www.diariohispaniola.com

Día Internacional de la Danza

Patricia Ascuasiati
Patricia Ascuasiati (Foto: Fuente externa)

Historia del Ballet Dominicano: Pensamientos de Patricia Ascuasiati

lunes 20 de abril de 2015, 00:58h
Con más de 35 años dedicados a la danza, la coreografía y enseñanza del ballet, Patricia Ascuasiati produce y dirige espectáculos teatrales y televisivos y, hoy en día, se desempeña también como actriz y guionista cinematográfica.
"¿Qué si soy una artista?_escribe ella en 2008 para Juan Carlos Espinal de Digital Group.

"Si, en toda mi extensión. A través de todos mis ejes. Desde mis cuatro puntos cardinales. Desde y hasta todos los puntos posibles de mi geometría.

"Porque vivo reinventando todo lo que percibo. Porque me gusta recrear la belleza, hasta de lo feo. Porque creo que la reinterpretación de la realidad, de una forma que toque las fibras de la sensibilidad, es la fuerza más poderosa, capaz de transformar al ser humano y conducir su espíritu a un plano más elevado.

"Soy artista, en fin, no porque trato de hacerlo, sino porque no puedo dejar de serlo."



Mónika Despradel, editora de "El Ballet Nacional Dominicano. Origen y trayectoria" que recientemente salió a la luz, señaló en el acto de presentación del libro, los aportes valiosos de Irmgard Despradel, de Susana Fortuna, de Eduardo Villanueva y el de Patricia Ascuasiati "que hizo suyo el proyecto" desde el inicio.




El lanzamiento de la obra se celebró con una exquisita pieza de ballet "Vidas pasadas", y un video "El artista y su danza", evocador del diario vivir del danzarín, realizado, para la ocasión, por Patricia Ascuasiati.




Poco antes de este acontecimiento, un domingo, a horas en que la ciudad dormía, Patricia esperaba en el balcón de su casa la visita de otra bailarina. Le traía algo importante y, al bajar del carro, la recién llegada lo protegía del agua. Llovía esa mañana. En poco se saludaron en lo alto de la escalera y la anfitriona admiraba la entrega.




Ambas bailarinas indiferentes a la lluvia que caía fuera, sentadas una junto a la otra, disfrutaban el logro conseguido tras once años de empeño. No hay fotos ni video de ese encuentro entre ellas. La lluvia fue tal vez el único testigo de esos momentos. Sin embargo, algo queda... Cuando Mónika Despradel se alejó en su carro, Patricia Ascuasiati, en su escritorio, de espaldas a las cortinas transparentes del balcón, escribió:



"¡Cómo me gusta asistir a los acontecimientos de la vida sin ideas preconcebidas!


"Siempre con la visión de un aprendiz que nada sabe, abro el documento que pone en mis manos Mónika, quien ha tocado a mi puerta tempranísimo este lluvioso domingo (gracias, hermana, compañera en esta realización desde el 2004, por esta sorpresa); lo abro con la intención, más que de chequearlo, de respirarlo y comprender un poco lo que sentirán los futuros lectores acerca del Ballet Nacional (que es el legado más importante de nuestra generación).


"Paso página por página...


.¡Mary Louise! ella es el Ballet Nacional...

¡Bellísima imagen de la nueva camada! Son niños ?me digo?, ¿alguna vez fuimos tan jóvenes?...

Promisoria página en blanco, donde ira el texto liminar de José Antonio, quien ahora es Ministro de Cultura...

"Las siguientes:

Michelita! Nada menos que la más cimera figura internacional de su generación y las palabras de Johanna (gracias, gracias Johanna, por el amor que le has dedicado a nuestra institución...

Doña Carmen, (grandes ligas) intelectual, política, siempre prestante y precisa la directora entre los directores del BND...

¡Las dos viejas! Madame Corbett y Clara Elena Ramírez, madres del ballet en la República Dominicana...

Miriam con su sombrero (no puede negar lo artista que es)...

Las reseñas de la prensa dedicadas por gente importantísima a la función "debut" en 1981. Al menos dos críticas en cada uno de los cuatro diarios que circulaban en esa época, denotan la importancia que tenía la danza académica en nuestra sociedad...

Ruth "Garrida"! (*)Pequeñita imagen para alguien de tanto significado para los que fuimos pupilos de su "disciplina". (¡Qué va!, nunca pudo asumir ese rol, tenía la madurez de una compañera. Bendita, bendita seas, Ruth, por conservar esa niñez contigo y compartirla con nosotros)...

Juanfi (**), el divo incuestionable, quien trazó en nuestros cuerpos la manera dominicana de bailar el ballet...

"Y así sigo descubriendo frases y fragmentos de mis textos escritos durante los once años que tiene la elaboración de este libro (gracias, gracias por este logro), fotos, recuerdos... ¡Cuántos recuerdos!...

"Definitivamente, nunca podré ser buena coach de este documento. ¿Quién puede encontrarle defectos a un hijo? Patricia Ascuasiati, 2015"

_______________________________________________________________

Notas de R. Alfau A.: Se transcriben los apodos tal cual aparecen en el manuscrito.

(*) Así llamaban a Ruth Garrido. (**) Juan Fidel Mieses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios