www.diariohispaniola.com

Mentiras, desinformación y acciones encubiertas…

domingo 13 de mayo de 2018, 13:27h
“El cerebro del hombre necesita creer en algo, y se traga todas las mentiras cuando no encuentra verdades en las que creer” Mariano José de Larra
Suelen decir en Chatham House que las mentiras hiperbólicas y contradictorias en el arte de la guerra híbrida son la respuesta más acertada y -además- exactamente las elegidas por el Pentágono y sus aliados para responder a la estrategia desplegada por los terroristas musulmanes; no solo en el gran vodevil que han desplegado durante décadas en la Franja de Gaza sino en todas las dictaduras islamistas que encontraron un auténtico filón en la farsa al observar que las democracias liberales estaban en manos de tarados intelectuales que ni siquiera sabían dirimir los límites o las fronteras de lo políticamente correcto...

Eso, naturalmente, ha dado pie a que, durante cientos de años, los servicios de inteligencia de un Estado, que se precie de serlo, intervenga de forma subrepticia en los asuntos ajenos como las tecnologías militares de última generación, las armas modernas de vanguardia y los medios de poder de los competidores o enemigos… Fue el MI6 británico el primero que dio la alarma sobre el gran “teatro de la mentira” mediático utilizado por auténticos asesinos islámicos, no solo en Eretz Yisrael o en los fantasiosos montajes del “Palywood mahometano de Gaza”, sino en todo el Middle East, porque los beneficios políticos y económicos eran tan multimillonarios en dólares que -como decían en Vauxhall Cross: “estamos alimentando a un monstruo peligroso y mortífero no solo en Oriente medio, sino en Europa y en todo el mundo”.

¿Y por qué en todo el mundo? Pues -según los psicólogos de masas- de Capitol Hill y de las mejores universidades de este planeta, porque toda la chusma miserable del continente americano que odia a la superpotencia estadounidense, desplegará su odio, su desprecio y su desinformación como lo hacen los parias en la misma Venezuela de Nicolás maduro. Estos rebaños de desesperados necesitan adorar a sus gobernantes que son el mayor cartel de cocaína del mundo, unos ladrones que han esquilmado el tesoro venezolano; unos peligrosos asesinos perfectamente acompañados en el Gobierno por libaneses, persas y toda una ralea musulmana que medra donde hay dinero con fanfarria revolucionaria… La CIA los tiene a todos en el punto de mira.

Esa mugre extremista que ya ha propagado la Yihad en Latinoamérica, es muy peligrosa, porque al igual que en Europa, están desplegando su antijudaísmo más medieval, gentuza de la peor especie que ha promovido y extendido su odio y su propaganda de guerra desde Caracas a la Tierra del Fuego… Mentiras y desinformación...

¿Y como es posible que no hayan tumbado todavía a ese repugnante payaso de Miraflores?-se preguntan las democracias europeas… La respuesta la da el carácter impersonal del gran rebaño bolivariano; una masa de incultos, analfabetos, toxicómanos, y un mayoritario lumpen que se encuentra “protegido” e “invisible” en las grandes urbanizaciones y que se vende a las mafias del poder por un bocadillo de tocino, por un teléfono móvil, o por un ciclomotor…

Todo eso está “calcado” de los palestinos de Gaza -aseguran fuentes del Mossad- los terroristas del Hamas y la Yihad, controlan a sus moteros de la guerra santa con regalos por cada una de las acciones terroristas. Los jóvenes fanatizados se venden por cazadoras y vaqueros (curiosamente con distintivos americanos) y asesinan por una moto china… La hedonista y decadente Europa financia de forma aberrante estos crímenes -aseguran en Jerusalem: “Deseamos creer que estos estúpidos políticos europeos, no saben lo que hacen”...

La idea de política de control social en Caracas fue desarrollada por libaneses y sirios en el Gobierno de Miraflores… Los Muslim Brotherhood de todo el Oriente Medio, saben mucho de cómo manipular y controlar naciones islámicas con unos fanatizados religiosos que proceden de las capas menesterosas y andrajosas que son gran mayoría en las tierras del Islam. La mentira y la desinformación en las teocracias musulmanas han sido siempre armas de guerra desde Hasan al-Banna… Lo de siempre: control de masas mahometanas y mentiras políticas.

Cualquier desgraciado venezolano mata por ese “tesoro” de miseria (un ciclomotor del estado) parapetado, oculto o difuminado entre la turba enfurecida y violenta… La clase media latinoamericana ni siquiera ha aprendido en doscientos años que el truco de echarle la culpa al imperio o al capitalismo mundial es el mismo en todas las naciones donde los corruptos y ladrones se han instalado en el poder. Si no señalan también a los judíos como culpables de su infortunio, es porque los hijos de perra irían a la cárcel y podrían ser extraditados por los jueces de cualquier democracia. La letanía de un puto camionero dirigiendo el país hacia el estercolero de la historia, da vergüenza ajena. Rebuzno bolivariano como instrumento de dominio...

Si el lector le echa una mirada “geopolítica” a México, más de lo mismo… El crimen organizado manda y ordena en la tierra de Pancho Villa mientras los empleados del Gobierno mexicano obedecen a los carteles de la droga. El “México lindo” solo existe para el turismo. En la cúspide de la manipulación mercantil, ni siquiera pueden ocultar centenares de violaciones de turistas… La desinformación sobre violencia sexual sugiere que estos asuntos se traten desde el punto de vista economicista… Sin comentarios.

Parece como si el gobierno mexicano y el crimen organizado fuese la misma cosa… La corrupción es generalizada en todo el país y la que podría ser una de las democracias más ricas de Norteamérica, se pudre poco a poco, y apesta entre el soborno, los secuestros y el crimen. No hay nación en este mundo en la que asesinen a más mujeres que en México; y a los periodistas los matan por centenares todos los años… y no existe país en el globo terrestre donde se encuentren más fosa comunes y enterramientos clandestinos donde yacen millones de desaparecidos… ¡Ah! Y también la culpa de todo la tiene Donald Trump… como en Puerto Rico… El jefe del imperio… El arte de la mentira en México DF no tiene límites.

Créanme… el único que no robó y que siempre creyó que estaba cambiando el mundo para bien, fue Salvador Allende y lo mataron a las primeras de cambio. El gran Salvador Allende fue demasiado ingenuo porque la Dirección de Inteligencia Cubana (DI) fue la que movió los hilos para que lo fueran dejando solo poco a poco y para que los militares chilenos lo ultimaran… Algún día la CIA desclasificará que los Castro Brother también entregaron al Che Guevara a los matarifes bolivianos y así poderse lavar las manos para esclavizar durante 50 años a la perla del Caribe...

Dice un amigo mío de la Inteligencia Militar española que los libros se escribieron para todos y que la sociología moderna explica la servidumbre del lumpen; pero -sobre todo- la psicología de masas, desde Elías Canetti hasta hoy, lo explica bien claro:

“Los ignorantes advenedizos, los incultos en su vejez tardía, y los que compran títulos universitarios de saldo para intentar cambiar de vida, son gente ridícula, se les nota, y
no pueden recomponer su existencia porque ya están muertos”… “intelectualmente vacíos”… No paraba de repetirlo toda la Generación del 98… Y es que cuando el cerebro está muerto, no hay titulilllo de mierda que lo resucite. Ellos acuñaron que la chusma no solo es el lumpen, los desgraciados, los menesterosos, los andrajosos o los mendigos; sino la ralea periodística con títulos de la periferia que se sienten arropados en la opinión dominante… Si el periodismo se hunde es porque ellos también engrosan el rebaño. La gloriosa generación sabía mucho de las capacidades maravillosas de la mentira “super-revolucionaria” para poder gobernar…

La guerra encubierta contra los persas es una obra maestra de la inteligencia militar estadounidense.

