www.diariohispaniola.com

Trabajadores de servicios esenciales en primera línea frente al coronavirus

viernes 13 de marzo de 2020, 17:06h
Aunque el Gobierno haya decretado el cierre de total de la actividad comercial en Italia, miles de trabajadores de supermercados, farmacias, quioscos o gasolineras, servicios esenciales, deben seguir acudiendo a sus puestos, aunque reconocen que es "un riesgo" para su salud.

Roma.- "Yo sí que siento un riesgo, a pesar de las distancias de seguridad y la mascarilla", confiesa a Efe Michele, dueño de un quiosco del barrio de San Giovanni de Roma, y que cuenta que otros 60 compañeros suyos han bajado la persiana por "miedo".

"En Italia la divulgación de noticias es un servicio público, si cerramos todos nos denuncian", continúa, al tiempo que añade que la situación la semana que viene será "drástica" con más cierres.

A pocos pasos de este quiosco se encuentra el mercado del barrio, donde muchos negocios han cerrado, pero los que permanecen abiertos están a rebosar de clientes, la mayoría ancianos que desafían la recomendación de no salir de casa.

En una de las verdulerías, su dueña Tiziana asegura que han vivido un pico de clientes y hay más trabajo de lo normal, pero que aún así cerrará la próxima semana: "¿Para qué iba a arriesgarme? ¿Para ganar más dinero? No compensa".

Otros servicio considerado "indispensable" por el nuevo decreto y que por tanto no puede cerrar es el de las gasolineras. En una de ellas, en la calle Magna Grecia, un empleado contesta rápidamente y sin decir su nombre a Efe: "Obviamente, estamos expuestos, pero tenemos que seguir trabajando".

En las farmacias se ha vivido un repunte de actividad que se ve en los carteles que cuelgan en los escaparates de "mascarillas y gel desinfectante agotados".

Silvia asegura, separada por más de un metro de distancia y ataviada con la obligatoria mascarilla, que "la situación es verdaderamente seria, para las personas es difícil entender que deben permanecer en casa".

Tanto ella como su compañera Cristina, empleadas de la farmacia Magna Grecia, lanzan una advertencia a España: "Antes de llegar al pánico total, invitamos a los colegas españoles a seguir las indicaciones, mejor tener el buey dentro el recinto", lo que se podría traducir como tomar el toro por los cuernos.

Siguiendo esta misma calle permanece abierta una panadería, en la que trabaja Paolo, quien no siente tanta inquietud por el virus porque según él "no hay tantísimo peligro aquí en Roma", pero sí le preocupa el impacto económico que puede tener sobre su negocio.

"Antes podíamos vender pizzas y dulces, ahora lo ha prohibido el Gobierno, pero el pan sigue siendo un alimento de primera necesidad", señala, detrás de una barrera improvisada con botellas de agua para asegurar la distancia de seguridad. Esta misma distancia la mantienen las decenas de clientes que hacen cola a las puertas de los supermercados y tiendas de productos de limpieza e higiene, que también pueden abrir.

En un Carrefour del barrio de San Giovanni, la cola llega a girar la esquina de la calle, con alrededor de 50 personas que solo pueden acceder en grupos de a tres, y de nuevo muchos ancianos y pocos niños. Marino lleva un pequeño estanco cercano, otro negocio abierto ya que aquí no solo se vende tabaco, sino que se pagan facturas, y constata la misma afluencia de clientes que otros días. "La gente respeta las normas, tienen mucha responsabilidad, y si hay algún pícaro que se las salta son los propios clientes quienes le echan", explica.

Considera que sí que hay algún riesgo de contagio al trabajar cara al público, pero han tomado medidas "excepcionales" para evitarlo lo máximo, como adhesivos en el suelo para indicar dónde deben esperar los clientes y un parapeto de cristal que le tapa la cara. Además de estos locales, permanecen abiertas carnicerías, fruterías, tiendas de café, herboristerías, lavanderías o ferreterías, mientras que en la calle también trabajan limpiadoras, repartidores y albañiles.

Las drásticas medidas de cierre de negocios las tomó el Ejecutivo italiano el pasado miércoles, en un país en el que ya hay 12.800 personas con casos positivos de coronavirus y 1.016 fallecidos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola l Un digital a tu alcance

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.