www.diariohispaniola.com

De salsa y patrimonio inmaterial. Aclarando

jueves 11 de julio de 2019, 15:09h
Conga Cubana.
Ampliar
Conga Cubana. (Foto: Fuente externa)
Muchas veces potencializamos la especulación, y le atribuimos más derechos de los merecidos, todo por alimentar egos, o quizás por esconder complejos. Lo cierto es que no es sano crear juicios sin más indagación que el “boca a boca”.
En días pasados, una desafortunada y apresurada publicación de un diario dominicano , desató comentarios que el morbo fue distorsionando en el camino. La misma daba cuenta de que desde la República Dominicana se pretende postular a la salsa para incluirla en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, lo que a mi entender debió suceder hace tiempo.

No obstante, expuse una advertencia, dado el ímpetu deportivo y farandulero que, a mi entender, tiene la mencionada nota. En ese sentido, por la vía institucional correspondiente, manifesté que no se puede presentar un expediente para esos fines, sin contar con una consulta y el acompañamiento de países como Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Panamá y Perú, entre otros.

Aparentemente mis sugerencias fueron tomadas en cuenta; sin embargo, el verdadero motivo de estas líneas es para aclarar rumores que castran el propósito. El asunto es que ha corrido la falsa noticia, absurda por demás, de pretender declarar la salsa como Patrimonio de la República Dominicana, lo que dista de la verdadera intención.

Empecemos por decir que la salsa como expresión nace en la ciudad de Nueva York, a partir de una cohesión que involucra géneros musicales cubanos, y que fue adaptando géneros de Puerto Rico, así como elementos del jazz, el rock, la música soul, además de otros toques y melodías del Caribe y América Latina. A eso contribuyen procesos paralelos que se dan en diferentes países latinoamericanos. Con el tiempo se convirtió en expresión maleable que fue adquiriendo forma de acuerdo a las plazas que la iban acogiendo.

Todo lo expresado nos debe llevar a entender la salsa como un producto transnacional, y por ende la República Dominicana, así como otros países o ciudades donde la salsa tiene historia que contar, pueden hacer la postulación, siempre y cuando, repito, cuente con la debida consulta y el acompañamiento.

Esto apunta a tener cabeza fría para acoger la iniciativa de la embajada dominicana ante la UNESCO, quien ha manifestado que su intención siempre ha sido proponer un trabajo en conjunto donde cada país haga su inventario. También apunta- y al que le sirva el sombrero que se lo ponga- a no engordar informaciones falsas, que lo único que hacen es matar el proceso.

Finalmente tomemos en cuenta que se trata de una acción diplomática, y como tal, se utilizarán canales diplomáticos, donde el contacto gubernamental de cada país será vital, que a su vez deberá buscar la vía que idónea. Así que, el que piensa que por tener 10 libros escritos, 2 mil vinilos en su colección, o 20 años con un programa de radio, se le debe consultar, que baje de su Olimpo y busque la manera de contribuir. Sólo así gana la salsa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.