www.diariohispaniola.com

Catolicismo

El papa Francisco pidió hoy respuestas globales y acogida ante el drama "del número enorme y cada vez mayor de personas desplazadas a causa de la crisis climática" que "se está convirtiendo rápidamente en una gran emergencia de nuestra época".

En medio de esta pandemia del coronavirus, la palabra de Dios ha sido un faro de luz y esperanza para la humanidad. Tras una pausa de casi tres meses, en República Dominicana se abrieron las puertas de los templos y las iglesias católicas, que hoy oficiarán misas gracias a que los representantes de Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus aceptaron la solicitud que se le hiciera.

Cada 24 de septiembre República Dominicana celebra el Día de la Virgen de las Mercedes, considerada la madre espiritual de miles de feligreses que profesan la fe católica.

El catolicismo perdió 4% en 60 años (1910-1970) al pasar de 98 a 94%, pero la pérdida del 1970 a la fecha es dramática: pasó de 94 a 57%.

La JMJ se prolongará hasta el próximo domingo en Río de Janeiro, con la previsión de que el papa presida los principales actos y misas a partir del próximo jueves, dado que mañana visitará el Santuario Nacional de Aparecida.
  • 1

El papa Francisco denunció hoy que los cristianos están siendo más perseguidos en la actualidad que en los primeros siglos del cristianismo, al celebrar la misa por el Día de los Difuntos en las catacumbas de Santa Priscila en Roma.

El gobernador de La Vega, Bolívar Marte, informó que garantizará la seguridad de los asistentes al Santo Cerro con motivo de las Festividades de Las Mercedes a celebrarse los días viernes 23 y sábado 24 de esta semana.

"Por favor, no dejen que otros sean los protagonistas de los cambios, ustedes son el futuro. No seáis cobardes, no 'balconeen' la vida, no quedaros mirando desde el balcón sin participar, entrad en ella, como hizo Jesús y construir un mundo mejor y más justo", les dijo el papa Bergoglio.

El recorrido en papamóvil por el centro de la ciudad no estaba previsto en la agenda oficial del Pontífice, pero el Vaticano anunció el viernes que el deseo de Francisco era saludar a la población desde su primer día en Río de Janeiro.