www.diariohispaniola.com
Cecilia García.
Ampliar
Cecilia García. (Foto: Cortesía)

Cecilia García: Aliada al tiempo perfecto

“He esperado mucho tiempo para poder hacer este concierto”. Para los artistas como la Gran Cecilia García, encontrar una respuesta óptima a tanta calidad, en un medio tan difícil como el nuestro, se les hace mucho más complicado, pero es justamente la tenacidad y el no dar su brazo a torcer, lo que la ha hecho una ¡grande entre los grandes!.

Cecilia García junto  a su hijo Luis Miguel De Camps, ministro de Trabajo, dieron homenaje póstumo a los amigos que apoyaron su carrera.
Ampliar
Cecilia García junto a su hijo Luis Miguel De Camps, ministro de Trabajo, dieron homenaje póstumo a los amigos que apoyaron su carrera. (Foto: Cortesía)
En varios momentos del concierto, contó con el acompañamiento de los artistas Carolina Rivas, Ana Rivas y Carlos Luis.
Ampliar
En varios momentos del concierto, contó con el acompañamiento de los artistas Carolina Rivas, Ana Rivas y Carlos Luis. (Foto: Cortesía)

Santo Domingo.- Desde hace unos años esperaba con ansias esa ocasión para cantar y disfrutar de un repertorio a su medida, seleccionado a voluntad y en sintonía con gusto musical, que siempre ha sido diferente y si así se quiere considerar: raro, porque como si fuesen hechas a su medida, existen muchas canciones, que aunque no han sido éxitos populares, han permanecido en la memoria melómana, de quienes gustan de la buena música y exquisitas letras !!!

De esta manera, con 54 años en la escena musical y una envidiable forma física, aunada a unas condiciones vocales intactas, una de las mejores intérpretes de nuestro país y la más polifacética de las cantantes dominicanas, subió a escena a la gran sala del Teatro Nacional, con una orquesta de 40 músicos, dirigidos por Gustavo Rodríguez Zorrilla y el maestro Dante Cucurullo, con el complemento de las Hermanas Rivas: Ana y Carolina junto a el tenor Pedro Pablo Reyes y la sorpresa estelar de la noche, la imponente presentación, del más pequeño de los Decamps García: Luis Miguel, actual Ministro de Trabajo, quien recibió uno de los aplausos más resonantes y la primera ovación de pie, de la inolvidable noche que por demás contó en la sala, con la presencia del Presidente Luis Abinader y su esposa, la primera dama Raquel Arbaje.

La artista interpretó varios ritmos como son la balada, el bolero, el jazz, bossa-nova, géneros musicales que tanto ama.

En cada interpretación, la García se crece y así demostró su veteranía, ante un público que llenó la sala a su máxima capacidad y respaldo; esta entrega, cuyos 54 años de espera, le regalaron con efusivos aplausos, la admiración y el afecto que mantienen ante su infinita trayectoria.

Las luces y el sonido, al unísono de una selección de vestuario, con cuatro cambios, diseñados acordes con la elegancia natural, que siempre la ha distinguido, como una de las artistas mejor vestidas del país.

El mago de las escenografías, Fidel López, convirtió la escena en un espacio íntimo, donde la Artista, se desplazaba a voluntad, dejando su impronta absoluta, de buen gusto, estilo y distinción, que además de su talento para el humor y la actuación, la han caracterizado en su trayecto por el pentagrama nacional.

Con Cecilia en todos los tiempos, queda demostrado, que cuando nuestras grandes glorias del arte, reciben el apoyo económico, pueden mostrar que aún todavía les queda mucho para dar, sin la necesidad de tener un éxito pegado en la radio y sin transigir en sus principios, ante las nuevas corrientes musicales, que si bien, son parte necesarias de la evolución, no deben determinar de forma contundente, que el buen arte y la expresión distinta, tenga un espacio cultivado con la excelencia, de una Gran Diva, tal cual ha sido siempre Cecilia Garcia.

Dice la palabra : “Que el tiempo de Dios es perfecto” y es así como aquí se cumple una vez, en la voz de una mujer, que ha caminado, desde los 16 años todos los caminos del arte, recibiendo los premios y galardones otorgados en vida, a la versatilidad distintiva de su estilo y aunque el humor, no la canción la hicieron popular, nunca ha dejado que una cosa esté por encima de la otra, disponiéndose a ser la mejor en todo cuanto ha echo en el escenario, el teatro, el cine y la televisión, faltándole quizás pocas cosas por lograr, en la plenitud de su carrera artística. Gracias a la vida, aún queda mucho para ella, asumiendo cada día el tiempo de vivir y ser como ha querido ser.

En su inmemorial, con su voz, a veces fuerte, otras tierna y hasta quebrada por la emoción, rindió homenaje a su gran amiga y comadre Sonia Silvestre, a su hermana en el arte Luchy Vicioso, a su aliado Freddy Beras Goico, a Anthony Ríos y los últimos en abordar recientemente el tren de la partida infinita: Victor Victor y el Caballo Mayor Jhonny Ventura, para culminar acompañada de Ana y Carolina Rivas, con la voz inmensa de Pedro Pablo Reyes, interpretando el maravilloso himno musical, escrito por el último de los homenajeados de la noche: Rene Del Risco, quien con su “Primavera para el Mundo”, nos legó la esperanza de un futuro mejor, aún sea en la eternidad junto a la luz, que los mantiene siempre en nuestros corazones. El aplauso de pies del público presente, confirmó una vez más, que ha valido la pena amar y vivir las emociones que solo el buen arte nos suele regalar.

“He esperado mucho tiempo para poder hacer este concierto”, dijo la inmensurable Cecilia García.
Ampliar
“He esperado mucho tiempo para poder hacer este concierto”, dijo la inmensurable Cecilia García. (Foto: Cortesía)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios