www.diariohispaniola.com
Miles de velas fueron encendidas este miércoles al atardecer en las inmediaciones del estadio Nacional, en Santiago, en recuerdo a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet que fueron detenidas, torturadas y desaparecidas en el interior del que fue el mayor campo de concentración del país.
Ampliar
Miles de velas fueron encendidas este miércoles al atardecer en las inmediaciones del estadio Nacional, en Santiago, en recuerdo a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet que fueron detenidas, torturadas y desaparecidas en el interior del que fue el mayor campo de concentración del país. (Foto: EFE)

Miles de velas iluminan la memoria de las víctimas de la dictadura chilena

Miles de velas fueron encendidas este miércoles al atardecer en las inmediaciones del estadio Nacional, en Santiago, en recuerdo a las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet que fueron detenidas, torturadas y desaparecidas en el interior del que fue el mayor campo de concentración del país.
Santiago de Chile.- Con la luz del atardecer santiaguino reflejada en la cordillera de Los Andes, miles de personas accedieron al estadio a través de una puerta que se abre una vez al año, la que lleva directamente hasta la grada de la memoria.

Un lugar que todavía conserva los bancos de madera que alojaban desde el 11 de septiembre de 1973, el día que las fuerzas armadas se sublevaron contra el Gobierno de Salvador Allende y bombardearon el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, a los primeros detenidos de la dictadura.

Hoy sin embargo, estuvo lleno de familias, amigos e incluso algunos de los detenidos que hace 46 años estuvieron allí como disidentes del régimen de Pinochet.

La memoria de los miles de detenidos en el estadio Nacional fue homenajeada con claveles rojos que colgaron en la valla oxidada que desde entonces custodia esa gradería, dominada por la frase "Un pueblo sin memoria sin memoria es un pueblo sin futuro".

Una situación que se vivió en silencio y de forma muy solemne y que como cada año acabó con el encendido de miles de velas en la fachada del estadio junto a las fotografías de los detenidos, desaparecidos y torturados.

La misma situación que vivió Óscar Julio, de 65 años, quien fue detenido el día después del golpe de Estado y llevado como detenido al estadio Nacional.

"Cuando nos trajeron aquí fuimos golpeados durante el trayecto. Nos trajeron en buses y fuimos golpeados cuando ingresamos al estadio", explicó a Efe Julio.

"Cuando ingresamos en el estadio había militares que tenían un "callejón oscuro", dos filas y uno pasaba por el centro y nos pegaban culatazos para que camináramos corriendo", agregó.

De ahí el recorrido de memoria llevaba a los miles de visitantes hacia la zona de camerines o vestuarios, convertidos desde el 11 de septiembre de 1973 en celdas para cientos de detenidos.

Julio estuvo arrestado allí por dos días en el número 14, junto a unas 130 personas, que hacían lo que podían por sobrevivir en el lugar.

"En el camerín, como éramos 130 personas y el camerín es chico, estábamos todos hacinados. Para poder dormir algunos compañeros dormían encima de las bancas, que tenían dos pisos, y muchos dormían en el segundo piso, los más chiquitos y flaquitos y los demás nos acomodábamos unos arriba y otros abajo porque nos caíamos todos", dijo.

Mientras la gente entraba y salía del camerín número 3 un guía explicaba las situaciones que vivían los detenidos, que se tenían que atar a las baldas con sus cinturones par ano caer, para posteriormente invitar a los visitantes a salir a la calle de nuevo a participar del velatón.

La fachada del estadio se iluminó con cientos de velas, pero en la calle, al otro lado del muro divisorio, la cera derretida inundaba las vallas acompañadas de fotografías de los que sufrieron los tormentos de la dictadura de Pinochet (1973-1990).

Durante el régimen militar, unas 3.200 personas murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 40.000 fueron encarcelados y torturados por causas políticas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.