www.diariohispaniola.com
Fe.
Ampliar
Fe. (Foto: Fuente externa)

Llamados a ser optimistas

Por Milton Tejada C.
domingo 09 de enero de 2022, 21:50h
Si eres cristiano y eres pesimista, algo anda mal en tu fe
Al acercarse el inicio de este nuevo año, quiero hacer un retrato rápido y común del año que termina:

• El 2021 fue un año terrible para todos: aislamiento, desempleo, muertes de seres queridos, enfermedad, dificultades de todo tipo, pero nos hicimos más fuertes y nuestros corazones se acercaron más…
• Hubo dolor, angustia, incertidumbre, nos enojamos, y hasta nos asustamos… pero crecimos.
• Aprendimos epidemiología, tecnología, virología. Supimos de anticuerpos, curvas, antígenos y PCR, también de Meet, Team, Instagram, Live y Zoom.
• Pareciera que somos sobrevivientes de un tiempo que nos estalló en la cara. Ya nada será normal como antes, inauguramos una nueva normalidad.
• Ahora sabemos lo que significa abrir los ojos cada mañana, tenemos más conciencia sobre el valor del tiempo.
• El 2021 no fue un año perdido…porque ahora reconocemos más que nunca el valor de la vida.

Y hoy, que cerramos ese año, quiero hacerles un llamado al optimismo.

En Mateo 14:13-21 se nos presenta el episodio de la multiplicación de los panes y los peces. Jesús alimenta una multitud con los escasos recursos de los que disponían la gente (un muchacho): cinco panes y dos peces…

Los discípulos eran especialistas en explicar la realidad, en entender las circunstancias:
• Estamos en un lugar apartado
• Tienen hambre
• Solo hay cinco panes y dos pescados
• Eso no alcanza, pensarían…

Sin embargo, Jesús les enseñó que ser cristiano es ser optimista.

No es posible ser cristiano y ser pesimista. Si eres pesimista, algo anda mal con tu fe, con tu confianza en Dios. Si eres pesimista está muy pendiente de los recursos que tienes y no tanto del Poder de Dios.

Nuestro optimismo es consecuencia de nuestra fe, no de nuestras circunstancias.

Es consecuencia de saber que el Señor ha dispuesto todo para nuestro bien mayor.

Jesús sabe sacar frutos incluso de nuestros aparentes fracasos, y nos pide involucrarnos con todos los medios humanos que El ha puesto a nuestra disposición (los 5 panes y 2 peces).

Los cristianos somos optimistas y realistas, pero somos sobrenaturalmente realistas, lo que significa es que en toda circunstancia contamos con la gracia del Señor, con la gracia de Dios.

Es decir, el optimismo cristiano es consecuencia de la fe.

Nuestro optimismo no se fundamenta en la ausencia de dificultades, de resistencias y de errores personales, sino en Dios, que nos dice: “Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo…”.

Con Él lo podemos todo; vencemos… incluso cuando aparentemente fracasamos.

Los discípulos sabían de aritmética, contaron con toda exactitud los panes y los peces disponibles…, pero se olvidaron del elemento más importante, de la presencia de Dios en Jesús que, con su poder, estaba a su lado. Su matemática les decía: 2+2 = 4.

Pero…

Cuando tienes a Jesús a tu lado, la situación cambia radicalmente.

2+2+Dios….Esa es nuestra ecuación.

No es 2+2 = 4, sino 2+2+Dios… así es que triunfamos.

Nuestros recursos y el Poder de Dios.

Los cristianos somos optimistas significa que caminamos con los pies en la tierra y la cabeza en el cielo. No es un optimismo dulzón… es la confianza en la victoria con el Poder de Dios, sobre toda circunstancia.

• ¿Por qué el desaliento? Porque olvidas que Dios es tu Padre y que Jesús es tu Señor y tu Salvador.
• ¿Por qué la incertidumbre? Porque olvidas que Dios es tu Padre y que Jesús es tu Señor y tu Salvador.
• ¿Por qué el miedo, el temor? Porque olvidas que Dios es tu Padre y que Jesús es tu Señor y tu Salvador.

En el 2022 dispongámonos a ser optimistas y comprometidos con la vida y el amor.

• Corramos a perdonar a los que nos hirieron y pidamos perdón a quienes hemos herido.
• Corramos a aceptar el perdón de Dios.
• Corramos a decirle a quienes amamos que los amamos

Y demos gracias a Dios por el regalo de su Hijo, Jesús, por el perdón, por el amor… porque nos ha dado tanto sin merecerlo.

Y porque siempre está con nosotros, hasta el fin del mundo y con más razón, hasta el fin del 2022, y por eso, somos optimistas.

Demos gracias por el 2021 y recibamos el 2022 con confianza, con fe, con esperanza, con optimismo, con responsabilidad.

Quiero pedirles que oren conmigo, repitiendo estas palabras:

Señor Jesús,
Vivimos circunstancias difíciles
Pero no confiamos en nuestro poder
Confiamos en tu presencia
En tu poder en medio de nosotros
Y porque confiamos en Ti somos optimistas
Gracias, por tu amor, gracias por todo, Señor Jesús.

Amén.

¡Dios les bendiga!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios