www.diariohispaniola.com
Premisa 5.
Ampliar
Premisa 5. (Foto: Giovanny Cruz)

La Comprobación

Memorización del Texto:
Tanto en teatro como en cine se suele decir que cuando un actor llega al Ensayo de Piso o al Set con el libreto o guion aprendido, la mitad del trabajo actoral está resuelto. Probablemente sea una exageración. No obstante, es cierto que el aprendizaje del texto constituye un decisivo avance en la construcción del personaje y abre grandes posibilidades a la creación.
Numancia.
Ampliar
Numancia. (Foto: Giovanny Cruz)
Si estás preocupado por recordar parlamentos te distraes mucho en ese esfuerzo. Por lo tanto, no puedes concentrar toda tu atención en los otros asuntos del personaje: pronunciación, ritmo escénico, musicalidad de parlamentos, lógica del movimiento, caracterizaciones, líneas del personaje, respuestas a los demás y la aplicación escénica de la psicología y verdades del personaje.

Hay actores que tienen grandes facilidades para memorizar. Otros, en cambio, son terribles. Tanto, que se convierten en dolores de cabeza para los directores. Esto, porque limitan o posponen la aplicación de su Plan Maestro.

Una condición imperativa en un deportista es la fortaleza y agilidad muscular. Un actor tiene que saber comunicar emociones y recordar. Aunque reconozco que la capacidad de memorización es distinta para cada actor, en él la mala memoria es una calamidad que debe ser amainada con trabajo y disciplina.

En una premisa anterior planteaba que todos los actores tienen limitaciones o defectos. Saberlo es muy importante para controlarlos. Si eres de los que tienen dificultades para recordar parlamentos, entonces comienza a tiempo ese proceso y dedícale la atención requerida.

Primer detalle: Es una aberración ensayar de pies con libreto en manos. ¡Nunca! Hay demasiado trabajo y coordinación en los Ensayos de Piso para hacer algo como eso. En los Ensayos de Piso, eso sí, terminas de fijar el texto en el cerebro y ejecutas la memoria corporal para el movimiento.

Muchas personas se asombran por la capacidad de recordar movimientos y letras que tiene el actor. Hacerlo es sólo técnica y trabajo. La parte más sencilla de la actuación. El teatro es el arte de la repetición. Se repite tanto en los meses de ensayos, que acciones, parlamentos y emociones se fijan en tu cerebro casi automáticamente; siempre y cuando exista un trabajo correcto en la etapa de la memorización.

Segundo detalle: Luego de terminar el estudio inicial del personaje en los Ensayos de Mesa, es momento de introducirle intenciones, modulación y entonaciones. Cuando concluyas esas primeras comprobaciones frente al director, llegarán los Ensayos de Piso; a los cuales debes llegar con el texto aprendido. Desde luego que el director irá especificando escenas para este nuevo tipo de ensayo. Al comienzo tendrás imágenes de las páginas del libreto en tu cerebro. Síntoma del texto completamente aprendido, es cuando desaparecen dichas imágenes.

Para memorizar parlamentos hay diferentes trucos. He aquí uno de ellos:

Apréndete la primera línea. Repítela hasta que la domines. Luego debes hacer lo mismo con la segunda. Para que no olvides la primera, recógela y repítela con la segunda. Memoriza la tercera. Recoge las dos primeras y repítelas con la tercera. Mismo asunto con todas las demás. Si intentas aprender bloques completos, será tortuoso e inseguro el proceso. Durante el trabajo de memorización en casa, conviene repetir a veces los parlamentos a gran velocidad. Igual, con y sin las intenciones verdaderas. Esto procura la mecanización de la memoria. También eso, en varios encuentros, debe pedir el director en sus Ensayos de Piso.

La Comprobación:
Vencida la memorización de los parlamentos debes iniciar las comprobaciones. Las primeras serán las Condiciones Dadas que han sobrevivido al Ensayo de Mesa. Luego vendrán las Acciones. Éstas tienen que ser Lógicas, Coherentes y Reales.

Tercer detalle: En escenario tienes que ganarte el derecho hasta de sentarte en una silla. Es decir, debes justificar cualquier Acción que realices. Por esto recomiendo que el movimiento sea producto de las comprobaciones y no de una actitud coreográfica del director.

Las comprobaciones deben continuar con el acoplamiento en escena de las verdades emanadas de las Cinco Preguntas del Personaje.

Cuarto detalle: Recuerda que las respuestas a las Cinco Preguntas deben ser casi como códigos. En esta etapa de tu trabajo no te será posible recordarlas constantemente. No. Deben estar en tu cerebro, pero funcionando como un mecanismo interior, como una voz que se siente; pero que no tiene sonidos.

Aquí comprobarás también las intenciones, la relación con otros personajes, la pronunciación, caracterizaciones y conflictos. Varios asuntos pre establecidos desaparecerán en el trayecto.

Dado que ya comenzarán a aflorar las emociones, estoy obligado a hablarte enseguida sobre el Ritmo Escénico, Musicalidad del Texto y sobre Pausas y Silencios. Sin embargo, tendré que dejar estos aspectos para la próxima entrega. Quisiera hacerlo ahora, pero alguien está cerrándome el…

¡Telón!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.