El caso espectacular de espionaje que ha dado la vuelta mundo esta semana es el robo o -mejor dicho- la “adquisición” por parte del Mossad, de forma oculta, escondida y con un riesgo indiscutible de muerte, de casi una tonelada de archivos secretos sobre el programa nuclear iraní y de misiles de crucero para destruir al Estado judío… Debe entender el lector que las acciones encubiertas no se declaran y el “yo no he sido” o “a mí que me cuenta”, están a la orden del día, y los británicos fueron los primeros del mundo en dar cierto rigor “académico” al hecho de negar intromisión, plausiblemente en los asuntos ajenos…

Y el caso es que las mentiras continuas del moro persa llegan a su “cenit” cuando gracias a los servicios de inteligencia de Jerusalem, Occidente descubre documentos, fotos, grabaciones DVD, discos de memoria de todo tipo, no solo del programa nuclear que nunca se detuvo sino todo tipo de información con mapas, películas y fotografías de cómo aniquilar a Israel mientras una lluvia de misiles atacaría todas las bases americanas y la de sus aliados en todo el tablero de guerra del Medio Oriente… Hay que ser condescendiente… No es que sea fake news, es la diarreica forma de discurrir de un imbécil fanatizado por la religión. Los enloquecidos ayatolas no dan para más...

Hay que reconocer que el mediocre “imperio” persa tiene derecho a guardar sus secretos, como todo el mundo; ocultaciones y mentiras que le permitirán conquistar todo el tablero de guerra y extender el Islam chií por todo el planeta, según sus fanáticos clérigos… Amenazar al Gran Satán con matar a miles de soldados americanos, y al Pequeño Satán con destruir Tel Aviv y lanzar misiles contra la central nuclear de Dimona… Sueñan con un Apocalipsis en el que solo sobreviven los chiítas… Solo un suicida persa puede pensar así… Por otra parte, hay que ser tonto del culo para dejar que te roben una tonelada de documentos secretos...

Ahora han firmado su sentencia de muerte. Kim Jong un, ha sido más listo que la madre que lo parió…

El expreso de Teherán no es metáfora y Facebook ya parece una congregación de predicadores evangelistas...

Estamos hablando de algo muy serio porque con esta vorágine de informaciones contradictorias desplegadas por las agencias de espionaje de Occidente, están toreando a los mullah de Teherán y a los perturbados por la guerra santa de la Guardia Revolucionaria Iraní… Están volviendo locos a los persas; los engañan como a los chinos y los curas de Teherán cada vez se ponen más violentos… Esto va a explotar por el sitio menos pensado.

Mientras tanto, la Europa decadente se quiebra los cascos pensando qué carajo es la islamofobia o cualquier otra fobia, o el antisemitismo, o el odio criminal hacia los judíos, o cómo identificar los “racismos” varios; mientras se flagela todos los días como los directivos de Facebook tratando de acabar con la libre expresión de las ideas en las democracias occidentales; y solo consiguen el dolor de cabeza y el desprecio ajeno, no solo de la gente culta e inteligente, o de los intelectuales y académicos, sino de todos los demócratas de este mundo que ya empiezan a “escupir” sobre su absurda, decadente, sospechosa y ridícula red social...

Curiosamente, esta gentuza contratada por el multimillonario Mark Zuckerberg hace un flaco favor a la empresa actuando como “censores” por cuenta propia y fuertemente presionados -supongo- por las amenazas y demandas judiciales que “acribillan” en todo el planeta al imperio creado por el gran emprendedor, Zuckerberg, y que mercachifles de medio pelo la están situando en el descrédito y en la seria posibilidad de que los competidores dañen seriamente sus beneficios. Quizás a esta nueva plebe del “santo oficio” de bloquear cuentas en una sociedad liberal, le cuesta trabajo entender que lo “políticamente correcto” es lo que desde la filosofía política es estrictamente respetuoso con la verdad, y está perfectamente explicado. Es así de sencillo.

Las mentiras y la desinformación de Facebook, por lo visto, no tienen culpable...

La gente común en Estados Unidos, incluyendo a lo más estrafalario del establishment, lo hace mucho mejor que Facebook y lo simplifica describiendo al que mata en nombre de Allah como asesino islámico; al que mata negros, blancos, amarillos o verdes porque odia esos colores y perdona a los pieles rojas, lo llama asesino racista. Si los terroristas son muchos y matan civiles para mayor gloria de Buda, el más grande Buda Gautama y el santo Sakiamuni más misericordioso de todos los ascetas, los llamarían asesinos del budismo extremista… Y al que mata y coloca una carta de la baraja en el culo del asesinado, lo llama el asesino del naipe.

Sucumbir a las presiones de la chusma misógina, homófoba y yihadista musulmana, es una forma incomprensible de dar alas al crimen y a la propaganda de guerra cuando implica a una religión monoteísta, en crisis reconocida de fanatismo y violencia extrema, en todo el planeta. Es conceder espacio a la más vil manipulación mediática orquestada por asesinos mahometanos de la peor calaña, que afecta en grado criminal, a los judíos, al pueblo árabe y a las democracias occidentales. Solo ejecutivos de tan escasa formación y tan ignorantes como los de Facebook pueden tener este abusivo comportamiento; la censura en manos de idiotas irrecuperables que son multimillonarios; una suerte de control lingüístico policial propia de gentuza peligrosa demasiado bien pagada, para unos empleados ignorantes que no se merecen ni el pan que comen…

Pero lo realmente ridículo es que haya una guerra mundial contra el terrorismo islámico, y que en el siglo XXI unos asesinos mahometanos estén orquestando como los nazis otro holocausto; que haya asesinatos de ancianos judíos en la Unión Europea, ejecutados por fanáticos asesinos islámicos y que Facebook, la empresa de un judío, no sea capaz de bloquear las cuentas de la basura humana que aplaude la defenestración de ancianos judíos en París. ¿Qué pasa? ¿Se han convertido en la “santa inquisición divina” que intenta dictar cómo tenemos que expresarnos?… ¿Por qué no empieza por su directiva, señor Zuckerberg? Espero, con devoción, que el gran rabino de Jerusalem los mande a todos al carajo... en el mejor y más poético de los sentidos.

Quizás, estos ejecutivos “estelares”, cortitos de entendimiento, obsesionados con los ingresos descomunales y los beneficios de ensueño que proporcionan sus actividades millonarias, necesiten un “toque serio” por parte de la Comunidad de Inteligencia Estadounidense para que sigan un cursillo de educación sobre el terrorismo, sus crímenes y sus actividades ilícitas. La idiotización del ejecutivo agresivo coloca a todo el staff de un imperio económico como ejemplo de lo que son: seres imbuidos por la soberbia en un sistema establecido para el control y el dominio, gentuza incapaz de concebir alternativas educacionales a los criterios de una sociedad libre y democrática que Capitol Hill les propone.

La guerra parece ser una costumbre humana de milenios… Y en el humo de la batalla tragamos de un sorbo la mentira que nos adula y piropea. El señor Zuckerberg debería despedir a esos directivos que viven en la inopia como territorio de la ignorancia, porque se les nota demasiado que beben, gota a gota y con mucho asco, la verdad que los amarga. A ver cuando diablos se enteran porque lo ha repetido Vladímir Putin hasta la saciedad: el terrorismo musulmán pretende un holocausto judío como los nazis del Tercer Reich...

La mentira, la desinformación y las acciones encubiertas son la carpa llena de agujeros con las que se cubren los mentirosos en las narices de los ejecutivos de pacotilla que controlan las redes sociales. Estos imperios económicos del siglo XXI no deberían olvidar que la verdad triunfa por sí misma incluso en Oriente Medio… Solo los mentirosos necesitan cómplices.

Afortunadamente, Estados Unidos ha vuelto para poner orden.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.