www.diariohispaniola.com

Desempeño de las políticas públicas de consumo en el 2020

jueves 14 de enero de 2021, 21:53h

Para la Fundación para la Defensa de los Derechos del Consumidor (Fundecom), 2020 fue un año fatídico, en razón de que la pandemia del coronavirus afectó y todavía afecta, al universo y, particularmente, al territorio dominicano. Sin que existan políticas públicas definidas en defensa de los consumidores en los establecimientos públicos ni en los privados, en lo referente a bienes y servicios. 2020 es el año de la orfandad del consumidor dominicano.

Pro Consumidor tuvo un desempeño que puede calificarse de lamentable, no se conoce ningún plan o política pública que se haya puesto en práctica de manera exitosa para asistir a un consumidor sumamente vulnerable por los efectos de la pandemia del coronavirus y los Estados de Emergencia que ello ha implicado. De modo que, en atención primaria ni especializada hubo progreso como tampoco en el suministro de medicamentos. Es ya con el arribo del nuevo gobierno, en el último trimestre del año, que se inicia una política seria de pruebas PCR y una afiliación sistemática de ciudadanos a la Seguridad social dotándoles de seguros de salud, cuyo alcance y bonhomía aún son desconocidos, pero existen ya y eso es un primer paso en el camino correcto.

Fundecom entiende que, el sector de los denominados servicios domiciliarios: energía eléctrica, telefonía, gas licuado, etc., si bien fueron suministrados a la población, ocurrió a precios realmente onerosos y abusivos, pues las más de las veces, se hizo con el propósito de favorecer intereses mercuriales de personas que desde el Estado, incurrieron en abuso de confianza al granjearse contratos leoninos que debieron ser pagados antes de la salida del anterior gobierno. En materia de energía eléctrica, los abusos a los usuarios fueron catastróficos e incluso de total indefensión, pues con el Protecom cerrado, con los tribunales cerrados y con Pro Consumidor inoperante, no hubo manera de que, institucionalmente, se abordara una sola queja. No se conocen medidas para evitar abusos de parte de las telefónicas, de las empresas de cables, etc.

En materia de seguros para accidentes, de vida, de seguridad social, los abusos continuaron por sus fueros. La obligación de pago del usuario de estos servicios no se corresponde con las garantías ofertadas y nadie da garantía de que se cumpla lo prometido.

Para Fundecom la banca comercial e hipotecaria realizaron acciones contrarias a los derechos del consumidor al ofertar servicios precarios pero con alta rentabilidad para ellos, pues disminuyeron costos al tiempo que aumentaron las penurias de sus usuarios, traducidas en largas filas y pocos servicios por oficinas cerradas y personal disminuido, consumiendo tiempo importante de los usuarios en ello; los intereses bancarios continuaron altos y la supuesta gracia de tres meses fue un mecanismo de rentabilidad para los bancos, al constituir, en la práctica, una renegociación onerosa para los consumidores y muy rentable para la banca, así al término de la gracia, el tiempo de los pagos fue ampliado y la cuota mensual a pagar aumentada de forma significativa ante la mirada cómplice tanto del gobierno saliente como del entrante.

Dice Fundecom que el gobierno anterior como el presente, siguen sin trazar una política firme hacia el funcionamiento de un Mercado de Valores eficaz que constituya una alternativa contra el corto plazo del Mercado Financiero. Esta situación perjudica a los consumidores y debería revisarse ya.

Sostiene Fundecom que los supermercados y demás tiendas de abastos, dieron lo mejor de sí, pero en lo referente a las viandas, a los productos agrícolas, hubo una balanza de mercado perjudicial para productores y consumidores que debe ser revisada en beneficio de ambos sectores. Al tiempo que sigue el desorden en lo referente a pesos y medidas como a calidad. Estas nociones tan importantes para el consumidor, no son de fácil comprensión y de ordinario existen también estafas para productores y consumidores, los primeros por ser víctimas de falsificaciones y los segundos por ser defraudados en su derechos al adquirir productos que no poseen la calidad, el peso ni la media, ni los contenidos y composiciones que se dice y por la que pagaron.

Fundecom espera que, en 2021, las buenas prácticas y las políticas públicas en pro de buenas prácticas comerciales y de calidad sean el Norte de los suministros al mercado y de las buenas prácticas en bienes y servicios a ofertar a los consumidores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios