www.diariohispaniola.com
Creaciones de la colección masculina del diseñador francés Olivier Rousteing en foto de archivo.
Ampliar
Creaciones de la colección masculina del diseñador francés Olivier Rousteing en foto de archivo. (Foto: EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON)

El ABC de la moda masculina, de Luis XIV a Timothée Chalamet

Por Agencia EFE
lunes 10 de enero de 2022, 10:22h

La moda masculina ha experimentado una evolución digna de análisis. Ahora, en un momento en el que la expresión de género trasciende las pasarelas, "The Men’s Fashion Book" recopila de la A a la Z las figuras clave del mundo de la moda para el hombre durante los últimos 200 años.

Madrid.- El libro reúne a 126 diseñadores, 96 marcas, 35 fotógrafos, 20 diseñadores de calzado, 18 diseñadores de accesorios, 21 sastres, 15 publicaciones, 13 modelos, 13 estilistas y 7 ilustradores, además de directores de arte, escritores, editores, sombrereros y diseñadores textiles.

"The Men´s Fashion Book" (Ed. Phaidon) recopila en una generosa lista a personas que han inspirado estilos, no solo conocidos diseñadores, sino también representantes de todos los ámbitos sociales desde el músico David Bowie al futbolista David Beckham, Leonardo DiCaprio o el jovencísimo Timothée Chalamet.

Imágenes memorables, significativas de sus protagonistas y de la evolución de la moda masculina, que Jacob Gallagher, director de la revista de "Off Duty" del diario "The Wall Street Journal", prologa y define como "un trozo de barro eterno" que todo el mundo contribuye a modelar.

Leyendas como Paul Smith o Giorgo Armani, o grandes innovadores de hoy como Ozwald Boateng, Alessandro Michele o Kim Jones, además de marcas rompedoras como Bode, Sacai y Supreme, contribuyen a construir una imagen de hombre nueva, diferente y también atemporal.

El libro es un relato de fácil consulta donde se descubren nombres que han contribuido a la historia de la moda, como Dapper Dan o Manuel Cuevas, el sastre responsable del característico uniforme negro de Johnny Cash, los modelos más actuales sobre las pasarelas y los "influencers" a los que conviene seguir.

Pero no hay que olvidar que ha habido "influencers" en todas las épocas. En el s. XVII, Luis XIV hizo de Francia el epicentro del glamour y el exceso. Fue él quien popularizó los tacones rojos para los caballeros -que ha rescatado en sus 'looks' Palomo Spain, aunque no en el mismo color-. Su gusto por el lujo en el vestir no decayó con el paso de los años, como demuestra el cuadro que le pintó Hyacinthe Rigaud, colgado en el Louvre.

Pocos saben que Napoleón ya utilizaba el comercio de proximidad y exigió que todo el que formara parte de su corte luciera prendas confeccionadas con tejidos franceses, fueron también sus guerras (1803-1815) las que popularizaron los uniformes militares.

Nada menos que en 1890 Thomas Burberry vendió su primera gabardina y fue él el que inventó el "trench" durante la Primera Guerra Mundial. Entre las curiosidades que reseña el libro, recuerda que el cineasta Cecil Beaton comenzó a trabajar en la revista Vogue americana como dibujante antes de dedicarse a la fotografía de moda para este magazine, además de para "Harper's Bazaar" y "Vanity Fair".

La bomber, una prenda tan actual, se popularizó en 1955 gracias a James Dean ya que formaba parte de su vestuario en la película "Rebelde sin causa", en la que su imagen adolescente, enfundado en unos vaqueros con camiseta blanca, sigue causando suspiros.

Idénticos a los que genera el actor francés Timothée Chalamet ("Dune", "Mujercitas"), todo un icono de moda sobre las alfombras rojas, donde no duda en presentarse con prendas y combinaciones muy singulares. En la última Gala MET 2021, de la que era anfitrión, lució un trackxedo (chándal + esmoquin) de Haider Ackermann en blanco, que combinó con unas zapatillas deportivas Convers.

La historia y el presente de grandes nombres de la moda masculina como Dsquared2, Tom Ford, el recientemente fallecido Virgil Abloh, Jean-Michel Basquiat o Stephen Jones forman parte de las páginas de "The Men´s Fashion Book".

En él, Gallagher concluye en su prólogo que durante años la moda masculina ha tenido como guías a mentes creativas de occidente o familias con pedigrí y señala que sería "bienvenido un cambio procedente de algún lugar inesperado que actúe como revulsivo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios