos; el champanoise o tradicional, permitiendo que el gas carbónico penetre y al lograr disolverse con el vino, esto aumenta su calidad espumante. Luego se pasa al dosage o relleno, se incorporan dosis de azúcar dependiendo del tipo de cava deseada.

Finalmente en el proceso se coloca el tapón de ¨corcho cabezón¨ definitivo, el bozal o grapa con su alambrado sellador y se termina con el etiquetado. En verdad resultan muy gratas esas burbujas de un cava exquisito, resultan parte de un manjar de dioses.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios