www.diariohispaniola.com
Trifonov y Sergey.
Ampliar
Trifonov y Sergey. (Foto: David Soto)

“Desde Rusia con amor”, un concierto irrepetible de óptima calidad artístico-cultural

martes 10 de marzo de 2020, 11:40h
Quienes tuvimos el privilegio de disfrutar la noche del domingo el concierto “Desde Rusia con amor”, debemos sentirnos orgullosos y satisfechos de haber presenciado un espectáculo irrepetible, de alta calidad interpretativa con la orquesta Mariinsky conducida por el Maestro Valery Gergiev.
Orquesta Mariinsky.
Ampliar
Orquesta Mariinsky. (Foto: David Soto)
Santo Domingo.- Este concierto se enmarca dentro de la Gala de Grandes Intépretes Margarita Copello de Rodríguez y fue posible gracias a los auspicios de la señora Verónica Atkins, la Fundaciòn Sinfonía y la Fundación Amigos del Teatro Nacional.

Una reducida representación de 37 músicos, con una afinación perfecta, que tuvo como invitados de la Orquesta Sinfónica Nacional a Dejan “Chichí” Kulenovic, en el corno inglés, así como a José Luis Ureña, Marlene Mercedes y Marcos Arias Vidal, en la percusión, deleitó a los presentes con un exclusivo programa en base a temas de Claude Debussy, Sergei Rachmaninov, Felix Meldelssohn, Sergei Prokofiev, Ludwg van Beethoven e Igor Stravinsky.

Como solistas destacaron el afamado tenor ruso Sergey Skorokhodov, quien impresionó al público con su impecable interpretación de “Romance del joven gitano”, de la ópera Aleko, y luego con otros dos temas, acompañado por el pianista ruso Daniil Trifonov, considerado por el Times de Londres como “el más asombroso pianista de nuestra época”; también el destacado violinista húngaro Kristóf Baráti, quien brilló con su apasionada ejecución del Concierto en Mi menor para violín y orquesta, de Mendelssohn.

Luego del intermedio, la segunda parte inició con la interpretación de la Sinfonía No.1 en Re mayor, de Prokofiev, a cargo de la Orquesta Mariinsky, para dar paso al inmenso Trifonov, quien demostró su virtuosismo en la interpretación del Concierto No. 1 en Do mayor para piano y orquesta, de Beethoven, excelente joven músico que al decir de la afamada pianista, Martha Argerich, “lo tiene todo y más… ternura y también el elemento demoníaco.” ´

Trífonov reciprocó con un hermoso encoré, el entusiasmo del público que lo ovacionó de pies.

La velada finalizó en forma brillante con la interpretación de la Suite del ballet “El pájaro de fuego”, de Stravinsky, a cargo de la Orquesta Mariinsky, cuyo director Valery Gergiev también decidió reciprocar con un encoré los prolongados y cálidos aplausos de los presentes.
(Fotos: David Soto)

Barati y Valery.
Ampliar
Barati y Valery. (Foto: David Soto)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios